¡Que nos quiten lo bailado…!

El primer tiempo tuvo dos partes muy distintas. Los primeros 25 minutos fueron totalmente de Uruguay, mientras que los restantes 20 y en honor a la verdad, el dominio del partido estuvo del lado del rival.

En esos primeros 25 minutos de juego, mientras  Uruguay tenía el control del partido y progresaba en el campo de juego, el equipo africano se veía nervioso e impreciso, veíamos que en cualquier momento gritaríamos el gol, pero no fue así, y una de las razones fue que el guardameta Kingson estuvo – con liga o no- siempre estuvo bien ubicado.

GHANA SE DESPERTO

VIENE LA LESION

DE LUGANO

Ya entrando al minuto 30 Ghana es más, toca la pelota, llega con peligro, y para colmo de males se lesiona Lugano quien es sustituido por Scotti.Boateng tomo los hilos del partido, comenzó a ganar en la zona media y de ahí distribuir la pelota y Ghana tuvo oportunidad de abrir el marcador, primero por Gyan, luego Versha e incluso con una chilena de Boateng.

¡UN BALDE DE AGUA FRIA! GHANA ABRE

EL MARCADOR

El primer tiempo se estaba cerrando sin goles y era un resultado justo, cuando Gyan la jugó atrás para el medio campista Sulley Ali Muntari quien remató de media distancia, fuerte, Fernando Muslera se vio obstaculizado por jugadores que estaban delante de la trayectoria del balón y por más que se estiró no llegó, y la pelota entro pagado al parante izquierdo, Ghana cerraba el primer tiempo 1 a 0, por primera vez en este Mundial Uruguay salía perdiendo.

EL SEGUNDO TIEMPO

Pero donde juegan los celestes no está todo dicho, al comienzo del segundo tiempo se produce el segundo cambio, esta vez ingresó Nicolás Lodeiro lugar de Alvaro Fernández, para que Cavani se volcara hacia derecha, lugar donde venía jugando.

EL EMPATE CELESTE

Y el empate vino en el momento justo, a los 10 minutos, Diego Forlán  había intentado en más de una oportunidad vulnerar el arco del guardameta Kingson y esta vez lo logró,  metiendo  la pelota por encima del arquero al otro palo, era el empate, seguíamos soñando.

De ahí en más el partido bajó revoluciones, aunque se jugó con precaución, los dos equipos tuvieron oportunidades, los uruguayos por intermedio de Suárez, luego Forlán y del propio «Mono»Pereira, y por el lado de los africanos el «insoportable Gyan. Tuvo un par de oportunidades.

Tabarez se juega el último cambio, mete al «Loco» Abreu para intentar por arriba pero no se logró romper la paridad y así, con el 1 a 1 el partido continuó con el tiemp suplementario -dos de 15 minutos – , si seguía todo igual se definiría por penales.

EL TIEMPO

SUPLEMENTARIO

El tiempo suplementario no tuvo grandes emociones, se jugaron dos períodos de 15´minutos sin goles. Se dieron un par de jugadas para cada lado, ambos equipos mostraban signos de cansancio.

GHANA ERRA EL PENAL

Todo hacía preveer que se iría a los penales sin más trámite cuando al último minuto del tiempo suplementario vino la jugada que paró el corazón de los uruguayos, el juez portugues cobró falta  de Fucile sobre la banda izquierda. Uruguay había dejado  únicamente a Forlán en ataque, y Ghana mandó a casi todos sus jugadores a buscar el gol de la victoria.Vino el centro, la peinaron, pero el segundo cabezazo fue rechazado en la línea, al igual que el remate posterior, pero esta vez fue Suárez que interpuso sus mano  para impedir el gol de Ghana. El juez decretó la pena máxima favorable a los africanos y expulsión para Suárez. Faltaba solamente eso, el remate penal y si convertía Ghana la historia terminaba, el pasaje a semifinal estaba  en los pies de Asamoah Gyan, quien remató confiado, estrellando el balón  en el travesaño. El juez portugués dio por terminado el alargue, determinando así que el partido se decidiría en ronda de penales.

Y VINO LA DEFINICION

POR PENALES

Los cinco de  Uruguay designados para rematar los penales  fueron Diego Forlán, Mauricio Victorino, Andrés Scotti, Maximiliano Pereira y Sebastián Abreu, mientras que por Ghana los seleccionados fueron Asamoah Gyan, Stephen Appiah, John Mensah y Dominic Adiyah. Los primeros dos de Uruguay al igual que los primeros dos ghaneses convirtieron, incluso con definiciones muy precisas.

Después vino el penal de  Andrés Scotti, que remató fuerte, abajo y al medio, convirtiendo. Y aquí comenzó el show de Fernando Muslera. John Mensah remató con poca carrera y mucho miedo, por lo que el arquero uruguayo contuvo su remate y dejó a Uruguay con la posibilidad de convertir el siguiente y ganar. Pero Maximiliano Pereira tuvo el infortunio de errar su remate, que se fue alto. De todos modos Uruguay seguía en ventaja, y obligaba a Ghana a convertir para empatar. Y otra vez, otro ghanés remató con miedo: Dominic Adiyah pudo haber empatado pero Muslera se lo impidió.

GOL DEL «LOCO»

QUE VALIO EL PASAJE

A SEMIFINAL

El último penal lo reamataría  Sebastián «Loco» Abreu, quien llegó con total tranquilidad, miró a la pelota y al arquero y «picando» la pelota la metió a izquierda cuando el guardameta se tiraba hacía el lado opuesto, fue la locura, Uruguay es semifinalista, ahora le toca el turndo a Holanda.

LUIS DIAZ