¿Qué Bicentenario celebramos?

Hoy por: Jorge Pignataro

Continúa el cuestionamiento:

7Mucho se habla este año del Bicentenario del inicio del proceso emancipatorio de nuestro país. Al respecto, hay voces que defienden la celebración y otras que no. Hace algunos días, EL PUEBLO presentó una nota realizada a los profesores de Historia Ramón Gérez y Gary Silva, quienes básicamente decían no tener demasiado claro a qué se refería esta celebración, en tanto no existe un hecho concreto, sucedido hace doscientos años, que pueda considerarse el inicio del proceso de independencia del Uruguay. Asimismo, Gérez sostiene que no sería lo más certero festejar hechos puntuales. Todo parece ser, entonces, simplemente una “moda” de celebrar bicentenarios, para una vez más imitar en algo a los argentinos –que lo hicieron en 2010–, y otros.

Sucede que, en realidad, si de reconocer hechos puntuales se trata, habría muchos por recordar. Si hablamos del año 11: ¿28 de febrero?, ¿18 de mayo?, ¿O la Asamblea de la Quinta de la Paraguaya en octubre? Pero además: ¿El inicio del Éxodo o algunos hechos de 1812? ¿O el Congreso de Abril en 1813? No olvidemos tampoco el 1825, el 1828 y el 30…

Prof. Matías Berger Arrambarri

En estos días, EL PUEBLO buscó la opinión del Profesor de Historia Matías Berger, que resultó ser coincidente casi en su totalidad con la de Gérez y Silva.

Un logo “alejado de la realidad” y “proyectos que muchas veces esconden dudosos postulados”

El docente comenzó haciendo a referencia al logo que se ha creado para estos festejos, el que considera no se ajusta a la realidad. Al respecto, Berger indicó que: “El logo viene al dedillo para hablar de cómo se ilustra este proceso. Es un logo con la bandera artiguista que luego se continúa en la bandera uruguaya, y nada más alejado de la realidad histórica que ese logo. Allí hay una falacia hecha un logo”. Sin embargo reconoce que “por allí puede ser una buena oportunidad para problematizar la historia, para pensarla como un problema, de esa forma rinde muchos más frutos el análisis que si nos remitimos sólo a lo fáctico. Y también está bueno darnos cuenta que no estamos solos en este proceso de celebraciones, sino que esto viene de la mano de una oleada de bicentenarios impulsada por organismos internacionales, como la OEI por ejemplo. Incluso hay un documento recientemente aprobado por todos los Ministros de Educación de Latinoamérica y de España y Portugal, que se llama “Metas 2021: la Educación para la generación de los Bicentenarios”. Como que a caballo de esta celebración aparecen proyectos que muchas veces esconden dudosos postulados y no sé si están enrabados con el saber popular y con los intereses reales de la gente…”.

Vincular a Artigas con la independencia uruguaya es un error

Consultado acerca de la pertinencia de vincular la Batalla de las Piedras con la independencia de nuestro país, Berger sostiene: “Ahí hay un error importante, porque atar el proceso artiguista a la consolidación de un Estado independiente justamente es todo lo contrario a lo que Artigas sustentaba. En realidad el federalismo artiguista partía de la base de una unión de provincias y nunca habló de la independencia de las provincias, siempre habló de la independencia de la unión de esas provincias, de la federación. La Liga Federal, cuando se concreta, en 1815, era la plasmación de ese proyecto, pero claro, después los sucesos continuaron y el resultado es que tenemos un país que se llama República Oriental del Uruguay. Creo que tenemos un problema al atar lo que vino antes con lo que sucedió después”.

¿No estaba en la cabeza de Artigas, entonces, la independencia del Uruguay?

No, para nada. Caemos en un grave anacronismo al adjudicarle a Artigas el deseo de concretar su proyecto político en un país que se llama primero Provincia de Montevideo, así como la titulan en la Convención Preliminar de Paz de 1828 que es cuando legalmente aparece un Estado, luego en la Constitución no aparece el nombre República Oriental del Uruguay sino que aparece Estado Oriental y con el paso del tiempo a lo largo del siglo XIX, se hizo una transición y a fines del siglo XIX se comienzan a reconocer los orientales como uruguayos, producto de la inmigración llegada al país nace una nueva identidad.

Hace 100 años no se rescataba el 1811

Y hace 100 años, ¿qué fecha se recordaba en la celebración del Centenario?

Está bueno revisar un poquito en la discusión que se dio en el primer centenario, cuando se fueron a conmemorar los primeros cien años de todos estos acontecimientos. Ahí tenemos dos posiciones bien claras: los que querían rescatar el año 1825 y los que querían rescatar el 1830. De esa forma, al rescatar el 1825 se rescataba la figura de Lavalleja, uno de los pilares de lo que fue después el Partido Blanco, y los que querían rescatar el 1830 rescataban a Rivera.

No se rescataba entonces el 1811…

No, en ese momento no.

“Una oportunidad histórica para hablar de Historia”

El docente reconoce que todos estos debates tienen lo positivo que significa que la población hable de Historia y reflexione sobre ella. Al respecto expresó: “Por encima de las posiciones que pueda haber sobre el Bicentenario, nosotros rescatamos la oportunidad histórica que es esta para hablar de Historia, para que la Historia no sea algo que está en los libros solamente sino que la vivamos día a día. Y que esa frase que decimos siempre a comienzo de año cuando le preguntamos a los alumnos para qué sirve la Historia, “el conocimiento del pasado para comprender el presente y proyectar el futuro”, se haga realidad, que no quede sólo en palabras, que sirva realmente para hablar de la identidad, de lo que queremos realmente como nación, como comunidad…”.

Finalmente, Berger destacó que este tipo de debates han sido una constante en el país, desde siempre: “Una cosa interesante de todo este tema es que los uruguayos así como otros pueblos del mundo, siempre fuimos muy fanáticos a la hora de cuestionar esto y de pensar, o sea que no somos los primeros que estamos hablando de este tema. Y siempre hubo distintas posiciones, por ejemplo algunos decían que el Uruguay nunca debió haber existido, que tendríamos que haber sido parte de Argentina, luego ese debate se traslada a si las naciones pequeñas son más viables que las naciones grandes, es decir que esto ha estado en el tapete desde siempre”.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...