¿Cuánto sale vivir en mi país?

¿Cuánto sale vivir en mi país?

Números, comentarios, críticas, medidas, cuestionamientos, enojos, reacciones, todas situaciones que se generan cuando hablamos de la economía. El hecho es poder entender qué está pasando para saber en un año de tantas promesas, como se verá afectado el bolsillo

Tras la inflación registrada entre los meses de febrero del 2013 y el mismo período del 2014, que llegó al 9,82 por ciento, luego de varios años donde los guarismos eran sensiblemente inferiores, la alarma se disparó en las autoridades del Ministerio de Economía, que hasta ahora, solamente estaban acostumbrados a tener buenas noticias y a hablar del crecimiento económico que el país vivió en los últimos años.
En consecuencia, el gobierno adoptó medidas para paliar la inflación. Una de ellas fue congelar 75 productos de la canasta básica por algunos meses, con la finalidad de mantener la fijación de precios y evitar los remarques tan temidos por los consumidores y realizados por los proveedores cada vez que hay anuncio de un desajuste del dólar, o un aumento de salarios.
Para esto, el Poder Ejecutivo, decretó entonces un congelamiento en los precios de la canasta básica familiar, aunque previendo también otros conceptos de la economía doméstica, ordenó a su vez una rebaja de los servicios y algunas tarifas, como la de UTE tendrán una variación en el precio aunque de un monto muy escaso.
Si bien la economía es algo que preocupa y mucho a la población, tanto empresarios como trabajadores, ya manifestaron que el gobierno debía cuidar los brotes inflacionarios y alejarse de lo que está pasando en los países de la región.
Aunque si bien todos cuestionan y critican la situación, nadie se preocupa por saber cosas como si en Salto, ¿éstas medidas se cumplen? Si es así, ¿quién supervisa los precios? ¿cómo lo hacen? ¿qué pasa en los barrios, sigue existiendo la compra con libreta, con tarjetas, se venden productos sueltos para evitar gastos excesivos para los alicaídos ingresos? ¿la gente sigue buscando mercados alternativos, como el comercio informal o las ciudades fronterizas para parar la olla?
Y con respecto a la inflación y a los costos de vida que nos impone el sistema, ¿qué dicen los consumidores? EL PUEBLO salió a la calle para hablar con varios de ellos y preguntar qué está pasando, de qué vive la gente, cuánto dinero gasta y cuánto recibe. En definitiva, ¿cuánto sale vivir en nuestro país? Esto, en el siguiente informe.
LA VIDA EN NUMEROS
En el mes de enero de 2014, la estimación puntual del ingreso promedio de los hogares a valores corrientes (esto es sin contar el aguinaldo y sin tener en cuenta el valor locativo, es decir, el costo de vida por cada localidad) para el total del país que formuló el Instituto Nacional de Estadísticas que pertenece al Poder Ejecutivo, se estimó en la suma de $43.479 pesos uruguayos.
Mientras tanto, que para Montevideo, el valor de los ingresos se estimó en los $50.360 pesos uruguayos y en el Interior del país en la suma de $38.571 pesos. El ingreso promedio, el de 43.479 pesos, surge de un estimativo promedio entre ambos conceptos, los ingresos de la capital y los del interior.
Aunque si los números le cierran o no, hay más. Seguimos en el mes de enero de 2014, hace dos meses, para el Gobierno el ingreso promedio per cápita (lo que gana en promedio una persona) a valores corrientes (sin aguinaldo y sin valor locativo) se estimó en los $15.600 pesos para el total del país.
Es decir que para el gobierno una persona que trabaja en la capital gana un sueldo promedio de unos $18.889 pesos mensuales y en el resto del país, esto es en todo el interior, el ingreso promedio de una persona se situó en los $13.424 pesos.
En tanto que el valor de la inflación al mes de febrero de este año, tomando en cuenta un año de idas y venidas, llegó al 9,82 por ciento lo que precipitó al gobierno a tomar medidas, tales como el congelamiento de los precios de una serie de productos que componen la canasta básica de alimentos y la mencionada rebaja en los servicios.
La información que surge desde el sitio web del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), sostiene que la canasta básica familiar se sitúa en los 55.637 pesos. Lo que implica que todos los ingresos señalados por el gobierno que en promedio tendría la población, está por debajo de lo que se estima necesario para vivir.
Asimismo, la población económicamente activa del país es del orden del 1 millón 480 mil personas aproximadamente, y el desempleo en líneas generales ronda el 7,5 por ciento, una de las tasas mas altas de los últimos tiempos. Según las estimaciones que ha formulado el gobierno, en Salto la desocupación ronda el 6,7 por ciento, pero a su vez presenta, según los datos proporcionados por el ministro de Desarrollo Social, en su última visita al departamento, uno de los mayores niveles de informalidad. Lo que supone en ese aspecto, que la misma pueda ser mayor y que además, los salarios promedios que mide el gobierno no se cumplirían por regla general.
Aunque la realidad indica que en un departamento donde viven 126 mil personas, uno de los más poblados del interior del país, existen más de 20 mil hogares conectados a la televisión con cable, y cuenta con uno de los parques automotores per cápita más importantes del país, con unos 75 mil vehículos registrados, de los cuales más de 42 mil, son motos.
El boom económico que impactó en el país también dejó en Salto sus dividendos, aunque muchos salteños son parte de los deudores de 4 mil millones de dólares en los que ronda la tasa de endeudamiento interno. Aunque en las demás páginas, cada uno dice lo suyo sobre cómo le afecta una economía que parece sólida con un récord de 16 mil millones de dólares de reservas y 47 mil millones de PBI. Pese a esto somos considerados unos de los países más caros del mundo y lo que acá pagamos 20 pesos en países de la región por el mercado interno y otras yerbas vale la mitad. Las estadísticas y los números, algo que a nadie le importa sino se gana lo suficiente como para llegar a fin de mes.
“La gente te compra 10 o 15 pesos de cada producto”, dijeron los consultados

