- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Quinceañera de fiesta

Días pasados los esposos Emilio Machado y Luján Costa ofrecieron una linda fiesta agasajando a su hija Cecilia Carolina al cumplir quince años.
Recibieron a los invitados en el espacioso salón del Salto Rowing Club, el cual fue decorado en los colores verdes, turquesas y blancos, en el techo había telas colgantes y globos espejados, rodeaban las columnas trenzas de globos en colores unificados y telas blancas torneadas.
En el recibidor estaba el caballete de pintor con el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de felicidad y cariño hacia la agasajada, acompañaban dos macetones con espigas y colas de zorro, sobre el tapete rojo había un juego de living de estilo con igual color de tapizado.
La quinceañera llegó vistiendo modelo de satén blanco, corset revestido de organza platinada y amplia falda con sobrefalda de igual tela levantada cada tanto con pequeñas flores blancas y centros de piedras verdes, en sus largos cabellos lució tiara de strass.
Los invitados fueron deferentemente atendidos por los anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con manteles en armonía, lucían al centro candelabros con una vela blanca, rosas rojas y follaje. En un lugar destacado se tendió la mesa principal con la torta de cumpleaños, compuesta de tres pisos juntos de fondant blanco, cintas y ramo de flores celestes, acompañaba el árbol de la vida con las quince velas, fueron sopladas al momento de elevar las copas en el brindis y cantarle el feliz cumpleaños.
Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, lució vestido largo negro, con el corsage de tela laminada y juegos de drapeados. La hermana Romina vistió modelo corto de tafetas rojo de modernas líneas.
La agasajada tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de la abuela Rosa Semino y los padrinos: Rosa y José Costa. Como muestra de afecto y amistad recibió lindos y finos obsequios.
n

Días pasados los esposos Emilio Machado y Luján Costa ofrecieron una linda fiesta agasajando a su hija Cecilia Carolina al cumplir quince años.

Recibieron a los invitados en el espacioso salón del Salto Rowing Club, el cual fue decorado en los colores verdes, turquesas y blancos, en el techo había telas colgantes y globos espejados, rodeaban las columnas trenzas de globos en colores unificados y telas blancas torneadas.

En el recibidor estaba el caballete de pintor con el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de felicidad y cariño hacia la agasajada, acompañaban dos macetones con espigas y colas de zorro, sobre el tapete rojo había un juego de living de estilo con igual color de tapizado.

La quinceañera llegó vistiendo modelo de satén blanco, corset revestido de organza platinada y amplia falda con sobrefalda de igual tela levantada cada tanto con pequeñas flores blancas y centros de piedras verdes, en sus largos cabellos lució tiara de strass.

Los invitados fueron deferentemente atendidos por los anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con manteles en armonía, lucían al centro candelabros con una vela blanca, rosas rojas y follaje. En un lugar destacado se tendió la mesa principal con la torta de cumpleaños, compuesta de tres pisos juntos de fondant blanco, cintas y ramo de flores celestes, acompañaba el árbol de la vida con las quince velas, fueron sopladas al momento de elevar las copas en el brindis y cantarle el feliz cumpleaños.

Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, lució vestido largo negro, con el corsage de tela laminada y juegos de drapeados. La hermana Romina vistió modelo corto de tafetas rojo de modernas líneas.

La agasajada tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de la abuela Rosa Semino y los padrinos: Rosa y José Costa. Como muestra de afecto y amistad recibió lindos y finos obsequios.