¿Cuál es la evolución posible?

Más allá del 0 a 0, el aficionado es seguro que se fue del estadio, masticando esa interrogante: ¿cuál es la evolución posible de este Salto, después de la noche plagada de dudas? Porque fue noche de dudas, a partir de un rendimiento a contramano.
Es cierto que la misión fue contemplada: por lo menos rescatar un punto para asegurar el avance a la segunda fase.
Pero claro que esos 10 puntos, no debieran atenuar el cuestionamiento a una fragilidad de estructura a la que Salto se expuso, a tal punto que en varios pasajes de la recta final, Tacuarembó se convenció que podía. Se atrevió. Hasta pudo alcanzar el 1 a 0, pero a los 20′ el remate-penal de Siqueira se desvió sobre el palo derecho de Martín.
Salto se repitió en formulaciones de partida y llegada. Sobre todo en el primeros 25′ de la recta inicial, hasta que Fiordelmondo se hizo mando por zurda y escaló un par de veces, mientras el “Cunfi” Menoni disparó con derecha un remate para el deleite que el arquero Vaz, sacó a pura clase.
LAS CUESTIONES
COMPLEJAS
Todo en medio de un partido que costó definir. A contramano el trámite. A contramano Salto. Y hasta la verdad táctica de Tacuarembó, que no fue menos que apto para manejar tiempos y circunstancias. Salto dudó por el bloque central en el fondo y Josema Di Nápoli fue compensador en medio de la aceleración mal entendida y peor aplicada.
Tacuarembó dejó en el vestuario el rocoso 4-4-2 del primer tiempo. Se elastizó en el segundo. Apostó a más de aventura de ataque y el equipo de Ramón transitó por cuestiones complejas, desde lo táctico a lo conceptual. Dany Miranda orilló el 1 a 0 y casi en la agonía, José González libera el grito de gol, pero en la raya Cristian Rodríguez rechaazando en soberano esfuerzo.
Fue 0 a 0. La justicia del avance a la segunda fase, porque en definitiva a Salto no le faltó regularidad. Pero después de ayer: ¿cuál es la evolución posible?
Después de todo, el futuro no está lejos.
Y también le reclamará. Con previo aviso.
-ELEAZAR
JOSÉ SILVA-

Más allá del 0 a 0, el aficionado es seguro que se fue del estadio, masticando esa interrogante: ¿cuál es la evolución posible de este Salto, después de la noche plagada de dudas? Porque fue noche de dudas, a partir de un rendimiento a contramano.

Es cierto que la misión fue contemplada: por lo menos rescatar un punto para asegurar el avance a la segunda fase.

Pero claro que esos 10 puntos, no debieran atenuar el cuestionamiento a una fragilidad de estructura a la que Salto se expuso, a tal punto que en varios pasajes de la recta final, Tacuarembó se convenció que podía. Se atrevió. Hasta pudo alcanzar el 1 a 0, pero a los 20′ el remate-penal de Siqueira se desvió sobre el palo derecho de Martín.

Salto se repitió en formulaciones de partida y llegada. Sobre todo en el primeros 25′ de la recta inicial, hasta que Fiordelmondo se hizo mando por zurda y escaló un par de veces, mientras el “Cunfi” Menoni disparó con derecha un remate para el deleite que el arquero Vaz, sacó a pura clase.

LAS CUESTIONES COMPLEJAS

Todo en medio de un partido que costó definir. A contramano el trámite. A contramano Salto. Y hasta la verdad táctica de26 1 14 025 Tacuarembó, que no fue menos que apto para manejar tiempos y circunstancias. Salto dudó por el bloque central en el fondo y Josema Di Nápoli fue compensador en medio de la aceleración mal entendida y peor aplicada.

Tacuarembó dejó en el vestuario el rocoso 4-4-2 del primer tiempo. Se elastizó en el segundo. Apostó a más de aventura de ataque y el equipo de Ramón transitó por cuestiones complejas, desde lo táctico a lo conceptual. Dany Miranda orilló el 1 a 0 y casi en la agonía, José González libera el grito de gol, pero en la raya Cristian Rodríguez rechaazando en soberano esfuerzo.

