¡Campanazo!: Liga Salteña de Fútbol tiene saldo a favor de 400 mil pesos

Los clubes lo saben y ayer a la noche en el encuentro que irían a sostener los presidentes de clubes y el presidente, Luis Alberto Arreseigor , el análisis de las cifras para constituirse vital cuestión de análisis. La buena nueva es que la Liga Salteña de Fútbol tiene un saldo a favor de 400 mil pesos. Así lo establece el balance desde noviembre de 2013 a noviembre de 2014.
Desde el equilibrio en las finanzas, surge esta consecuencia no menos que gratificante. Más allá que en la tercera rueda de la “A” la venta de entradas y por consiguiente recaudación, distó de alcanzar el producto logrado en el 2013: “finalmente los números cerraron y el superávit está planteado”. Ni remotamente pérdidas. La Liga de las ganancias. Ni más ni menos.
A DOS PUNTAS
Es del caso apuntar a los 400 mil pesos, desde el momento que en esa cifra no se incluyen los montos que la liga recibió por concepto de los derechos de formación, cuando fue transferido Edinson Cavani al fútbol de Francia, como así tampoco el monto alcanzado por la venta del terreno contiguo al parque Luis T. Merazzi.
Para los neutrales, “esa plata no se toca”.
La idea es que ambos montos específicos, sean volcado en nuevas mejoras a introducirse en el Parque Ernesto Dickinson. De todas maneras no existe una definición en esta materia, aunque las ideas son reales.
COMPLACENCIA  GENERALIZADA
De lo que no hay dudas a esta altura, es la complacencia generalizada a nivel de clubes, por el balance, que será puesto a consideración y avalado en la asamblea anual ordinaria de la Liga Salteña de Fútbol ha desarrollarse el próximo jueves.
Ese aspecto económico, la prolijidad financiera de la liga, son de las cuestiones básicas que potenciaron la decisión de los representantes de clubes, de solicitarle a Luis Arreseigor su continuidad al frente de la Liga Salteña de Fútbol por un período más de dos años. Arreseigor ahora, con voluntad de continuación en el cargo mayor,  aunque también desde su óptica, la necesidad de imperativos que amparen la función, entre otras a la cuenta de los neutrales, más potestades por ejemplo, a la hora de fijar los partidos. A ese nivel los hombres de mando en la liga, pretenden generar una influencia mayor: también decidir.

Los clubes lo saben y ayer a la noche en el encuentro que irían a sostener los presidentes de clubes y el presidente, Luis Alberto Arreseigor , el análisis de las cifras para constituirse vital cuestión de análisis. La buena nueva es que la Liga Salteña de Fútbol tiene un saldo a favor de 400 mil pesos. Así lo establece el balance desde noviembre de 2013 a noviembre de 2014.

Desde el equilibrio en las finanzas, surge esta consecuencia no menos que gratificante. Más allá que en la tercera rueda de la “A” la venta de entradas y por consiguiente recaudación, distó de alcanzar el producto logrado en el 2013: “finalmente los números cerraron y el superávit está planteado”. Ni remotamente pérdidas. La Liga de las ganancias. Ni más ni menos.

A DOS PUNTAS

Es del caso apuntar a los 400 mil pesos, desde el momento que en esa cifra no se incluyen los montos que la liga recibió por concepto de los derechos de formación, cuando fue transferido Edinson Cavani al fútbol de Francia, como así tampoco el monto alcanzado por la venta del terreno contiguo al parque Luis T. Merazzi.

Para los neutrales, “esa plata no se toca”.

La idea es que ambos montos específicos, sean volcado en nuevas mejoras a introducirse en el Parque Ernesto Dickinson. De todas maneras no existe una definición en esta materia, aunque las ideas son reales.

COMPLACENCIA  GENERALIZADA

De lo que no hay dudas a esta altura, es la complacencia generalizada a nivel de clubes, por el balance, que será puesto a consideración y avalado en la asamblea anual ordinaria de la Liga Salteña de Fútbol ha desarrollarse el próximo jueves.

Ese aspecto económico, la prolijidad financiera de la liga, son de las cuestiones básicas que potenciaron la decisión de los representantes de clubes, de solicitarle a Luis Arreseigor su continuidad al frente de la Liga Salteña de Fútbol por un período más de dos años. Arreseigor ahora, con voluntad de continuación en el cargo mayor,  aunque también desde su óptica, la necesidad de imperativos que amparen la función, entre otras a la cuenta de los neutrales, más potestades por ejemplo, a la hora de fijar los partidos. A ese nivel los hombres de mando en la liga, pretenden generar una influencia mayor: también decidir.