Hoy en los almacenes se vende suelto porque “sale más barato”, pero también se usa cada vez menos la libreta

Gastón y Germán Duffey tienen desde hace 3 años un comercio ubicado en la esquina de Camino del Éxodo y Bolivia. Consultado para el presente informe, Gastón explicó a EL PUEBLO que cuando compraron el almacén, el antiguo dueño les dejó una lista de clientes “seguros” para el uso de la libreta, y son los cinco que continúan hasta hoy, a los que se sumaron dos o tres más que “por ahora” continúan.

Prácticamente ya no trabajan con libreta porque la gente “no paga, de hecho” – comentó- nos quedaron tres libretas para atrás y no hay forma de cobrarlas”, por lo que ahora no se fía. “Vienen con los hijos en brazos como dando lástima, les das y después olvidate, no vuelven más, nos pasó  unas cuantas veces”, afirmó.

Consultado por este diario acerca de la instalación de supermercados en los barrios, indicó que si bien el almacén no tiene el mismo volumen, la gente “no va a ir al súper para comprar un pan que te cuesta 30 pesos”. Además, ellos tienen la ventaja de vender “suelto”, (ya sea azúcar, fideos, arroz, etc.).

Agregó que “por ahora” no trabajan con tarjetas, aunque no descartó la posibilidad de hacerlo ya que “hay gente con libreta que a veces se pasa un poco y prefieren la tarjeta y no la libreta”.

Considera que sin dudas es más barato comprar en el almacén que en el supermercado, ya que  allí por ejemplo, te ponen dos o tres productos en oferta, pero te ganan en seis.

ANALÍA PÉREZ: LO MÁS CONVENIENTE ES VENDER SUELTO

Por su parte, Analía Pérez, tiene un almacén que está ubicado en pleno barrio Cerro, en la calle Herrera y Obes al 400. Consultada para este informe, indicó que en la actualidad trabaja solamente con tres libretas “de personas que estoy segura que me pagan, (porque el de dar fiado) es un tema muy difícil”, expresó.

Agregó que lo que “más le conviene, es vender suelto, porque abarata comprar por bolsa, te sale más barato y podés vender más barato al cliente y además ya no te compran un kilo como antes, sobre todo a fin de mes la gente compra de a diez pesos, quince pesos de cada producto, todo viene suelto, sobre todo azúcar, yerba, polenta, etc.”

De esta forma, nuestra consultada señaló que “es más barato comprar en el almacén”, coincidiendo con el testimonio anterior y manifestó que “en el supermercado te ponen cinco ofertas y en el resto de los productos que comprás lo descuentan”, y afirmó que hay varios productos que en su comercio están más baratos que en el supermercado.

SANDRA LOJO: SE SINTIÓ LA SUBA DE LOS PRECIOS EN LAS VERDURAS

El comercio de Sandra Lojo se encuentra en Camino del Éxodo y Silvestre Blanco. Sobre los precios de la fruta y la verdura que se habían disparado tras los problemas presentados por el campo ante los daños de las lluvias en febrero, comentó que “han bajado, pero no mucho”.

“Éstos son meses muy tranquilos, la primera quincena después de las fiestas trabajamos bien,  después se trabaja pero poco”. Lo que más vende Lojo son frutas y verduras, “pero después que subieron los precios, se sintió una baja importante en las ventas. Si bien todos los días se escucha en los informativos que van a bajar los precios, todavía estamos esperando”.

