“Es un fracaso cuando no se intenta; esta selección intentó”

“Fracasa aquel que no lo intenta. Y nosotros lo intentamos”.
-De cuatro equipos, avanzaban dos. Salto no figuró en esos dos. No es fracaso?-.
“No lo es. La palabra es dura y no tiene que ver con la realidad de la selección. Nadie juega para fracasar. Que no se alcancen determinadas fines, no quiere decir que se fracase. Se entiende?.
-La eliminación,
qué te dejo?.
“Un sabor amargo, por lo que pudo ser y no fue. Pero también la recompensa  de algunas correcciones con las que fuimos dando”.
-Por ejemplo?.
“El aspecto disciplinario. En los tres primeros partidos de la rueda inicial, Saltó sumo 6 expulsiones. Claramente, una cifra excesiva. En la segunda rueda, ninguna expulsión y cuatro amarillas. O sea, hubo una ajuste, previo a una auto crítica que en estos casos es más que necesaria”.
-Admitís que los cuatro puntos perdidos entre Artigas y Paysandú fueron claves para no avanzar?.
“…y sí. Claro. Es cierto que de local hay ganar, pero tampoco es decir hay que ganar y punto. Nos empatan en los últimos minutos, cuando nosotros antes podíamos haber producido más distancia”.
-Y cuál es la explicación?.
“La tengo a mano y para nada complicada. Son situaciones de juego. Yo no lo entiendo así. El fútbol es así. Antes de un partido no hay nada escrito. Pudimos repetir el equipo en los últimos partidos. En la primera rueda las variaciones fueron permanentes, sin poder consolidar una estructura. De todas maneras fuimos un equipo de menos a más y no tengo problemas de destacar un aspecto: en ningún momento el equipo se cayó en el plano anímico. Respuesta temperamental no faltó. Entrega no faltó. Siempre pensé en que podíamos clasificar. Los jugadores también lo compartieron. Era solo escucharlos. Para ellos también significó un sabor amargo. No solo para nosotros”.
-No incorporás la
palabra fracaso.
“No. Porque Salto nunca dejó de intentarlo. Nunca dejó de tener una actitud positiva, de salir a buscar, de salir a buscar el mejor resultado”.
“TERMINAMOS CON 8 Y
NO DEJAMOS DE ATACAR”
La selección que pasó. Los días que pasaron. Como para que GABRIEL PEDRO PAIQUE bajara la pelota de las sensaciones-emociones, y en definitiva aflorare la razón. La razón del DT en EL PUEBLO en el mediodía de la víspera.
Distentido. Reflexivo. Sin reclamarle una gauchada a la celeridad, a la hora misma de responder. Eso de tomarse el tiempo. Casi cansinamente…
“Menciono lo de la actitud, porque las pruebas estuvieron a la vista. Frente a Paysandú de visitante, terminamos con 8 y perdimos 2 a 0. No perdimos por goleada y pese a la diferencia de hombres, no dejamos de buscar hasta el final. Y si…todos dirán…pero perdieron. Pero hay maneras de perder. Es un fracaso cuando no se intenta y esta selección intentó”.

“Fracasa aquel que no lo intenta. Y nosotros lo intentamos”.

-De cuatro equipos, avanzaban dos. Salto no figuró en esos dos. No es fracaso?-.

“No lo es. La palabra es dura y no tiene que ver con la realidad de la selección. Nadie juega para fracasar. Que no se alcancen determinadas fines, no quiere decir que se fracase. Se entiende?.

-La eliminación,

qué te dejo?.

“Un sabor amargo, por lo que pudo ser y no fue. Pero también la recompensa  de algunas correcciones con las que fuimos dando”.

-Por ejemplo?.

“El aspecto disciplinario. En los tres primeros partidos de la rueda inicial, Saltó sumo 6 expulsiones. Claramente, una cifra excesiva. En la segunda rueda, ninguna expulsión y cuatro amarillas. O sea, hubo una ajuste, previo a una auto crítica que en estos casos es más que necesaria”.

-Admitís que los cuatro puntos perdidos entre Artigas y Paysandú fueron claves para no avanzar?.

“…y sí. Claro. Es cierto que de local hay ganar, pero tampoco es decir hay que ganar y punto. Nos empatan en los últimos minutos, cuando nosotros antes podíamos haber producido más distancia”.

-Y cuál es la explicación?.

“La tengo a mano y para nada complicada. Son situaciones de juego. Yo no lo entiendo así. El fútbol es así. Antes de un partido no hay nada escrito. Pudimos repetir el equipo en los últimos partidos. En la primera rueda las variaciones fueron permanentes, sin poder consolidar una estructura. De todas maneras fuimos un equipo de menos a más y no tengo problemas de destacar un aspecto: en ningún momento el equipo se cayó en el plano anímico. Respuesta temperamental no faltó. Entrega no faltó. Siempre pensé en que podíamos clasificar. Los jugadores también lo compartieron. Era solo escucharlos. Para ellos también significó un sabor amargo. No solo para nosotros”.

-No incorporás la

palabra fracaso.

“No. Porque Salto nunca dejó de intentarlo. Nunca dejó de tener una actitud positiva, de salir a buscar, de salir a buscar el mejor resultado”.

“TERMINAMOS CON 8 Y

NO DEJAMOS DE ATACAR”

La selección que pasó. Los días que pasaron. Como para que GABRIEL PEDRO PAIQUE bajara la pelota de las sensaciones-emociones, y en definitiva aflorare la razón. La razón del DT en EL PUEBLO en el mediodía de la víspera.

Distentido. Reflexivo. Sin reclamarle una gauchada a la celeridad, a la hora misma de responder. Eso de tomarse el tiempo. Casi cansinamente…

“Menciono lo de la actitud, porque las pruebas estuvieron a la vista. Frente a Paysandú de visitante, terminamos con 8 y perdimos 2 a 0. No perdimos por goleada y pese a la diferencia de hombres, no dejamos de buscar hasta el final. Y si…todos dirán…pero perdieron. Pero hay maneras de perder. Es un fracaso cuando no se intenta y esta selección intentó”.