¿Cómo podemos tratar la artrosis sin medicamentos?

Siempre se utilizan como complemento, junto a los medicamentos: aliviar el dolor, reducir la rigidez articular, evitar la progresión del daño y aumentar la calidad de vida de los pacientes.

1) Medidas posturales: Se debe dormir en cama plana, firme, con colchón preferentemente de poliuretano de alta densidad de 15 a 20 cm. de altura, almohada  no muy alta. Sentarse en sillas altas, con respaldo recto apoyando la espalda, no permanecer demasiado tiempo de pie.
2) Reducción del peso corporal: la obesidad empeora la artrosis, sobre todo de rodilla, pero además es un factor de riesgo de otras enfermedades.
3) Ejercicio: es fundamental, pero con asesoramiento médico. Existen toda una serie de ejercicios, que el fisiatra recomendará en cada caso.  En casos de dolor reiterado o persistente, se debe intercalar actividad con reposo. Es claro que el reposo excesivo es perjudicial, así como el exceso de actividad física.
4) Termoterapia: es la aplicación de calor o frío, ambos son antiinflamatorios y analgésicos, pero el frío está más indicado en el caso de empujes de inflamación.
5) Hidroterapia: lo ideal es realizarlo en piscina cerrada y climatizada y con el asesoramiento de fisioterapeutas competentes. Son ejercicios en piscina con agua caliente, que, permiten realizar los movimientos con mayor soltura que en el aire.
6) Ortesis: Los dispositivos más comunes que sirven para corregir las deformidades, articulares, son los bastones y los plantares, que deben ser indicados por especialista.
7) Terapia ocupacional: se enseña cuales son los dispositivos útiles para ayudarle  con las actividades de la vida diaria, como vestirse, cocinar, lavar, etc.
8) Electroterapia: son una serie de instrumentos indicados por el fisiatra y realizados por el fisioterapeuta que pueden ser muy útiles en el dolor, la inflamación, etc. Tales son: ultrasonido, laser, TENS, onda corta, microonda, magnetoterapia, etc.
9) Terapias alternativas: son muy utilizadas por algunos pacientes como la acupuntura, aromaterapia, quiropraxia, reiki, etc., que sólo deben ser realizadas como un complemento y no como un tratamiento exclusivo.
¿Qué debo hacer
cuando se me inflama
una articulación con
artrosis?
Se debe  hacer reposo,  frío, medicamentos  y consultar con su médico.
¿Tengo que
usar bastón?
Es muy útil para descargar el peso, en el caso de artrosis de rodilla o cadera, por lo que mejora el dolor y la progresión de la artrosis.Se utiliza generalmente, en el lado contrario al de la articulación enferma.
¿Las termas
son beneficiosas?
Hablamos de termoterapia o balneoterapia con agua caliente (32 a 36º).  También pueden utilizarse los SPA. Más allá de la composición del agua termal, el agua tibia, tiene propiedades beneficiosas para la artrosis y lo correcto sería que el paciente estuviera asesorado por un fisioterapeuta entrenado.
Contraindicaciones: fiebre, debilidad, flebitis, trombosis, cardiopatía isquémica u otros problemas cardiovasculares, etc.
¿Cuándo se debe
operar la artrosis?
Para esta opción terapéutica se debe tener en cuenta numerosos factores: edad, intensidad del dolor, grado de artrosis, actividad del paciente, capacidad de movimientos de la articulación afectada, obesidad, inestabilidad articular y desviaciones de la articulación.
El objetivo de la cirugía es mejorar la calidad de vida mediante el alivio del dolor y restaurar la función. El beneficio siempre debe ser superior al riesgo que se asume.
Los principales métodos quirúrgicos de tratamiento de la artrosis son:
10) Artroscopia: es una técnica en la que se introduce dentro de la articulación un sistema de lentes que permite ver las estructuras desde el exterior. Se puede realizar el diagnóstico y  una serie de tratamientos. El paciente en general no queda internado más que unas horas y luego requiere rehabilitación, generalmente se hace con anestesia general. Indicaciones: 1) dolor y/o inflamación articular que no tengan una explicación luego de los estudios adecuados, 2) lesiones meniscales, 3) desgarro de ligamentos con inestabilidad articular y 4) eliminación de cuerpos libres intraarticulares.
11) Osteotomía: se usa en pacientes menores de 60 años, cuando hay desviaciones en los ejes articulares y el objetivo es realinear para una mejor distribución de las cargas.
12) Artrodesis: es el bloqueo del movimiento de una articulación. Se fijan los extremos óseos mediante yeso, placa o tornillo. Las indicaciones son escasas y en artrosis severas en las que no hay otra solución.
13) Artroplastia: o prótesis. Existen diferentes metales que se utilizan, que se articulan con polietileno y se fijan con un cemento. Existen prótesis de cadera, rodilla , hombro, codo y tobillo (menos frecuentes estas últimas). Se realizan generalmente en personas mayores de 60 años y luego de una investigación clínica exhaustiva para saber si este paciente está en condiciones de ser sometido a este tipo de cirugía. Es evidente que la prótesis ha cambiado la evolución de un paciente con una artrosis severa. Actualmente, luego de la cirugía y  de la rehabilitación adecuada, el paciente puede hacer una vida normal, generalmente sin dolor y con una función articular buena.

