“¿Cuál es el problema de jugar 25 fechas?”

El lunes que pasó, sin dejarse en claro respecto al sistema de disputa a nivel de la Divisional “A”, porque además, no hubo tratamiento del tema. Todo hace suponer que en la sesión próxima del Consejo Superior, se planteará algo más que un pronunciamiento.
Lo real es que en la “A” las dudas resuenan. Una rueda con 11 fechas, la segunda con los equipos divididos en series (pares e impares según el registro en la rueda inicial) y una liguilla con cuatro equipos. Pero no faltan quienes se alinean en la vereda de enfrente, para defender otra postura.
Desde más de un delegado, la pregunta parece incrustarse: “¿cuál es el problema de jugar 25 fechas?”. Se interpreta en algunos clubes que afrontar un torneo con menos fechas, “es limitarlo todo y quedar en deuda con el aficionado. Es una manera de alejarlo de una continuidad que se pretende”. José Luis Pertusatti, el presidente de Nacional, en tanto marcó equilibrio en la actitud: “Hay que definir con inteligencia que es lo mejor para cada club, pero también para todos. Porque aquí también es necesario pensar en lo colectivo. El tema es que la actividad en OFI entró a limitar los espacios de disputa”.
LOS OJOS EN
EL CALENDARIO
Si la selección de mayores avanza a la final de la Copa Nacional, el inicio del Torneo Salteño está pactado para el 17 de mayo. El certamen de selecciones del 2016, despuntará en los primeros días de diciembre de este 2015. El fútbol en la “A”, tendría que concluir como máximo el domingo 1º de noviembre. Implica establecer que el fútbol local se limitaría A CINCO MESES en esta temporada, a todas luces atípica. Ya en el 2016, otro sería el cantar y el calendario no surgirá en los mismos términos o sobre la base de la misma estrechez en el tiempo.
A su vez, en algunos clubes en especial, se radica la necesidad de jugar el mayor número de fechas posibles. Cuando José Luis de los Santos, entonces delegado de Ceibal, apuntó en esta dirección: el riesgo de apuntar más a OFI que al propio fútbol de la Liga Salteña.
n

El lunes que pasó, sin dejarse en claro respecto al sistema de disputa a nivel de la Divisional “A”, porque además, no hubo tratamiento del tema. Todo hace suponer que en la sesión próxima del Consejo Superior, se planteará algo más que un pronunciamiento.

Lo real es que en la “A” las dudas resuenan. Una rueda con 11 fechas, la segunda con los equipos divididos en series (pares e impares según el registro en la rueda inicial) y una liguilla con cuatro equipos. Pero no faltan quienes se alinean en la vereda de enfrente, para defender otra postura.

Desde más de un delegado, la pregunta parece incrustarse: “¿cuál es el problema de jugar 25 fechas?”. Se interpreta en algunos clubes que afrontar un torneo con menos fechas, “es limitarlo todo y quedar en deuda con el aficionado. Es una manera de alejarlo de una continuidad que se pretende”. José Luis Pertusatti, el presidente de Nacional, en tanto marcó equilibrio en la actitud: “Hay que definir con inteligencia que es lo mejor para cada club, pero también para todos. Porque aquí también es necesario pensar en lo colectivo. El tema es que la actividad en OFI entró a limitar los espacios de disputa”.

LOS OJOS EN EL CALENDARIO

Si la selección de mayores avanza a la final de la Copa Nacional, el inicio del Torneo Salteño está pactado para el 17 de mayo. El certamen de selecciones del 2016, despuntará en los primeros días de diciembre de este 2015. El fútbol en la “A”, tendría que concluir como máximo el domingo 1º de noviembre. Implica establecer que el fútbol local se limitaría A CINCO MESES en esta temporada, a todas luces atípica. Ya en el 2016, otro sería el cantar y el calendario no surgirá en los mismos términos o sobre la base de la misma estrechez en el tiempo.

A su vez, en algunos clubes en especial, se radica la necesidad de jugar el mayor número de fechas posibles. Cuando José Luis de los Santos, entonces delegado de Ceibal, apuntó en esta dirección: el riesgo de apuntar más a OFI que al propio fútbol de la Liga Salteña.