¡Viva el básquetbol señores!

Lo que dejó el Sudamericano

Después de muchos años Salto fue partícipe de uno de los eventos deportivos más importantes de America, nuestra ciudad, fue los ojos de nueve países latinos que estaban a la expectativa de cada una de sus selecciones… así es, todos fuimos parte del Sudamericano U17 de básquetbol, sin dudas una de las mejores experiencias que podemos haber vivido.
DESDE EL INICIO
Hace aproximadamente dos meses atrás, el Comité Organizador del Sudamericano, bajo la dirección de Álvaro Compá puso en marcha su trabajo, para que este evento fuera perfecto. Primero comenzaron por arreglar el Gimnasio de Universitario, que había sido seleccionado como lugar donde se disputarían los partidos. Cancha, paredes, vestuarios, sala de prensa, tribunas, todo fue reestructurado para que todos los amantes del básquetbol, y los que no también, sean parte del Sudamericano.  Fue un gran trabajo por parte de los organizadores, que se esforzaron para poder llegar al día de la apertura con todo preparado y sin que ningún detalle quedara librado al azar.
4 DE AGOSTO…
EL GRAN DÍA
El 4 de agosto fue el día de la apertura del Sudamericano U17. Comenzó con el partido entre Venezuela y Bolivia, después continuó con el encuentro entre Brasil y Ecuador. Después de estos dos partidos, se llevó a cabo la apertura del Sudamericano, donde todas las delegaciones estuvieron presentes, se cantó el himno de nuestro país y el Intendente de Salto, German Coutinho, dio la bienvenida a todos a nuestro departamento; seguido a esto comenzó uno de los partidos más importantes para todo el público presente: Uruguay – Paraguay.
LAS HINCHADAS
Mucha gente llego a nuestro departamento de cara al sudamericano, brasileros, colombianos, argentinos, peruanos… pero sin dudas que lo que más hay que destacar fue la presencia del pueblo salteño en cada uno de los partidos del campeonato. En todos los partidos donde jugaba Uruguay, se agotaron las entradas. La gente copó el gimnasio de Universitario para alentar a nuestros jóvenes seleccionados. Que sintieron el cariño de todas las personas que llegaban al gimnasio de calle Brasil.
LA SEMI FINAL Y
LA FINAL
Primero Uruguay llego a la semi final, le había tocado un rival muy duro, nada más y nada menos que Brasil, en ese partido, Uruguay jugo con seis dentro de la cancha, cinco jugadores y la hinchada. La tribuna Nilo Aranguren, estaba llena, de punta a punta, dos horas antes de comenzar el partido, las entradas ya estaban agotadas y la gente buscaba de alguna u otra manera para poder entrar a ver Uruguay. Sin dudas fue uno de los partidos más apasionantes e intenso de ver de todo el sudamericano, aparte, del buen juego de los seleccionados y del destaque de nuestros salteños Octavio Medina y Juan Galleto, la hinchada jugo un papel muy importante, alentaron a nuestros jugadores hasta no dar más, nunca dejaron de cantar, aplaudir y festejar con ellos durante los cuarenta minutos del partido. Después de Uruguay ganarle a Brasil y pasar a la final del campeonato, tenía que enfrentarse al rival más duro de todo el campeonato, con quien anteriormente había jugado y perdido un partido, nada más y nada menos que a Argentina. Ese día, las entradas para el partido se agotaron a las diez de la mañana, a las 19:00 hs.  Universitario estaba lleno no entraba ni una persona más. Fue un partido muy intenso, hasta el tercer cuarto, cuando los argentinos lograron sacar una gran diferencia en el marcador, Uruguay no pudo más y  Argentina se coronó Campeón Sudamericano.
OPINIÓN PERSONAL
Siempre pienso que a las cosas hay que verlas de todos los puntos de vista, para después poder sacar una conclusión en general de lo que sea. A que voy con todo esto… voy a que a pesar de muchos comentarios que se han hecho con respecto a la realización del Sudamericano U17 en Salto, hay que ver a este evento no solo del lado político y económico; sino principalmente del lado deportivo, del lado de la experiencia de los jóvenes y adultos también, así como del lado que tuvieron entrenadores y árbitros de aprender de muchos de los mejores de América, de los niños que viven cada partido como si fuera una final del mundo, del lado de aquellos, los más grandes, que quizá tuvieron la posibilidad de vivir esto hace más de cuarenta años atrás y que hoy pueden vivirlo nuevamente, de nuestro lado, la gente de la prensa, que para muchos es la primera vez en ser parte de un evento deportivo de índole internacional como este, también no hay que olvidarnos de los amantes del buen básquetbol, que están presentes desde el primer partido, hasta el último; y finalmente, verlo del lado de los organizadores, que día a día están en el Gimnasio de Universitario, viendo que todo salga como lo planearon, que pasan desde la mañana hasta las últimas horas de la noche planificando, que se encargan de aquellos jugadores que por un tema u otro se lesionan o tienen algún problema. Tampoco podemos olvidar a los voluntarios, jóvenes amantes del deporte, que sin recibir nada a cambio, se hicieron cargo de cada una de las delegaciones, y los acompañaron, ayudaron y estuvieron con ellos a cada momento. Sin dudas no podemos olvidarnos de toda la gente que trabajó por este Sudamericano, ellos hicieron que este gran evento deportivo se llevara a cabo cada día y son los responsables de que todos pudimos vivir el básquetbol como lo es… uno de los mejores deportes del mundo.

