Rodeada de sus afectos celebró los 15 años María Valentina Lucas Balatti

Días pasados los esposos Julio María Lucas y Karina María Balatti ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija María Valentina, hasta el salón de Paseo Alemán en horas de la noche fueron llegando familiares y muchos amigos de la jovencita con los cuales compartió gratos momentos de sociabilidad y diversión.
La jovencita llegó vistiendo modelo de fiesta de corte solero confeccionado en piel de ángel revestido de gasa blanco, de breteles finitos el corsage con drapeado vertical el bustier para continuar luego hasta el talle largo con pliegues horizontales intercalados con dos galones bordados de pailletes, desde allí nacía la falda, en el peinado llevó broche con las telas del vestido.
Una destacada decoración se apreciaba en la primera galería y salón, lograda con bandas de telas verticales en los colores de la fiesta que fueron el blanco, naranja y dorado. El sendero fue delineado con fanales de caña patinados de blanco con un velón encendido que aportaba su luz difusa, dando paso a la magia de esta noche de fiesta. En el recibidor al igual que en diferentes sitios de la sala se había dispuesto grupos de tres prismas blancos de diferentes altos sosteniendo destacados arreglos florales en base a liliums, rosas, gerberas dobles y felpillas blancas y naranjas, todo el correr de la galería se ubicaron grandes maceteros con follaje intercalados con faroles de hierro colgantes iluminados con velones, también telas torneadas en ambos colores en las barandas.
En la entrada principal estaba el cuadro de firmas y del lado contrario la mesa con los souvenirs, eran cajitas de madera a modo de alhajeritos patinados en los dos colores de la fiesta y una cinta dorada. Una mesa muy visitada fue la de las completas golosinas, ubicadas en diferentes planos y recipientes.
Los invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería blanco y senderos intercalados en naranja y dorado, lucían al centro altos candelabros dorados sosteniendo bouquet floral.
La mesa principal fue destacada con cortinados, telas torneadas y esferas de papel naranja apropiadamente iluminados, al frente la mesa con la torta de cumpleaños de un solo piso decorado en armonía, acompañaba soberbio arreglo con las flores antes mencionadas donde aparecían quince velas rosas.
Un sector de puff y mesas bajas fueron dispuestas para los jóvenes que quisieran disfrutar este lugar, los centros de mesas eran recipientes cubiertas de golosinas y topiarios de gomitas en los tonos de la decoración, demarcaba este sitio telas torneadas. Una barra de tragos fue habilitada durante toda la velada. En la pista de baile colgaban cuadrantes con múltiples globos espejados y luces de colores cambiantes.
Muchas elegantes se dieron cita esta noche, entre ellas la mamá, vistió solera larga de gasa color coral, la parte superior bordada en pailletes al igual que los breteles anchos, la falda lisa con pliegues retenidos sobre un lateral por medio de grupo flores igual tela.
Sus hermanas: María Fernanda, vistió modelo corto de satén color rosa intenso, detalle de flores en un bretel y volado en la falda; la pequeña María Alfonsina lució vestido largo de gasa amarillo, corsage bordado y faja tableada de raso con una flor al costado.
Valentina tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de sus hermanitas, los abuelos Julio Lucas, María Cristina Albano, Marta Massarino, los padrinos Marcelo Malatesta y Silvia Balatti.
Para acompañar a la familia llegaron familiares de Montevideo, Paysandú y Argentina

Días pasados los esposos Julio María Lucas y Karina María Balatti ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija María Valentina, hasta el salón de Paseo Alemán en horas de la noche fueron llegando familiares y muchos amigos de la jovencita con los cuales compartió gratos momentos de sociabilidad y diversión.

La jovencita llegó vistiendo modelo de fiesta de corte solero confeccionado en piel de ángel revestido de gasa blanco, de breteles finitos el corsage con drapeado vertical el bustier para continuar luego hasta el talle largo con pliegues horizontales intercalados con dos galones bordados de pailletes, desde allí nacía la falda, en el peinado llevó broche con las telas del vestido.

Una destacada decoración se apreciaba en la primera galería y salón, lograda con bandas de telas verticales en los colores de la fiesta que fueron el blanco, naranja y dorado. El sendero fue delineado con fanales de caña patinados de blanco con un velón encendido que aportaba su luz difusa, dando paso a la magia de esta noche de fiesta. En el recibidor al igual que en diferentes sitios de la sala se había dispuesto grupos de tres prismas blancos de diferentes altos sosteniendo destacados arreglos florales en base a liliums, rosas, gerberas dobles y felpillas blancas y naranjas, todo el correr de la galería se ubicaron grandes maceteros con follaje intercalados con faroles de hierro colgantes iluminados con velones, también telas torneadas en ambos colores en las barandas.

En la entrada principal estaba el cuadro de firmas y del lado contrario la mesa con los souvenirs, eran cajitas de madera a modo de alhajeritos patinados en los dos colores de la fiesta y una cinta dorada. Una mesa muy visitada fue la de las completas golosinas, ubicadas en diferentes planos y recipientes.

Los invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería blanco y senderos intercalados en naranja y dorado, lucían al centro altos candelabros dorados sosteniendo bouquet floral.

La mesa principal fue destacada con cortinados, telas torneadas y esferas de papel naranja apropiadamente iluminados, al frente la mesa con la torta de cumpleaños de un solo piso decorado en armonía, acompañaba soberbio arreglo con las flores antes mencionadas donde aparecían quince velas rosas.

Un sector de puff y mesas bajas fueron dispuestas para los jóvenes que quisieran disfrutar este lugar, los centros de mesas eran recipientes cubiertas de golosinas y topiarios de gomitas en los tonos de la decoración, demarcaba este sitio telas torneadas. Una barra de tragos fue habilitada durante toda la velada. En la pista de baile colgaban cuadrantes con múltiples globos espejados y luces de colores cambiantes.

Muchas elegantes se dieron cita esta noche, entre ellas la mamá, vistió solera larga de gasa color coral, la parte superior bordada en pailletes al igual que los breteles anchos, la falda lisa con pliegues retenidos sobre un lateral por medio de grupo flores igual tela.

Sus hermanas: María Fernanda, vistió modelo corto de satén color rosa intenso, detalle de flores en un bretel y volado en la falda; la pequeña María Alfonsina lució vestido largo de gasa amarillo, corsage bordado y faja tableada de raso con una flor al costado.

Valentina tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de sus hermanitas, los abuelos Julio Lucas, María Cristina Albano, Marta Massarino, los padrinos Marcelo Malatesta y Silvia Balatti.

Para acompañar a la familia llegaron familiares de Montevideo, Paysandú y Argentina