Quinceañera de fiesta

La jovencita Julieta Carrara Castiglioni cumplió quince años, motivo por el cual sus padres Fernando Agustín y Alejandra ofrecieron en su honor una hermosa fiesta de la que participaron familiares y amistades, con los cuales compartieron gratas horas de diversión.
Cerca de la media noche junto a su hermano  Agustín llegó la quinceañera, vistió modelo de fiesta realizado el corsage con franjas diagonales combinando encaje y radzimir,  breteles anchos  y falda larga de suave movimiento, con sobrefalda más corta, en sus largos cabellos peinados juvenilmente lució tocado metalizado con perlas y cristales.
Fue recibida por sus padres y su hermana Valentina, luego se fueron acercando otros familiares, posteriormente con su papá llegó hasta el centro de la pista comenzando el vals, luego cambió parejas con sus amigos, posteriormente ritmos de moda fueron toda una invitación a la alegría y diversión, en la madrugada se repartió el cotillón y disfrutaron la actuación de un grupo en vivo.
Los invitados disfrutaron la velada con el local bellamente decorado, en la entrada se ubicaron varios faroles de piso y otros colgantes, en el recibidor se apreciaba destacado arreglo floral logrado con rosas blancas y coral, acompañaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes. Dentro del salón las mesas se presentaron cubiertas con mantelería blanco y coral, luciendo al centro faroles adornados con fanales cuadrados y flores, mientras que los jóvenes disfrutaron de un sitios con puf y mesas bajas, lucían al centro cubetas alargadas con agua coloreada y varias velas flotantes.
La pista de baile fue coronada con globos espejados, al costado se ubicó la barra de tragos iluminada con led de colores cambiantes, en otro sitio del salón estaba la mesa de las golosinas muy bien presentadas en diferentes planos y soportes, en un ángulo se veía destacado arreglo floral intercalados con paletas y malvaviscos.
Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños junto a las quince velas del centro de la felicidad emergiendo de entre frescas flores y follaje, en otra mesa adicional se servían exquisitos postres y muses.
En un momento de la velada sobre una pantalla se pasó el historial de vida de Julieta.
Entre las elegantes de la noche destacaron la mamá y hermana, la primera vistió modelo de gasa en la gama del lila, llevando el corsage bordado en pailletes al tono y pieza drapeada señalando el talle para culminar en el lateral con una flor. Valentina destacó luciendo solero de gasa estampada en la gama del coral y beige, el talle señalado con guarda bordada con pailletes de tonos pasteles.
Entre los que los acompañaron llegaron familiares de Montevideo, Tacuarembó y Rivera.
Como muestra de afecto y amistad recibió la jovencita múltiples y finos obsequios, los que perdurarán en el recuerdo de este su día feliz.

La jovencita Julieta Carrara Castiglioni cumplió quince años, motivo por el cual sus padres Fernando Agustín y Alejandra ofrecieron en su honor una hermosa fiesta de la que participaron familiares y amistades, con los cuales compartieron gratas horas de diversión.

Cerca de la media noche junto a su hermano  Agustín llegó la quinceañera, vistió modelo de fiesta realizado el corsage con franjas diagonales combinando encaje y radzimir,  breteles anchos  y falda larga de suave movimiento, con sobrefalda más corta, en sus largos cabellos peinados juvenilmente lució tocado metalizado con perlas y cristales.

Fue recibida por sus padres y su hermana Valentina, luego se fueron acercando otros familiares, posteriormente con su papá llegó hasta el centro de la pista comenzando el vals, luego cambió parejas con sus amigos, posteriormente ritmos de moda fueron toda una invitación a la alegría y diversión, en la madrugada se repartió el cotillón y disfrutaron la actuación de un grupo en vivo.

Los invitados disfrutaron la velada con el local bellamente decorado, en la entrada se ubicaron varios faroles de piso y otros colgantes, en el recibidor se apreciaba destacado arreglo floral logrado con rosas blancas y coral, acompañaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes. Dentro del salón las mesas se presentaron cubiertas con mantelería blanco y coral, luciendo al centro faroles adornados con fanales cuadrados y flores, mientras que los jóvenes disfrutaron de un sitios con puf y mesas bajas, lucían al centro cubetas alargadas con agua coloreada y varias velas flotantes.

La pista de baile fue coronada con globos espejados, al costado se ubicó la barra de tragos iluminada con led de colores cambiantes, en otro sitio del salón estaba la mesa de las golosinas muy bien presentadas en diferentes planos y soportes, en un ángulo se veía destacado arreglo floral intercalados con paletas y malvaviscos.

Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños junto a las quince velas del centro de la felicidad emergiendo de entre frescas flores y follaje, en otra mesa adicional se servían exquisitos postres y muses.

En un momento de la velada sobre una pantalla se pasó el historial de vida de Julieta.

Entre las elegantes de la noche destacaron la mamá y hermana, la primera vistió modelo de gasa en la gama del lila, llevando el corsage bordado en pailletes al tono y pieza drapeada señalando el talle para culminar en el lateral con una flor. Valentina destacó luciendo solero de gasa estampada en la gama del coral y beige, el talle señalado con guarda bordada con pailletes de tonos pasteles.

Entre los que los acompañaron llegaron familiares de Montevideo, Tacuarembó y Rivera.

Como muestra de afecto y amistad recibió la jovencita múltiples y finos obsequios, los que perdurarán en el recuerdo de este su día feliz.