Quinceañera de fiesta

En el hermoso salón planta alta del club Ferro Carril, festejó los quince años la jovencita María Paula Viera Rivas, su mamá María Irene junto a los abuelos Marlene Rivas y Juan Viera recibieron a los invitados entre los se veía familiares, amigos y compañeros de estudios.
Los colores de la decoración fueron el negro, fucsia y plateado, con la temática estilo disco, llamó la atención grandes paneles con sombras de bailarines en tamaño real, con el fondo de color fucsia o plata, al fondo del salón también habían círculos sombreados. En la entrada estaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes originalmente adornado con telas de color fucsia, los jóvenes disfrutaron de la fiesta ubicados en la sala vip con alfombras, juegos de livings y puff blancos, armonía de colores en los almohadones, algunos de ellos también estampados, en las mesas bajas habían bandejas con golosinas, y en ambos costados estaban la mesa de los dulces, con variedad de golosinas, paletas, topiarios de gomitas, etc….y la barra  que funcionó toda la noche con riquísimos batidos de frutas y otros tragos.
La agasajada llegó al salón siendo recibida por sus invitados todos de pie y con un cerrado aplauso, vistió modelo de línea straples blanco con delicados bordados de canutillos plateados, del esbelto talle nacía la falda ampulosa revestida por varias capas de tul rosa y la superior blanco con recogido lateral, en el peinado lució flores plateadas y piedras strass. Los mayores se ubicaron en otro sitio del salón más alejados disfrutando de la velada rodeando mesas tendidas con generosos mantles blancos y bouquet de frescas flores en armonía.
Luego de saludar llegó la media noche comenzando con el tan esperado vals, alternó parejas con sus invitados y luego se realizó el baile con música moderna, para el momento de repartir el cotillón llegó una conocida batucada siendo una explosión de alegría. Posteriormente tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de tres pisos juntos, decorados muy modernos, acompañaban las quince velas circulares ubicadas sobre espejos individuales, en ambos extremos habían dos prismas de espejos que hacían conjunto con los globos espejados de la pista de baile.
Muy elegante lució la mamá con solero largo de crep satén rojo, un solo bretel revestido de flores cruza la espalda en diagonal, falda larga de suave movimiento.
Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.

En el hermoso salón planta alta del club Ferro Carril, festejó los quince años la jovencita María Paula Viera Rivas, su mamá María Irene junto a los abuelos Marlene Rivas y Juan Viera recibieron a los invitados entre los se veía familiares, amigos y compañeros de estudios.

Los colores de la decoración fueron el negro, fucsia y plateado, con la temática estilo disco, llamó la atención grandes paneles con sombras de bailarines en tamaño real, con el fondo de color fucsia o plata, al fondo del salón también habían círculos sombreados. En la entrada estaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes originalmente adornado con telas de color fucsia, los jóvenes disfrutaron de la fiesta ubicados en la sala vip con alfombras, juegos de livings y puff blancos, armonía de colores en los almohadones, algunos de ellos también estampados, en las mesas bajas habían bandejas con golosinas, y en ambos costados estaban la mesa de los dulces, con variedad de golosinas, paletas, topiarios de gomitas, etc….y la barra  que funcionó toda la noche con riquísimos batidos de frutas y otros tragos.

La agasajada llegó al salón siendo recibida por sus invitados todos de pie y con un cerrado aplauso, vistió modelo de línea straples blanco con delicados bordados de canutillos plateados, del esbelto talle nacía la falda ampulosa revestida por varias capas de tul rosa y la superior blanco con recogido lateral, en el peinado lució flores plateadas y piedras strass. Los mayores se ubicaron en otro sitio del salón más alejados disfrutando de la velada rodeando mesas tendidas con generosos mantles blancos y bouquet de frescas flores en armonía.

Luego de saludar llegó la media noche comenzando con el tan esperado vals, alternó parejas con sus invitados y luego se realizó el baile con música moderna, para el momento de repartir el cotillón llegó una conocida batucada siendo una explosión de alegría. Posteriormente tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de tres pisos juntos, decorados muy modernos, acompañaban las quince velas circulares ubicadas sobre espejos individuales, en ambos extremos habían dos prismas de espejos que hacían conjunto con los globos espejados de la pista de baile.

Muy elegante lució la mamá con solero largo de crep satén rojo, un solo bretel revestido de flores cruza la espalda en diagonal, falda larga de suave movimiento.

Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...