“De acuerdo al nivel de ventas que hemos podido realizar a la fecha, pudimos pagar el 100% de nuestras lanas”, dijo el presidente de CLU

El pasado jueves Central Lanera Uruguaya (CLU)y CALSAL (Cooperativa Agraria Limitada de Salto), procedieron a la liquidación final de la zafra 2013/14, por tal motivo en instalaciones de CALSAL, luego de la charla con productores, se compartió  una cena, donde el Dr. Alejandro Nin  presidente de Central Lanera Uruguaya, dialogó con los medios de prensa.
“Estamos como es usual en esta época en la Cooperativa CALSAL y en otras zonas del país,  cerrando la zafra 2013-2014, estamos realizando el pago del 100% de la lana  en la última semana de abril a diferencia del año pasado que por circunstancias del mercado tuvimos que posponer el cierre”.
“Afortunadamente de acuerdo al nivel de ventas que hemos podido realizar a la fecha, que es un volumen importante, podemos pagar el 100% de nuestras lanas en una zafra que como todas,  es distinta a la anterior, una zafra que arrancó en una primera parte bastante más dinámica que la anterior y de alguna forma en el segundo semestre que arrancó en la primer semana de enero,  con un mercado que no colmó las expectativas que teníamos como había sido en lo previo, pero de cualquier manera estamos en el receso en el mercado internacional luego de pascuas, y queda el último tramo del último trimestre del año”.
FUE MÁS DINÁMICA EN SETIEMBRE, OCTUBRE Y NOVIEMBRE
Nin comentó que la zafra estuvo más dinámica en los meses de setiembre, octubre y primer mitad de noviembre, donde se realizaron los principales negocios, agregó que a nivel del mercado interno también estuvo dinámico en esos meses, el mercado estuvo claramente más demandado para los tejidos de punto que para tejidos planos. Explicó que  “esto quiere decir que en términos de micronaje estuvo más movido para las lanas de 26 a 31 micras en los ejes de lanas Corriedale y cruzas más que para el Merino y particularmente el Merino Fino, donde hubo  un achatamiento de precios en el mercado internacional y menor demanda, esto se vio en las principales hilanderías del mundo donde se manifestó la crisis de Europa, en muchos casos un aumento en la producción de lanas finas y súper fina de los tipos australianos que fueron comprados por los topistas chinos y procesados en China a valores más bajos y lo que no demandó el mercado interno chino, fueron volcados en algunos mercados como Corea, Japón y parte de Europa, a precios más bajos.
Tuvimos la dificultad de competir con otros tops hechos en China y eso agregó una cierta incertidumbre adicional”.
QUÉ PASARÁ
“¿Qué es lo que puede pasar de aquí para adelante?, vamos a ver cómo se mueve el mercado después del receso de pascuas”, indicó Nin y agregó que “acabamos  de realizar una gira comercial en el mes de marzo, tuvimos visitas a clientes de todo el mundo, básicamente en Europa y Asia y lo que vemos que es que no hay una confianza incrementada en el mercado que asegure una colocación o una recomposición de stocks a nivel de hilanderías en el mundo y hasta que no se recomponga esta confianza seguramente el nivel de precios va a estar en una banda de 9 a 10 dólares, y quizás sea lenta la digestión de los tipos que hacen a las lanas de menos de 20 micras. Las lanas que estuvieron más demandadas que son las de 25 a 31 micras van a seguir en forma sostenida porque hay mercados como China, como Turquía e Italia a valores menores, que compran estos tipos para el mercado de tejidos de punto, mercados de tejido a máquina que se usan como lana pura o como mezclas con acrílicos, con poliéster o con otro tipo de hilados fantasía.
En lo que respecta al mercado de las lanas de 26 a 27,5 micras que son los  segmentos de más valor en las lanas cruzas o Corriedale, se ha mantenido una demanda para los tipos que van para tapizados de buen valor en trenes y compañías aéreas y eso explica por qué ha habido una demanda adicional para estas lanas, podemos incluir aquí el mercado de distintas prendas como medias  u otro tipo de mercados que más o menos se han mantenido”.
Nin aclaró que esto es apenas “una síntesis de la opinión que hemos podido recoger de nuestros clientes y creo que hay que hacer una correcta valoración de lo que significa  el pago de Central Lanera en este contexto donde el compromiso nuestro es recibir la lana del 100% de nuestros productores, de todos los tipos y venderla”.