Sandra añadió que “antes la gente compraba de a kilo, hoy compran de a dos o tres zanahorias, dos o tres manzanas, y no te rinde, en realidad perdés plata”.

Respecto a las tradicionales libretas de los almacenes señaló que tienen “muy pocas libretas mensuales”, porque además no tienen demasiado stock y es más conveniente vender lo que tienen al contado.

Comentó que lo característico del almacén son las “cosas sueltas, y a la gente le conviene mucho más”. Pese a tener una panadería a una cuadra y un supermercado a la misma distancia de su comercio, todo el pan que recibe lo vende, y durante el invierno, lo vende mucho más.

Insistió que se sintió “la suba de los precios sobre todo en la parte de verduras, pero es en lo que más invierte porque es lo que más trabaja, hay mucha gente que viene solo a la verdulería, por ahí llevan algo más del almacén, pero es más vista como una verdulería”.

Multiahorro y Ta Ta tienen lista de hasta 1.000 artículos, El Revoltijo analiza estrategia
Pasado mañana inicia el congelamiento de los precios en 60 productos de la canasta por parte de los supermercados

Una maestra, una docente y una enfermera, dan sus puntos de vista

“Con un sueldo estándar estamos ganando mucho menos que lo que vale la canasta básica”, dicen los consumidores

¿Qué dicen los consumidores? ¿Les sale más caro vivir? ¿Cuánto opinan que deberían ganar para solventar sus gastos del mes? Son algunas de las interrogantes que nos hacemos a la hora de analizar el costo de la canasta básica familiar, que para el gobierno ronda los 55.600 pesos mensuales, al mismo tiempo que aducen que el ingreso promedio en un hogar del interior del país, ronda los 35 mil pesos.

Jimena Perillo (33) es maestra, ama de casa y madre de dos niños y brinda desde su experiencia su punto de vista acerca de la realidad que nos toca vivir como consumidores.

El GRAN DESAFÍO DE ALIMENTAR UNA FAMILIA CON UN SUELDO STÁNDAR

-¿Cómo ve la realidad del día a día, en la compra de alimentos?

– “Cada vez es más dificultoso, todo sube, los sueldos no alcanzan, yo soy maestra y estoy ganando unos 15.000 pesos mensuales y no da para nada. Hoy vi que el precio del tomate está a $120 pesos el kilo y me decía el almacenero que antes estaba a $160. Entonces es complicado contar con todos los elementos para hacer la comida diaria”, dijo.

Contó a su vez que “a menudo me pasa mucho con los precios de la fruta, que paso de comprar en verdulerías grandes que quedan lejos, porque sino ¿cómo hace un ama de casa para poder hacer una comida más o menos nutritiva todos los días?”.

Cuestionó que “con un sueldo estándar estamos ganando mucho menos que la canasta básica y te das cuenta que hoy más que nunca todos tienen algo para venderte”.

A su criterio ¿qué elementos básicos deberían equilibrar sus precios?

“Basta salir del Uruguay para darte cuenta lo caro que está todo acá”.

“¿Cuánto piensa que se debería ganar para que una familia tipo pueda tener una alimentación equilibrada?

-“Una familia tipo para llevar una alimentación correcta debe consumir lácteos, carne, verduras, frutas, arroz y fideos. Esos alimentos tienen que ser accesibles a todos, teniendo en cuenta la pirámide alimenticia. Así que una familia no debe ganar menos de 30.000 pesos a 35.000 pesos, de lo contrario no puede estar bien nutrida”.

Jimena considera que hay productos que no tendrían que tener IVA y otros artículos tranquilamente deberían costar el doble, como por ejemplo los cigarrillos. “Y cuando vamos a cocinar, debemos ver lo que es más barato, pero ya es todo igual, hoy se gasta lo mismo en un guiso que en unas milanesas”.

ALEJANDRATEJERA, ENFERMERA DEL CENTRO MÉDICO, VIVE CON SU HIJA Y SU MADRE:

Alejandra Tejera sostiene que es un desafío poder administrarse con un sueldo básico. “Es un tema bastante complicado y sí realmente el costo de vida es muy caro, pero tenemos que saber que vivimos en una sociedad de consumo, el costo de vida está caro, pero también depende de cada uno”.

La entrevistada destaca que en los rangos menores de la Salud (enfermería, auxiliares de servicio) tienen las mayores dificultades para enfrentar el tema de la canasta básica porque los sueldos son insuficientes.

“Los sueldos son bajos y a la hora de hacer un surtido se necesita que una familia tenga una entrada de entre 30 a 40 mil pesos mensuales de lo contrario el dinero no alcanza”, expresó.

