Quinceañera de fiesta

Días pasados cumplió quince años María Macarena Villarruel Machado, motivo por el cual sus padres Miguel Ángel y Silvia ofrecieron una hermosa fiesta en su honor.

Hasta Chacra Le Park llegaron familiares y amistades con los cuales compartieron gratas horas de sociabilidad y diversión, un grupo de mimos los recibían dándoles la bienvenida. La quinceañera destacó vistiendo modelo de baile interpretado en gasa blanco, corsage de un solo bretel y espalda baja, señala el esbelto talle pieza drapeada de donde nace la falda de suave movimiento.

Fue recibida por sus padres en un sitio decorado con destacado arreglo floral elaborado con rosas rojas, ilusión y follaje, acompañaba una gigantografía y del lado contrario el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de felicidad.

Luego de saludarlos, su papá la invitó a ingresar al salón donde todos la esperaban de pie en un cerrado aplauso, llegados al centro de la pista de baile comenzaron con el vals, luego cambió parejas con otros familiares y amigos, posteriormente ingresó a la sala un grupo musical que le dio alegría y color a la fiesta, a la llegada de la madrugada se repartió el cotillón.

El salón fue decorado en los colores rojos, negros y blancos, se los veía en las telas y globos chinos que surcaban los espacios aéreos, mientras que las mesas fueron tendidas con mantelería acorde, base blanco y senderos alternados, todas lucían al centro importantes floreros de vidrio con copete de rosas rojas, mientras que los jóvenes eran floreros más bajos conteniendo gerberas de igual color.

Llegado el momento de elevar las copas en el brindis compartido tomó mayor relevancia la mesa principal tendida con mantel negro, encima se admiraba la torta de cumpleaños de tres pisos juntos bañados de blanco con detalle de rosas rojas, acompañaba bouquet floral donde emergían  las quince delgadas velitas del centro de la felicidad.

Otra mesa decorada en los tres colores de la fiesta y que fue muy visitada durante toda la noche fue la de las golosinas, vistosamente arregladas. La quinceañera tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de sus hermanos Romina y Matías Villarruel Machado, los abuelos Brenda Galván, Ana Pawelesky y Juan Villarruel.

Como muestra de afecto y amistad recibió esta jovencita múltiples y finos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.