- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“CAUTIVOS DEL MAL”: DISTINGUIDA EN CINE RETRO

Es la película No. 59 en el ranking de los filmes con más premios según la Real Academia de Hollywood. En la ceremonia 25º, año 1952, de los Oscar, obtuvo 5 sobre 6 nominaciones. La obra en cuestión se refiere a la historia de un endiablado productor de cine, Kirk Douglas en el papel de Jonathan, que en su momento de bajón, solicita ayuda a un director, Barry Sullivan encarnando a Fred, una actriz, Lana Turner interpretando a Georgia, y un guionista Dick Powell haciendo de James Lee, con los cuales colaboró en la consagración de sus respectivas carreras, pero debido a sus pésimas actitudes, ahora lo odian. Años posteriores, los tres le echarán en cara que fue un productor sin ninguna clase de barreras que trató de lograr el éxito sin importarle para nada las personas que traicionaba y embaucaba. El largo metraje logró distinciones en las categorías de mejor actriz secundaria, Gloria Grahame como Rosemary, mejor fotografía, vestuario, guión original y dirección artística en blanco y negro, Edward Carfagno, F. Keogh Gleason, Cedric Gibbons, y Edwin B. Willis;  Kirk Douglas fue nominado en el rubro mejor actor y la cinta, mejor película.  La excelente producción tiene el guión de George Bradshaw y Charles Schnee, basado en “Tribute to a Badman”, dirigida por Vincente Minnelli, agrupó además a Walter Pidgeon, Gilbert Roland, Leo G. Carroll, y Vanessa Brown, entre otros, en el renombrado reparto. Se trata de todo un melodrama bien llevado, de 118 minutos de duración: “The bad and the beautiful” –“Cautivos del mal”-  Estados Unidos, 1952, en el mejor estilo de cine de culto, bajo el sello MGM, con un presupuesto de un millón quinientos cincuenta y ocho mil dólares, recaudando casi dos millones y medio en USA y Canadá; y otro millón en otros lugares, por ese tiempo. Se proyectó en el programa oficial del “Festival de Cine de Venecia” 1953, y en 2002, la Biblioteca del Congreso, en territorio norteamericano considerada un film “culturalmente significativo” y seleccionado para la preservación en el Registro Nacional de Cine. Por otra parte, el tema central de “The bad and the beautiful”, que lleva el mismo nombre, escrito por David Raksin, se ha convertido en un clásico del jazz.
NO HAY DINERO
Directamente en la trama, en reductos hollywoodenses, el guionista James Lee Bartlow, la estrella de la pantalla grande Georgia Lorrison y el director Fred Amiel, se resisten a hablar por teléfono con Jonathan Shields. En París, el productor de filmes Pebbel los reúne en su oficina y les explica que tiene un nuevo proyecto cinematográfico, y que desea contar con ellos. Pero, no existe dinero para solventar; asimismo entiende que con sus nombres, se conseguiría. Entonces, Pebbel pide a los tres que le permitieran llegar a Shields, antes de que dieran una respuesta final. Mientras aguardan la comunicación con Shields, Pebbel investiga porqué el trío se negó a hablar con él. Resultó que Jonathan Shields es el hijo de un viejo cineasta que había sido abandonado por la industria. Era tan poco querido que su hijo tuvo que contratar “extras” para asistir a su funeral. Shields está decidido a triunfar en el rubro del cinéma ante cualquier precio haciéndose socio de Amiel, aprendiendo el oficio ambos de hacer producciones de bajo presupuesto para Pebbel. Ni lerdo, ni perezoso, Jonathan traiciona a Amiel en una película de un millón de dólares seleccionando un director con mayor reputación. El suceso del film permite a Shields inaugurar su propio estudio y Pebble se une a trabajar con él.  Amiel, una vez independizado de Shields, gana un Oscar como director por su propio derecho. Shields, dedicado al alcohol, conoce a la actriz Lorrison, hija de un famoso actor que admiraba. El construye su confianza y le da un protagónico en uno de sus largometrajes. Cuando ella se enamora de él, la deja pensando que él siente lo mismo, para lograr su máximo rendimiento en la actuación. Y lo consigue, pero ella lo encuentra traicionándola  con Lila –Elaine Stewart…   Por último, Bartlow  es un profesor de literatura en una pequeña universidad que ha escrito un libro muy vendido, por lo cual Shields compra los derechos para una adaptación cinematográfica. Además, conoce a la mujer de Bartlow llamada Rosemary –Gloria Grahame- y se entrevera en un sinfín de inconvenientes, hasta que la propia Rosemary y Víctor “Gaucho” Ribera –Gilbert Roland- mueren en un accidente de aviación. Liberado de la interferencia de su difunta esposa, Bartlow abandona a Shields y escribe una novela basada en ella, obteniendo un premio Pulitzer…
LA VIDA REAL DE
LAS LEYENDAS
Ha existido mucha discusión en cuanto a que en la vida real las leyendas de Hollywood están representadas por personajes de la película. Vincente Minnelli se inspiró en una mezcla de Reception. David O. Selznick, Orson Welles y Val Lewton para Jonathan Shields. La cinta de Lewton “Cat people” se asemeja claramente a la que están trabajando Shields – Amiel en los primeros años. El personaje de Georgia Lorrison se parece a la hija de John Barrymore -Diana Barrymore- que empezó justo en el momento de la muerte de su padre, aunque también hay elementos que recuerdan a la ex-mujer de Minnelli, Judy Garland. El director Henry Whitfield -Leo G. Carroll-  tiene un ligero recuerdo a Alfred Hitchcock, y su asistente Miss March -Kathleen Freeman- parece inspirado en la mujer de Hitchcock Alma Reville. Repasemos los protagonistas de “Cautivos del mal”. Kirk Douglas, cuyo verdadero nombre es Issur Danilovich Demsky, es nacido en Amsterdam, Estado de Nueva York, el 9 de diciembre de 1916, acaba de cumplir 97 años…  Actor y productor, entre sus múltiples papeles se destacan además de “Cautivo del mal”, su interpretación del pintor Van Gogh en “El loco del pelo rojo” y “Espartaco”, de Stanley Kubrick. Su hijo es el multifácetico actor Michael Douglas.  La rubia Lana Turner –Julia Jean Mildred Frances Turner- llegó a éste mundo el 8 de febrero de 1921, en Wallace, Idaho, dejando de existir el 29 de junio de 1995, a los 74 años, en Los Ángeles, víctima de un cáncer. Medía 1.60 de estatura, y fue una actriz símbolo sexual de los cuarenta y parte de los cincuenta. Se casó en siete oportunidades… y además mantuvo relaciones con Frank Sinatra, Errol Flynn, Víctor Mature, Tyrone Power, Howard Hughes, Clark Gable y Luis Miguel “Dominguín”. Fue galardonada con la distinción Donostia del Festival de cine de San Sebastián.
juanjoalberti@hotmail.com
www.losfavoritosdejuanjoalberti.
blogspot.com

