¡734 menos!

El domingo 21 de setiembre, se jugó la cuarta fecha en la Divisional “A”. Fue entonces, la venta para el rescate en materia de entradas: un total de 1.324. Por todo concepto, la taquilla se situó en $ 122.080. La fecha siguiente, la quinta, se verificó el miércoles 24 de setiembre y la merma fue notoria: 847 boletos y por todo concepto, los $ 78.980 recaudados. Hay que desembocar finalmente en lo ocurrido el pasado domingo, en que se jugó la sexta fecha, con menos entradas vendidas aún.
Un total de 736 y a la hora de la taquilla, de las menores en lo que va transcurriendo de la temporada: $ 68.680. Entre aquel volumen de boletos en la tarde del 21 de setiembre, a esta última del domingo, 734 entradas menos.
Extraño es, y además a contramano de la lógica, que en la medida que transcurre el torneo, disminuye el monto del expendio. Sin ir más lejos en la fecha que pasó, cada uno de los doce clubes de la “A” aportó porcentualmente, 61 entradas. Una cifra casi irrisoria, para un fútbol en que no faltan clubes con un piso de 200.000 pesos a la hora del presupuesto general.

El domingo 21 de setiembre, se jugó la cuarta fecha en la Divisional “A”. Fue entonces, la venta para el rescate en materia de entradas: un total de 1.324. Por todo concepto, la taquilla se situó en $ 122.080. La fecha siguiente, la quinta, se verificó el miércoles 24 de setiembre y la merma fue notoria: 847 boletos y por todo concepto, los $ 78.980 recaudados. Hay que desembocar finalmente en lo ocurrido el pasado domingo, en que se jugó la sexta fecha, con menos entradas vendidas aún.

Un total de 736 y a la hora de la taquilla, de las menores en lo que va transcurriendo de la temporada: $ 68.680. Entre aquel volumen de boletos en la tarde del 21 de setiembre, a esta última del domingo, 734 entradas menos.

Extraño es, y además a contramano de la lógica, que en la medida que transcurre el torneo, disminuye el monto del expendio. Sin ir más lejos en la fecha que pasó, cada uno de los doce clubes de la “A” aportó porcentualmente, 61 entradas. Una cifra casi irrisoria, para un fútbol en que no faltan clubes con un piso de 200.000 pesos a la hora del presupuesto general.