“El Censo Agropecuario fue una vergüenza” señaló el presidente de la Federación Rural del Uruguay

En su última edición, el semanario Búsqueda titula: “Ruralistas falsearon datos al censo por temor a impuesto a la tierra”, y hace referencia a falsos datos que estuvieron dando los productores por temor a que esto esté relacionado con el impuesto a la tierra. Esta declaración fue hecha por el director del área del censo, Dardo Fagúndez. Martín Olaverry entrevistó a Miguel Sanguinetti, Presidente de la Federación Rural, respecto a este tema.

¿Ustedes tienen constancia de que esto ocurrió así, que en definitiva hay gente que declaró menos hectáreas de las que realmente está trabajando o las que tiene en propiedad por temor al impuesto a la tierra?

“Lo primero que tendrían que hacer es una revisión de cómo se hizo el censo agropecuario. Voy a ser claro: tendría que darles vergüenza salir a hacer declaraciones. El censo agropecuario fue vergonzoso, mandaron a unos pobres soldados de los batallones sin tener ni idea de dónde tenían que hacer el censo y cómo tenían que hacerlo. Muchas veces los productores terminamos llenando los formularios. No creo que sea así, que haya ningún productor que haya falseado nada, cuando todos los productores sabemos que en la declaración jurada de DICOSE están todas las hectáreas que trabajamos y nadie va a hacer ese tipo de infantilismo. Creo que están totalmente fuera de lugar esas declaraciones”.

Dice Fagúndez en el semanario Búsqueda que muchos productores que contestaron a las preguntas que se les planteaba sobre cuántas hectáreas son de su propiedad, fueron mal inducidos a pensar que el censo agropecuario era para poner impuestos, y respondieron a esa pregunta diciendo tener menos hectáreas de las que en verdad poseen, falseando los datos. ¿Usted no tiene constancia de que esto haya ocurrido así o que en algún momento se haya manejado a nivel de la Federación Rural que el resultado de este censo agropecuario en un futuro pueda ser utilizado para la aplicación de impuestos o para la modificación de la carga impositiva en el sector agropecuario?

“Para nada. Nunca escuché a un productor que me viniera a hablar de ese tema, eso hay que dejarlo bien claro. Porque tenemos claro que DICOSE, en la declaración jurada, tiene todos los datos habidos y por haber de las hectáreas que tiene en propiedad un productor, de las hectáreas que trabaja en arrendamiento, así que vuelvo a repetir: lo veo un argumento fuera de lugar y totalmente infantil. Lo que sí veo es que hemos empezado nuevamente a recibir ataques de un lado y del otro de diferentes integrantes del gobierno. Eso sí me pone muy nervioso y no me gusta, porque siempre he dicho que los productores rurales nos tenemos que dedicar a trabajar y producir más, y lamentablemente muchas veces nos tenemos que dedicar a atajar estos goles que nos vienen de todos lados y que no tienen ningún sentido. Si hay algo que está claro en este país y muy claro está, es cuántas hectáreas tiene tal productor y tal otro, eso no hay duda. Y que quede claro que el censo agropecuario fue una vergüenza, hay que decirlo bien claro”.

¿Ustedes van a hablar con Fagúndez, que es el director de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca por este tema?

“No sé si da lugar a hablar con el señor Fagúndez o tendremos que hablar directamente con el Ministro, porque creo que esto es muy grave. Lo que sí creo es que los datos fueron mal recolectados y la información fue muy mal levantada por gente que no estaba preparada para hacer el censo”.

En algún momento, durante el proceso de la realización del censo agropecuario,  ¿ustedes tuvieron alguna constancia por parte del gobierno, del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de que existía esta preocupación con respecto a los datos que se estaban brindando o se enteran ahora, a través de estas declaraciones públicas que realiza Fagúndez?

“No, por el Ministerio no, pero supimos que a algunos productores se los había llamado para rectificar los datos porque –vuelvo a repetir- fueron mal tomados. Lamentablemente, los que me vinieron a hacer el censo a mí, no tenían ni idea de cómo llenar los formularios. Eso lo digo en primera persona. Y debe haber pasado en miles de lugares lo mismo. Muchas veces los productores teníamos que indicarles a los pobres soldados cómo tenían que hacer para llegar a otro establecimiento;  tenían la mejor buena voluntad pero no tenían ni idea de dónde estaban parados”.

Se aproxima el Congreso de la Federación Rural. ¿Están confirmados el Ministro de Ganadería y el Presidente de la República? En el marco de lo que es esta actividad que se realizará en Aiguá, es un tema también importante. ¿Tienen confirmación en ese sentido?

“Han sido todos invitados. Confirmados, nunca se puede decir que alguien esté confirmado cien por ciento. Hasta el Presidente de la República fue invitado. Creo que es un buen momento para escucharnos unos a otros. Pero tengo una sensación, un sentimiento, no sé si es por el nerviosismo del congreso o no, pero siempre sale algún ataque desde el gobierno hacia los productores, hacia la producción, y eso realmente no nos gusta”.

Teniendo en cuenta que, dentro de lo que es el Poder Ejecutivo, el interlocutor es el Ministro de Ganadería, ¿puede ameritar  -quizás incluso antes del congreso- una solicitud de reunión por esto que acaba de expresar usted?

“Habrá que ver. Vamos a buscar una aclaración de este tema. No creo ni que hayan falseado datos ni que esté relacionado al impuesto porque la cosa es clarita: acá se sabe perfectamente quien tiene que pagar el impuesto y quien no. Y aprovecho a decir que también estamos totalmente convencidos de que el impuesto es inconstitucional y por eso vamos a inducir y a decirles a los productores que presenten recursos. Lo decimos así, públicamente y claramente, que la gente lo sepa: estamos convencidos de que el recurso es inconstitucional. De a poco se irán presentando los recursos a partir de junio. Ya habrá novedades en ese sentido.