Con Walter Tironi. Constructor «Es mucha la satisfacción de haber elegido este rumbo»

Si de profesionales de la Construcción, hablamos, Walter Tironi no necesita presentación alguna.
Los motivos sobran.
Trae consigo una experiencia de más de veinte años en el rubro, con clientes sumamente satisfechos por su compromiso y responsabilidad en su entrega.
Walter disfruta de una hermosa familia junto a su esposa Romina y sus dos hijos. Portadores siempre de apoyo y sostén en su vida. Walter Tironi
Hoy dialogaremos de su carrera y de lo que ha significado para él, la incursión en nuestro medio.
Cuando le consultamos. ¿Cuándo se recibe de Constructor?, esto nos respondía:
Me recibí en el año 1998, en UTU.
¿Por qué elegir éste rubro?
Siempre me gustó. Crear me atrae y además, me gusta mucho tener contacto con la gente, tanto de mi equipo, como con los clientes y amigos.
Había comenzado arquitectura y por razones personales, opté por seguir en Salto y estudiar Construcción.
¿Cuándo se instala con la empresa?
Me instalé después de mucho tiempo, por el año 2001 – 2002, pero ya venía incursionando en el rubro.
¿Cómo ha sido su incursión en el medio?
Todo proceso de insertarse en el mercado, lleva mucho sacrificio, mis primeros clientes fueron conocidos de mis padres, o amigos vinculados a Nacional, club de mis amores. También el boca a boca entre conocidos, es una forma rápida de generar clientes.
¿Cuáles han sido las mayores dificultades que logró atravesar?
Las mayores dificultades se vieron en los años 2000 y 2002, ya que teníamos una obra con un amigo Sebastián Peralta y estábamos reformando en el liceo 5. Al subir el dólar, no pudimos ajustar los precios y terminamos la obra con lo justo y nada. Pero por suerte se cubrieron todos los costos y la obra quedó muy linda.
¿Estuvieron presentes los cambios, tomando en cuenta sus comienzos?
Sí, los cambios en mi rubro están siempre latentes, porque es una industria muy dinámica y con cambios en la tecnología, en los procesos constructivos, en los materiales, en la mentalidad y visión de los clientes.
Día a día es una prueba diferente, dónde tenemos que ir adaptándonos.
¿La familia acompañó en todo el proceso?
Sí, por supuesto, la familia siempre está presente, mi señora que trabaja con nosotros en la parte de atención al público y presupuestos, nuestros hijos, ¡que son el motor de nuestras vidas!
Los familiares que siempre están dando una mano, apoyando, dándole para adelante y por otra parte los amigos, que sé que siempre están en los momentos de alegría y felicidad y en los otros también.
¿Cómo está constituida la misma?
Mi familia está constituida por Romina mi señora, mi hija mayor Julieta que tiene 11 años y Luciano el más chiquito que tiene 5.
¿Ha estado presente la implementación de nueva mercadería?
Sí, siempre estamos tratando de innovar, en constante búsqueda de soluciones prácticas, modernas y eficientes, en pos de brindarle las mejores alternativas al cliente.
Principalmente, estamos implementando ya hace un tiempo nuevas técnicas en la construcción tradicional, Steel Framing con varios proyectos realizados, tanto en Salto, Paysandú, Tacuarembó y en la costa de Oro, a su vez en paneles aislantes.
¿Cuáles son sus planes?
Nuestros planes es seguir creciendo, apostando cada día a trabajar en equipo, en familia, manteniendo nuestros clientes y generando nuevos.
Siendo confiables y teniendo un trato de amistad con los clientes.
¿Qué le han dejado estos años de experiencia con la empresa?
Las experiencias son muchas.
Principalmente mucha satisfacción de haber elegido éste rumbo, me gusta mucho mi profesión, haber conocido mucha gente, clientes y amigos.
Conocer mucho el plano laboral y saber formar equipos de trabajo. Contar con el apoyo invaluable de mi familia.
¿Dónde se encuentra instalada la empresa?
Nuestro local está ubicado en Uruguay 2174, estamos de 15 a 19 has., al cual los invitamos a visitarnos.
Donde podremos hablar tranquilos y el cliente va a encontrar un ambiente agradable para mostrar sus ideas y proyectos.