Es la película No. 59 en el ranking de los filmes con más premios según la Real Academia de Hollywood. En la ceremonia 25º, año 1952, de los Oscar, obtuvo 5 sobre 6 nominaciones. La obra en cuestión se refiere a la historia de un endiablado productor de cine, Kirk Douglas en el papel de Jonathan, que en su momento de bajón, solicita ayuda a un director, Barry Sullivan encarnando a Fred, una actriz, Lana Turner interpretando a Georgia, y un guionista Dick Powell haciendo de James Lee, con los cuales colaboró en la consagración de sus respectivas carreras, pero debido a sus pésimas actitudes, ahora lo odian. Años posteriores, los tres le echarán en cara que fue un productor sin ninguna clase de barreras que trató de lograr el éxito sin importarle para nada las personas que traicionaba y embaucaba. El largo metraje logró distinciones en las categorías de mejor actriz secundaria, Gloria Grahame como Rosemary, mejor fotografía, vestuario, guión original y dirección artística en blanco y negro, Edward Carfagno, F. Keogh Gleason, Cedric Gibbons, y Edwin B. Willis;  Kirk Douglas fue nominado en el rubro mejor actor y la cinta, mejor película.  La excelente producción tiene el guión de George Bradshaw y Charles Schnee, basado en “Tribute to a Badman”, dirigida por Vincente Minnelli, agrupó además a Walter Pidgeon, Gilbert Roland, Leo G. Carroll, y Vanessa Brown, entre otros, en el renombrado reparto. Se trata de todo un melodrama bien llevado, de 118 minutos de duración: “The bad and the beautiful” –“Cautivos del mal”-  Estados Unidos, 1952, en el mejor estilo de cine de culto, bajo el sello MGM, con un presupuesto de un millón quinientos cincuenta y ocho mil dólares, recaudando casi dos millones y medio en USA y Canadá; y otro millón en otros lugares, por ese tiempo. Se proyectó en el programa oficial del “Festival de Cine de Venecia” 1953, y en 2002, la Biblioteca del Congreso, en territorio norteamericano considerada un film “culturalmente significativo” y seleccionado para la preservación en el Registro Nacional de Cine. Por otra parte, el tema central de “The bad and the beautiful”, que lleva el mismo nombre, escrito por David Raksin, se ha convertido en un clásico del jazz.

