Los quince años de Sofía promovieron divertido festejo

Días pasados los esposos Acacio Ximeno y María del Rosario Galbarini ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Sofía al cumplir quince años.
Hasta el salón de fiestas llegó con su hermano Cristian, vistió modelo de baile de color natural, corsage solero revestido de gasa drapaedo en diagonal intercalado con guías de cristalitos, la amplia falda de tafetas revestido de gasa con recogido lateral por medio de una flor, en sus largos cabellos lució brochecitos strass.
Fue recibida por sus padres, la abuela María Rosa Martínez y la madrina Susana Viera, luego fue visitando cada una de las mesas donde estaban sus amistades.
El local lució una destacada decoración, desde el parque hasta el recibidor  se extendió un sendero rojo delineado con soportes altos sosteniendo bouquet de flores blancas y cascada de fino follaje. En la terraza estaba la gigantografía y el arcón donde se iban depositando los obsequios, del lado contrario sobre caballete de pintor se ubicó otra foto de la jovencita y en una mesa baja con el álbum destinado a recoger las firmas y mensajes de cuantos le acompañaron en su noche de fiesta, completaba la decoración soporte alto con importante arreglo floral blanco y anaranjado sobre transparencia de verdor.
En el salón se multiplicaban las arañas colgantes con velas, rosas y lilums, en los rincones se alternaban altos candelabros  con idénticos detalles, llamó la atención un sitio decorado minimalista con botellones tono caramelo colgados entre tramado de piolas, pequeñas lámparas y jaulas con cascada de flores, completaba el conjunto pequeñas mesitas con delicados arreglos.
Los jóvenes disfrutaron de la velada ubicados en sector de puff y mesas bajas, almohadones salón, arriba habían recipientes redondeados conteniendo golosinas y floreritos con una delicada gerbera, en este sitio se ubicaron la barra de tragos y la mesa de los dulces, ambas iluminadas con led. Los mayores disfrutaron de las atenciones de sus anfitriones ubicados en torno  mesas cubiertas con manteles blancos y senderos tono salón, al centro había altos candelabros  con flores en degradée de naranja y amarillo con algo de follaje.
A las doce de la noche Sofía y su papá comenzaron el vals bajo una cúpula de globos espejados y transparentes desde donde salían telas hacia los laterales, formando un efecto de carpa, esta danza se prolongó por varios minutos al ir cambiando parejas con familiares y amistades, luego ritmos de moda fueron toda una invitación a la alegría y diversión culminando con el reparto del colorido cotillón. Luego de la cena se pasaron fotos y videos haciendo un recuerdo de su vida desde el nacimiento a momentos actuales. Al momento del brindis compartido tomó relevancia la mesa principal cubierta con fino mantel bordado, al centro la torta de cumpleaños de dos pisos ubicados sobre alzada de vidrio, decorados de fondant color natural y detalles de rosas e ilusión, en ambos costados un bouquet de rosas y liliums, del lado contrario candelabro en espiral sostenían los quince veloncitos tono salmón del centro de la felicidad. Es de destacar la parte posterior a la mesa cubierta con cortinado de voile blanco y marco patinado dorado a la hoja encerrando arreglo floral natural.
Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, vistió modelo largo de gasa tono verde agua, corsage de breteles anchos y torerita de tul bordado en pailletes en un tono más intenso.  Como muestra de afecto recibió finos y variados obsequios.

Días pasados los esposos Acacio Ximeno y María del Rosario Galbarini ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Sofía al cumplir quince años.

Hasta el salón de fiestas llegó con su hermano Cristian, vistió modelo de baile de color natural, corsage solero revestido de gasa drapaedo en diagonal intercalado con guías de cristalitos, la amplia falda de tafetas revestido de gasa con recogido lateral por medio de una flor, en sus largos cabellos lució brochecitos strass.

Fue recibida por sus padres, la abuela María Rosa Martínez y la madrina Susana Viera, luego fue visitando cada una de las mesas donde estaban sus amistades.

El local lució una destacada decoración, desde el parque hasta el recibidor  se extendió un sendero rojo delineado con soportes altos sosteniendo bouquet de flores blancas y cascada de fino follaje. En la terraza estaba la gigantografía y el arcón donde se iban depositando los obsequios, del lado contrario sobre caballete de pintor se ubicó otra foto de la jovencita y en una mesa baja con el álbum destinado a recoger las firmas y mensajes de cuantos le acompañaron en su noche de fiesta, completaba la decoración soporte alto con importante arreglo floral blanco y anaranjado sobre transparencia de verdor.

En el salón se multiplicaban las arañas colgantes con velas, rosas y lilums, en los rincones se alternaban altos candelabros  con idénticos detalles, llamó la atención un sitio decorado minimalista con botellones tono caramelo colgados entre tramado de piolas, pequeñas lámparas y jaulas con cascada de flores, completaba el conjunto pequeñas mesitas con delicados arreglos.

Los jóvenes disfrutaron de la velada ubicados en sector de puff y mesas bajas, almohadones salón, arriba habían recipientes redondeados conteniendo golosinas y floreritos con una delicada gerbera, en este sitio se ubicaron la barra de tragos y la mesa de los dulces, ambas iluminadas con led. Los mayores disfrutaron de las atenciones de sus anfitriones ubicados en torno  mesas cubiertas con manteles blancos y senderos tono salón, al centro había altos candelabros  con flores en degradée de naranja y amarillo con algo de follaje.

A las doce de la noche Sofía y su papá comenzaron el vals bajo una cúpula de globos espejados y transparentes desde donde salían telas hacia los laterales, formando un efecto de carpa, esta danza se prolongó por varios minutos al ir cambiando parejas con familiares y amistades, luego ritmos de moda fueron toda una invitación a la alegría y diversión culminando con el reparto del colorido cotillón. Luego de la cena se pasaron fotos y videos haciendo un recuerdo de su vida desde el nacimiento a momentos actuales. Al momento del brindis compartido tomó relevancia la mesa principal cubierta con fino mantel bordado, al centro la torta de cumpleaños de dos pisos ubicados sobre alzada de vidrio, decorados de fondant color natural y detalles de rosas e ilusión, en ambos costados un bouquet de rosas y liliums, del lado contrario candelabro en espiral sostenían los quince veloncitos tono salmón del centro de la felicidad. Es de destacar la parte posterior a la mesa cubierta con cortinado de voile blanco y marco patinado dorado a la hoja encerrando arreglo floral natural.

Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, vistió modelo largo de gasa tono verde agua, corsage de breteles anchos y torerita de tul bordado en pailletes en un tono más intenso.  Como muestra de afecto recibió finos y variados obsequios.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...