Los alimentos prioritarios a su criterio “no son los más caros”, pero sí las frutas y verduras que son necesarias para que la alimentación sea balanceada. Alimentarse sanamente es la igualdad a un gasto mayor. Por ese motivo, en su familia han hecho una quinta en la casa donde cosechan espinacas, tomates cherry y otras verduras cuyos precios son onerosos en el mercado.

Primeramente cuando cobran pagan las cuentas y lo que sobra se divide en la cantidad de días, haciéndose la compra diaria.

“LO QUE SE GANA NO ESTÁ ACORDE CON LOS PRECIOS Y COCINAR ES CASI TAN CARO COMO IR A COMER”

En el caso de Laura Pereira, profesora y madre de dos hijos: “Lo que se gana no está acorde con los precios, indudablemente que la canasta familiar cada vez es más cara, las verduras, las frutas y lo básico para alimentarse está cada vez más caro”, sostuvo a este diario al ser consultada para el presente informe.

“El tomate está carísimo, antes salir a comer era caro, pero hoy también lo es cocinar”, admitió.

Laura suele comprar lo básico; en cuanto a las frutas de estación, adquiere siempre bananas, manzanas, duraznos, peras y las verduras también.

También considera que solamente para la comida hay que contar como mínimo con 20 mil pesos mensuales.

“Una familia con dos hijos, para vivir bien le tienen que entrar en la casa por lo menos alrededor de  50.000 pesos mensuales” asevera.

“Por ejemplo, bizcochos se puede comprar una vez por semana, porque como mínimo se gasta cien pesos”; dijo. Opina que sirve más comprar la “comida hecha” considerando en el gasto del gas y el costo de los ingredientes.

“Estamos hablando de que la mayoría de los trabajadores ganan un sueldo de 10.000 pesos y con eso no hacemos

Multiahorro y Ta Ta tienen lista de hasta 1.000 artículos, El Revoltijo analiza estrategia

Pasado mañana inicia el congelamiento de los precios en 60 productos de la canasta por parte de los supermercados

En un intento por controlar la inflación, el gobierno nacional realizó un acuerdo con la asociación de supermercados para congelar una serie de productos de la canasta básica. La medida  comienza a regir pasado mañana martes 1º de abril y tiene vigencia en todos los supermercados del país.

Los supermercados locales están obligados a cumplir con lo establecido, según reconoció Luján Gerfauo, gerente del Multiahorro del Salto Shopping a EL PUEBLO.

“Nosotros recibimos una lista de productos que estarán congelados desde el 1o de abril hasta el 31 de mayo y abarca 1.000 productos de todo tipo”, aseveró Gerfauo.

La nómina fue remitida desde Montevideo por los responsables de la cadena de supermercados, y los encargados de las sucursales salteñas creen que además de los productos que el gobierno decidió congelar, la empresa agregó otros para hacer extensiva la oferta.

“A nosotros no nos dijeron qué precios fueron congelados por el gobierno y cuáles los congeló la propia empresa, simplemente nos remitieron la lista”, añadió

La medida  también abarcará a los supermercados Ta-Ta de nuestra ciudad, dado que pertenecen a los mismos dueños.

La estrategia, según explicaron a EL PUEBLO, es clara: en ambas cadenas de supermercados se le hará una distinción  a los productos que mantendrán sus precios inalterados hasta fines de mayo.

LOS PRODUCTOS “CONGELADOS”

Algunos de los productos “congelados” serán estos: aceites (excepto el de oliva), arroz, azúcar (común), cocoa, pollos con menudos, mayonesa común, pan (de mesa, flauta y baguette), queso rallado, pulpa de tomate (tamizada), margarina, manteca, fideos (al huevo y semolados), agua con gas, harina de trigo, té puro, café (molido y en grano), yerba sin palo (común), gaseosas (comunes), desodorantes en aerosol, detergentes (para manos y lavavajillas), desinfectantes, jabón de tocador, papel higiénico y pasta dental. El precio será congelado hasta fines de mayo, aunque el Ministerio de Economía aspira extender la medida hasta el 30 de junio, algo que negociará.

PASADO MAÑANA INICIA CONGELAMIENTO

Otros supermercados como  El Revoltijo, admitieron que “les llegó la lista” de precios congelados, pero no dieron pistas sobre si por decisión propia congelarán los  de otros artículos.

“Todavía no se ha definido qué es lo que se va a hacer al respecto. Aún no planificamos  la cartelería ni la ubicación de los productos, porque en estos casos siempre existe una señalización  para que los clientes puedan encontrar con facilidad los artículos que sufren rebaja especial o cuyos precios están congelados, como en este caso”, aseguró un funcionario  a EL PUEBLO.

Según acotó, la lista todavía no fue puesta a disposición de los encargados, algo que seguramente ocurrirá en esta jornada, dado que el martes  da inicio los 60 días de congelamiento de precios.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...