Siempre se utilizan como complemento, junto a los medicamentos: aliviar el dolor, reducir la rigidez articular, evitar la progresión del daño y aumentar la calidad de vida de los pacientes.

1) Medidas posturales: Se debe dormir en cama plana, firme, con colchón preferentemente de poliuretano de altaDibujodensidad de 15 a 20 cm. de altura, almohada  no muy alta. Sentarse en sillas altas, con respaldo recto apoyando la espalda, no permanecer demasiado tiempo de pie.

2) Reducción del peso corporal: la obesidad empeora la artrosis, sobre todo de rodilla, pero además es un factor de riesgo de otras enfermedades.

3) Ejercicio: es fundamental, pero con asesoramiento médico. Existen toda una serie de ejercicios, que el fisiatra recomendará en cada caso.  En casos de dolor reiterado o persistente, se debe intercalar actividad con reposo. Es claro que el reposo excesivo es perjudicial, así como el exceso de actividad física.

4) Termoterapia: es la aplicación de calor o frío, ambos son antiinflamatorios y analgésicos, pero el frío está más indicado en el caso de empujes de inflamación.

115) Hidroterapia: lo ideal es realizarlo en piscina cerrada y climatizada y con el asesoramiento de fisioterapeutas competentes. Son ejercicios en piscina con agua caliente, que, permiten realizar los movimientos con mayor soltura que en el aire.

6) Ortesis: Los dispositivos más comunes que sirven para corregir las deformidades, articulares, son los bastones y los plantares, que deben ser indicados por especialista.

7) Terapia ocupacional: se enseña cuales son los dispositivos útiles para ayudarle  con las actividades de la vida diaria, como vestirse, cocinar, lavar, etc.

8) Electroterapia: son una serie de instrumentos indicados por el fisiatra y realizados por el fisioterapeuta que pueden ser muy útiles en el dolor, la inflamación, etc. Tales son: ultrasonido, laser, TENS, onda corta, microonda, magnetoterapia, etc.

9) Terapias alternativas: son muy utilizadas por algunos pacientes como la acupuntura, aromaterapia, quiropraxia, reiki, etc., que sólo deben ser realizadas como un complemento y no como un tratamiento exclusivo.

¿Qué debo hacer cuando se me inflama una articulación con artrosis?

Se debe  hacer reposo,  frío, medicamentos  y consultar con su médico.

¿Tengo que usar bastón?

Es muy útil para descargar el peso, en el caso de artrosis de rodilla o cadera, por lo que mejora el dolor y la progresión de la artrosis.Se utiliza generalmente, en el lado contrario al de la articulación enferma.

¿Las termas son beneficiosas?

Hablamos de termoterapia o balneoterapia con agua caliente (32 a 36º).  También pueden utilizarse los SPA. Más allá de la composición del agua termal, el agua tibia, tiene propiedades beneficiosas para la artrosis y lo correcto sería que el paciente estuviera asesorado por un fisioterapeuta entrenado.

Contraindicaciones: fiebre, debilidad, flebitis, trombosis, cardiopatía isquémica u otros problemas cardiovasculares, etc.

¿Cuándo se debe operar la artrosis?

Para esta opción terapéutica se debe tener en cuenta numerosos factores: edad, intensidad del dolor, grado de artrosis,Dibujo5 actividad del paciente, capacidad de movimientos de la articulación afectada, obesidad, inestabilidad articular y desviaciones de la articulación.

El objetivo de la cirugía es mejorar la calidad de vida mediante el alivio del dolor y restaurar la función. El beneficio siempre debe ser superior al riesgo que se asume.

Los principales métodos quirúrgicos de tratamiento de la artrosis son:

10) Artroscopia: es una técnica en la que se introduce dentro de la articulación un sistema de lentes que permite ver las estructuras desde el exterior. Se puede realizar el diagnóstico y  una serie de tratamientos. El paciente en general no queda internado más que unas horas y luego requiere rehabilitación, generalmente se hace con anestesia general. Indicaciones: 1) dolor y/o inflamación articular que no tengan una explicación luego de los estudios adecuados, 2) lesiones meniscales, 3) desgarro de ligamentos con inestabilidad articular y 4) eliminación de cuerpos libres intraarticulares.

11) Osteotomía: se usa en pacientes menores de 60 años, cuando hay desviaciones en los ejes articulares y el objetivo es realinear para una mejor distribución de las cargas.

12) Artrodesis: es el bloqueo del movimiento de una articulación. Se fijan los extremos óseos mediante yeso, placa o tornillo. Las indicaciones son escasas y en artrosis severas en las que no hay otra solución.

13) Artroplastia: o prótesis. Existen diferentes metales que se utilizan, que se articulan con polietileno y se fijan con un cemento. Existen prótesis de cadera, rodilla , hombro, codo y tobillo (menos frecuentes estas últimas). Se realizan generalmente en personas mayores de 60 años y luego de una investigación clínica exhaustiva para saber si este paciente está en condiciones de ser sometido a este tipo de cirugía. Es evidente que la prótesis ha cambiado la evolución de un paciente con una artrosis severa. Actualmente, luego de la cirugía y  de la rehabilitación adecuada, el paciente puede hacer una vida normal, generalmente sin dolor y con una función articular buena.

Por el doctor Carlos Uboldi

Reumatólogo, Fisiatra, Psiconeuroinmunoendocrinologia