El pasado jueves Central Lanera Uruguaya (CLU)y CALSAL (Cooperativa Agraria Limitada de Salto), procedieron a la liquidación final de la zafra 2013/14, por tal motivo en instalaciones de CALSAL, luego de la charla con productores, se compartió  una cena, donde el Dr. Alejandro Nin  presidente de Central Lanera Uruguaya, dialogó con los medios de prensa.

“Estamos como es usual en esta época en la Cooperativa CALSAL y en otras zonas del país,  cerrando la zafra 2013-2014, estamosninrealizando el pago del 100% de la lana  en la última semana de abril a diferencia del año pasado que por circunstancias del mercado tuvimos que posponer el cierre”.

“Afortunadamente de acuerdo al nivel de ventas que hemos podido realizar a la fecha, que es un volumen importante, podemos pagar el 100% de nuestras lanas en una zafra que como todas,  es distinta a la anterior, una zafra que arrancó en una primera parte bastante más dinámica que la anterior y de alguna forma en el segundo semestre que arrancó en la primer semana de enero,  con un mercado que no colmó las expectativas que teníamos como había sido en lo previo, pero de cualquier manera estamos en el receso en el mercado internacional luego de pascuas, y queda el último tramo del último trimestre del año”.

FUE MÁS DINÁMICA EN SETIEMBRE, OCTUBRE Y NOVIEMBRE

Nin comentó que la zafra estuvo más dinámica en los meses de setiembre, octubre y primer mitad de noviembre, donde se realizaron los principales negocios, agregó que a nivel del mercado interno también estuvo dinámico en esos meses, el mercado estuvo claramente más demandado para los tejidos de punto que para tejidos planos. Explicó que  “esto quiere decir que en términos de micronaje estuvo más movido para las lanas de 26 a 31 micras en los ejes de lanas Corriedale y cruzas más que para el Merino y particularmente el Merino Fino, donde hubo  un achatamiento de precios en el mercado internacional y menor demanda, esto se vio en las principales hilanderías del mundo donde se manifestó la crisis de Europa, en muchos casos un aumento en la producción de lanas finas y súper fina de los tipos australianos que fueron comprados por los topistas chinos y procesados en China a valores más bajos y lo que no demandó el mercado interno chino, fueron volcados en algunos mercados como Corea, Japón y parte de Europa, a precios más bajos.

Tuvimos la dificultad de competir con otros tops hechos en China y eso agregó una cierta incertidumbre adicional”.

QUÉ PASARÁ

“¿Qué es lo que puede pasar de aquí para adelante?, vamos a ver cómo se mueve el mercado después del receso de pascuas”, indicó Nin y agregó que “acabamos  de realizar una gira comercial en el mes de marzo, tuvimos visitas a clientes de todo el mundo, básicamente en Europa y Asia y lo que vemos que es que no hay una confianza incrementada en el mercado que asegure una colocación o una recomposición de stocks a nivel de hilanderías en el mundo y hasta que no se recomponga esta confianza seguramente el nivel de precios va a estar en una banda de 9 a 10 dólares, y quizás sea lenta la digestión de los tipos que hacen a las lanas de menos de 20 micras. Las lanas que estuvieron más demandadas que son las de 25 a 31 micras van a seguir en forma sostenida porque hay mercados como China, como Turquía e Italia a valores menores, que compran estos tipos para el mercado de tejidos de punto, mercados de tejido a máquina que se usan como lana pura o como mezclas con acrílicos, con poliéster o con otro tipo de hilados fantasía.

En lo que respecta al mercado de las lanas de 26 a 27,5 micras que son los  segmentos de más valor en las lanas cruzas o Corriedale, se ha mantenido una demanda para los tipos que van para tapizados de buen valor en trenes y compañías aéreas y eso explica por qué ha habido una demanda adicional para estas lanas, podemos incluir aquí el mercado de distintas prendas como medias  u otro tipo de mercados que más o menos se han mantenido”.

Nin aclaró que esto es apenas “una síntesis de la opinión que hemos podido recoger de nuestros clientes y creo que hay que hacer una correcta valoración de lo que significa  el pago de Central Lanera en este contexto donde el compromiso nuestro es recibir la lana del 100% de nuestros productores, de todos los tipos y venderla”.