SUNCA. 61 años de vida Brigada solidaria.. Con Fernando Olivera «Fue muy emocionante recibir el Fausto»

Siempre que dialogamos con el SUNCA, es acerca de sus logros, de su futuro o concretamente de Construcción.
Hoy, convocamos a Fernando Olivera como integrante de la Institución, para hacerlo sobre las «Brigadas Solidarias Agustín Pedroza» del SUNCA. All-focus
A quien va dirigido ese apoyo, quienes los convocan y mucho más.
Nuestra charla, ha comenzado de ésta manera:
¿Cómo se integra la Dirección del SUNCA?
Además de Presidente, Secretario, Tesorero, etc, contamos con la parte de organización, referentes de Seguridad e Higiene, de la parte Sindical y demás cargos.
Y para ser democráticos, el SUNCA está conformado por dos listas. Por un lado la 658 y por otro la 544, como dos corrientes sindicales, que cada dos años se renuevan en forma nacional.
¿Desde siempre ha estado presente la solidaridad en la Institución?
Si de las Brigadas Solidarias del SUNCA hablamos, lleva ese nombre en honor a Agustín Pedroza, uno de los primeros Presidentes de la Institución.
La solidaridad se comenzó a llevar adelante a los pocos años de haberse conformado.
Y aunque somos «peleadores» por nuestras conquistas, no solo del sector de la Construcción, como puede ser el peaje, diferentes empresas y rubro en forma global que las hemos conseguido, también nos gusta brindar nuestro aporte a quien más lo necesite.
¿Es muy rica su historia?
Su primera solidaridad es la de la lucha.
Luego llega la de los tiempos bravos, cuando hubo que echarle una mano a un compañero, porque se encuentra sin trabajo.
De aquel que viene de una mala, entra en una obra y como está con dificultad en el rancho, se la damos.
Sea de un cambio en su techo, como de cualquier refacción en su casa.
Es muy lindo venir mal económicamente y entrar a trabajar en la Construcción, sentarse a la mesa con sus compañeros y tener su plato de comida.
Y a partir de ahí, darle una mano en lo que sea.
Allí, dice presente la Brigada.
¿Cómo se hace para contagiar a los nuevos compañeros?
Es algo tan lindo que nuestros compañeros, tanto a nivel departamental como nacional, digamos presente todos.
Siempre siendo democráticos. Eso es lo bueno de la Brigada.
Y a todo aquel compañero que ingresa con nosotros, lo llevamos a Asambleas y a todos lados que podemos, asi se va contagiando.
Aparte de una Brigada, es un grupo abierto a cualquier persona que la desee integrar, no importa que no sea de la Construcción.
Basta con que me digas que decides mañana mismo que quieres hacer brigada con nosotros, te vamos a dar el busito rojo y te vamos a dar una escoba para que nos barras el piso o lo que puedas hacer para colaborar.
Es muy lindo echar una mano.
La Brigada no está cerrada a nadie y tampoco nuestra idea es ser egoístas, pensando que solo nosotros tenemos que participar.
Invitamos a compañeros y a toda la gente que le guste ir.
Y en cada Brigada que hacemos, adonde vayamos, intentamos hacer ese contagio.
¿Qué sucede en concreto cuando van a algún lugar a hacer una entrega de este tipo?
Puede pasar que la persona que recibió el apoyo, al terminar la tarea, nos diga: «No sé cómo pagarles lo que han hecho. Vengan a comer un asadito».
Y es allí cuando le respondemos: «No compañero, tranquilo, esto se retribuye de ésta manera».
Y es que nos dé una mano en la próxima Brigada Solidaria.
Está muy bueno que cuando una persona solicitó una mano, mañana pueda contagiarse y darla a quien la necesite.
¿Y los acompaña?
Sí, claro, se acopla con nosotros y nos acompaña.
Eso es el contagio de compañero que todos necesitamos.
¿Las mochilas a los niños de los socios, forman parte también?
Eso es una lucha histórica.
En la época de los ´90, hubo un gran paro general, que estuvo la Construcción de huelga durante más de noventa días y en la lucha, se presentó la solidaridad y la «pelea».
La mayor conquista de esa etapa fueron los Fondos Sociales de la Construcción, donde también forman parte las mochilas.
¿Cómo funciona la Brigada?
A no ser en casos específicos de urgencia, el día sábado está dedicado a la Brigada.
Sabemos que nos levantamos y nos dirigimos a donde estén los compañeros realizando tarea.
Me encanta. Es un contagio que llega como ser humano y es algo que se nos hizo rutina.
¿Qué son los fondos sociales y quienes son beneficiarios de ellos?
Los trabajadores de la Construcción, nucleada por el SUNCA.
Funciona así: cada trabajador con su recibo de sueldo en actividad, permite pueda asi como su familia, llegar a diferentes servicios de empresas del medio.
En caso de un dentista por ejemplo, el valor de un arreglo llevado a cabo, queda reducido a un cincuenta por ciento de ese costo. Porque los Fondos Sociales cubren lo restante.
Podemos realizar un préstamo en orden de compra en una ferretería por ejemplo por un monto, que abonándolo en fecha y forma no tiene recargo. Al finalizarlo nos devuelven el IVA al SUNCA, en orden de compra nuevamente.
¿El trabajador de la Construcción, está necesariamente obligado a afiliarse al SUNCA?
No. Lo hace quien lo desee.
Si no está afiliado, no mantiene ningún contacto con el SUNCA y un día decide presentarse y pedir una mano en algo, allí estamos para dársela, sin ningún problema. Tendrá todos los beneficios, incluso en talleres, artes marciales y demás actividades que realizamos.
¿Qué les significó recibir el Fausto?
Cuando me notifican que tenía que ir yo a recibir el Fausto, sentí una emoción enorme. No me salía palabra.
Que nos reconozcan por la solidaridad y la actividad que llevamos adelante, es grandioso.
Pensé: «¡bien por todos los compañeros, que la realizan!
Nos gusta hacer lo que hacemos, por eso es muy gratificante haberlo recibido.