NO HAY DINERO

Directamente en la trama, en reductos hollywoodenses, el guionista James Lee Bartlow, la estrella de la pantalla grande Georgia Lorrison y el director Fred Amiel, se resisten a hablar por teléfono con Jonathan Shields. En París, el productor de filmes Pebbel los reúne en su oficina y les explica que tiene un nuevo proyecto cinematográfico, y que desea contar con ellos. Pero, no existe dineropage para solventar; asimismo entiende que con sus nombres, se conseguiría. Entonces, Pebbel pide a los tres que le permitieran llegar a Shields, antes de que dieran una respuesta final. Mientras aguardan la comunicación con Shields, Pebbel investiga porqué el trío se negó a hablar con él. Resultó que Jonathan Shields es el hijo de un viejo cineasta que había sido abandonado por la industria. Era tan poco querido que su hijo tuvo que contratar “extras” para asistir a su funeral. Shields está decidido a triunfar en el rubro del cinéma ante cualquier precio haciéndose socio de Amiel, aprendiendo el oficio ambos de hacer producciones de bajo presupuesto para Pebbel. Ni lerdo, ni perezoso, Jonathan traiciona a Amiel en una película de un millón de dólares seleccionando un director con mayor reputación. El suceso del film permite a Shields inaugurar su propio estudio y Pebble se une a trabajar con él.  Amiel, una vez independizado de Shields, gana un Oscar como director por su propio derecho. Shields, dedicado al alcohol, conoce a la actriz Lorrison, hija de un famoso actor que admiraba. El construye su confianza y le da un protagónico en uno de sus largometrajes. Cuando ella se enamora de él, la deja pensando que él siente lo mismo, para lograr su máximo rendimiento en la actuación. Y lo consigue, pero ella lo encuentra traicionándola  con Lila –Elaine Stewart…   Por último, Bartlow  es un profesor de literatura en una pequeña universidad que ha escrito un libro muy vendido, por lo cual Shields compra los derechos para una adaptación cinematográfica. Además, conoce a la mujer de Bartlow llamada Rosemary –Gloria Grahame- y se entrevera en un sinfín de inconvenientes, hasta que la propia Rosemary y Víctor “Gaucho” Ribera –Gilbert Roland- mueren en un accidente de aviación. Liberado de la interferencia de su difunta esposa, Bartlow abandona a Shields y escribe una novela basada en ella, obteniendo un premio Pulitzer…

LA VIDA REAL DE LAS LEYENDAS

Ha existido mucha discusión en cuanto a que en la vida real las leyendas de Hollywood están representadas por personajes de la película. Vincente Minnelli se inspiró en una mezcla de Reception. David O. Selznick, Orson Welles y Val Lewton para Jonathan Shields. La cinta de Lewton “Cat people” se asemeja claramente a la que están trabajando Shields – Amiel en los primeros años. El personaje de Georgia Lorrison se parece a la hija de John Barrymore -Diana Barrymore- que empezó justo en el momento de la muerte de su padre, aunque también hay elementos que recuerdan a la ex-mujer de Minnelli, Judy Garland. El director Henry Whitfield -Leo G. Carroll-  tiene un ligero recuerdo a Alfred Hitchcock, y su asistente Miss March -Kathleen Freeman- parece inspirado en la mujer de Hitchcock Alma Reville. Repasemos los protagonistas de “Cautivos del mal”. Kirk Douglas, cuyo verdadero nombre es Issur Danilovich Demsky, es nacido en Amsterdam, Estado de Nueva York, el 9 de diciembre de 1916, acaba de cumplir 97 años…  Actor y productor, entre sus múltiples papeles se destacan además de “Cautivo del mal”, su interpretación del pintor Van Gogh en “El loco del pelo rojo” y “Espartaco”, de Stanley Kubrick. Su hijo es el multifácetico actor Michael Douglas.  La rubia Lana Turner –Julia Jean Mildred Frances Turner- llegó a éste mundo el 8 de febrero de 1921, en Wallace, Idaho, dejando de existir el 29 de junio de 1995, a los 74 años, en Los Ángeles, víctima de un cáncer. Medía 1.60 de estatura, y fue una actriz símbolo sexual de los cuarenta y parte de los cincuenta. Se casó en siete oportunidades… y además mantuvo relaciones con Frank Sinatra, Errol Flynn, Víctor Mature, Tyrone Power, Howard Hughes, Clark Gable y Luis Miguel “Dominguín”. Fue galardonada con la distinción Donostia del Festival de cine de San Sebastián.

juanjoalberti@hotmail.com

www.losfavoritosdejuanjoalberti.blogspot.com