Fue 0 a 0. La justicia del avance a la segunda fase, porque en definitiva a Salto no le faltó regularidad. Pero después de ayer: ¿cuál es la evolución posible?

Después de todo, el futuro no está lejos.

Y también le reclamará. Con previo aviso.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

Así pasó

Campo de juego: Parque Ernesto Dickinson. Partido correspondiente a la quinta fecha de la primera rueda (Campeonato Apertura). Torneo del Litoral Norte. Entradas vendidas: 1.280. Recaudación: $ 125.000. Asistencia: 1.900 aficionados.

Árbitro central: Sergio Liuzzi (Bien)

Asistentes: Nelson Prestes-Yosel González.

Salto (0)- MARTÍN FERRANDO; ENZO ALBANO, RICHAR FABIÁN ALBÍN, FACUNDO GONZÁLEZ, BRUNO FIORDELMONDO; MARCELO ALEXANDER MENONI (José González), JOSÉ MARIA DI NÁPOLI, JUAN ALBERTO IRIARTE (Fabricio Lairihoy); GUSTAVO CARBALLO. DANY MIRANDA y MARCIO BACKES (Favio Rondán).

Director Técnico: Ramón Walter Rivas.

Tacuarembó (0 )-  JONATHAN VAZ; RAMIRO ESTEVEZ, SEBASTIAN CUELLO (Borgarelli), WALTER PEREIRA, CRISTIAN RODRIGUEZ; LUIS PINTADO, JULIO ALMEIDA, CARLOS DA SILVA (Barrios), PABLO PORCILE; OCTAVIO SIQUEIRA, OSCAR MARTÍNEZ (Etchechury).

Director Técnico: Octavio Duarte.

GOLES: no hubo

EXPULSADOS: 42′ del segundo tiempo, Richard Albín (S).

OBSERVACIONES:  A los 20′ del tiempo complementario, Octavio Siqueira malogró un remate desde el punto penal.

EL MEJOR DE LA CANCHA: José María Di Nápoli.

EL MEJOR DE TACUAREMBÓ: Cristian Rodríguez-Walter Pereira.

Uno por uno

En tanto, Josema…

MARTÍN FERRANDO (3)- Debió responder aisladamente. Con eficacia.

ENZO ALBANO (2 )- Se repitió en exceso, aunque nunca dejó de querer.

RICHAR FABIÁN ALBÍN (3)- De los más sólidos. Expulsado.

FACUNDO GONZÁLEZ (2 )- Vacilaciones y aciertos en la misma proporción.

BRUNO FIORDELMONDO (3)- Cuando aceleró por su lateral, fue factor de sorpresa y distorsión defensiva rival.

MARCELO ALEXANDER MENONI (2)- Menos “Cunfi” que en partidos anteriores, sobre todo en uno de sus aspectos más vitales: la construcción.

JOSÉ MARIA DI NÁPOLI (4 )- Por temperamento, laboriosidad, y sentido de asociación: el mejor.

JUAN ALBERTO IRIARTE (2 )- Opaco. Es mucho más de esa versión del “Juanchi”. Tiene, puede y debe retornar a la versión original.

GUSTAVO CARBALLO (2 )- Una apuesta en el debe. No fue el eje de ofensiva, hasta por una cuestión de lagunas. La ausencia de continuidad.

DANY MIRANDA (2 )- Una chance neta. Expuso entrega. Sin recursos para gravitar.

MARCIO BACKES (2)- Otro que mermó. Bien excluído.

FAVIO RONDÁN (2)- Pretensión sin resultados.

JOSÉ GONZÁLEZ (3)- No le pesó el estreno. Hasta pudo gritar el gol del final.

FABRICIO LAIRIHOY (2) – Volvió y le costó trascender.