Después de muchos años Salto fue partícipe de uno de los eventos deportivos más importantes de America, nuestra ciudad, fue los ojos de nueve países latinos que estaban a la expectativa de cada una de sus selecciones… así es, todos fuimos parte del Sudamericano U17 de básquetbol, sin dudas una de las mejores experiencias que podemos haber vivido.

DESDE EL INICIO

Hace aproximadamente dos meses atrás, el Comité Organizador del Sudamericano, bajo la dirección de Álvaro Compá puso10 8 13 074 en marcha su trabajo, para que este evento fuera perfecto. Primero comenzaron por arreglar el Gimnasio de Universitario, que había sido seleccionado como lugar donde se disputarían los partidos. Cancha, paredes, vestuarios, sala de prensa, tribunas, todo fue reestructurado para que todos los amantes del básquetbol, y los que no también, sean parte del Sudamericano.  Fue un gran trabajo por parte de los organizadores, que se esforzaron para poder llegar al día de la apertura con todo preparado y sin que ningún detalle quedara librado al azar.

4 DE AGOSTO… EL GRAN DÍA

El 4 de agosto fue el día de la apertura del Sudamericano U17. Comenzó con el partido entre Venezuela y Bolivia, después continuó con el encuentro entre Brasil y Ecuador. Después de estos dos partidos, se llevó a cabo la apertura del Sudamericano, donde todas las delegaciones estuvieron presentes, se cantó el himno de nuestro país y el Intendente de Salto, German Coutinho, dio la bienvenida a todos a nuestro departamento; seguido a esto comenzó uno de los partidos más importantes para todo el público presente: Uruguay – Paraguay.

LAS HINCHADAS

Mucha gente llego a nuestro departamento de cara al sudamericano, brasileros, colombianos, argentinos, peruanos… pero sin dudas que lo que más hay que destacar fue la presencia del pueblo salteño en cada uno de los partidos del campeonato. En todos los partidos donde jugaba Uruguay, se agotaron las entradas. La gente copó el gimnasio de Universitario para alentar a nuestros jóvenes seleccionados. Que sintieron el cariño de todas las personas que llegaban al gimnasio de calle Brasil.

LA SEMI FINAL Y LA FINAL

Primero Uruguay llego a la semi final, le había tocado un rival muy duro, nada más y nada menos que Brasil, en ese partido, Uruguay jugo con seis dentro de la cancha, cinco jugadores y la hinchada. La tribuna Nilo Aranguren, estaba llena, de punta a punta, dos horas antes de comenzar el partido, las entradas ya estaban agotadas y la gente buscaba de alguna u otra manera para poder entrar a ver Uruguay. Sin dudas fue uno de los partidos más apasionantes e intenso de ver de todo el sudamericano, aparte, del buen juego de los seleccionados y del destaque de nuestros salteños Octavio Medina y Juan Galleto, la hinchada jugo un papel muy importante, alentaron a nuestros jugadores hasta no dar más, nunca dejaron de cantar, aplaudir y festejar con ellos durante los cuarenta minutos del partido. Después de Uruguay ganarle a Brasil y pasar a la final del campeonato, tenía que enfrentarse al rival más duro de todo el campeonato, con quien anteriormente había jugado y perdido un partido, nada más y nada menos que a Argentina. Ese día, las entradas para el partido se agotaron a las diez de la mañana, a las 19:00 hs.  Universitario estaba lleno no entraba ni una persona más. Fue un partido muy intenso, hasta el tercer cuarto, cuando los argentinos lograron sacar una gran diferencia en el marcador, Uruguay no pudo más y  Argentina se coronó Campeón Sudamericano.

10 8 13 085OPINIÓN PERSONAL

Siempre pienso que a las cosas hay que verlas de todos los puntos de vista, para después poder sacar una conclusión en general de lo que sea. A que voy con todo esto… voy a que a pesar de muchos comentarios que se han hecho con respecto a la realización del Sudamericano U17 en Salto, hay que ver a este evento no solo del lado político y económico; sino principalmente del lado deportivo, del lado de la experiencia de los jóvenes y adultos también, así como del lado que tuvieron entrenadores y árbitros de aprender de muchos de los mejores de América, de los niños que viven cada partido como si fuera una final del mundo, del lado de aquellos, los más grandes, que quizá tuvieron la posibilidad de vivir esto hace más de cuarenta años atrás y que hoy pueden vivirlo nuevamente, de nuestro lado, la gente de la prensa, que para muchos es la primera vez en ser parte de un evento deportivo de índole internacional como este, también no hay que olvidarnos de los amantes del buen básquetbol, que están presentes desde el primer partido, hasta el último; y finalmente, verlo del lado de los organizadores, que día a día están en el Gimnasio de Universitario, viendo que todo salga como lo planearon, que pasan desde la mañana hasta las últimas horas de la noche planificando, que se encargan de aquellos jugadores que por un tema u otro se lesionan o tienen algún problema. Tampoco podemos olvidar a los voluntarios, jóvenes amantes del deporte, que sin recibir nada a cambio, se hicieron cargo de cada una de las delegaciones, y los acompañaron, ayudaron y estuvieron con ellos a cada momento. Sin dudas no podemos olvidarnos de toda la gente que trabajó por este Sudamericano, ellos hicieron que este gran evento deportivo se llevara a cabo cada día y son los responsables de que todos pudimos vivir el básquetbol como lo es… uno de los mejores deportes del mundo.

EUGENIA AGUIRRE NESSI






Recepción de Avisos Clasificados