“La diputación debe tener peso político en el gobierno para no solo quedar en presentaciones en las medias horas previas”

“Vamos a competir con Lima”
Carlos Aramburo (37), es dirigente de Asamblea Uruguay. Durante el gobierno departamental del Frente Amplio fue electo edil suplente y al final de la gestión municipal pasó a ocupar el cargo de subdirector de Vivienda. Dialogó con EL PUEBLO sobre el año electoral y los temas que hay que encarar, así como de la caída del acuerdo firmado en abril de 2013 entre su sector y la agrupación que lidera el diputado Andrés Lima.
- Nos encontramos en pleno año electoral, ¿cuáles son los temas que los uruguayos debemos discutir?
- Creo que los temas se tienen que discutir no solo en los años electorales, precisamente es todo lo contrario, los temas se tienen que discutir fuera de ese proceso electoral y en el momento electoral dar determinados énfasis y perfiles a esos temas. Nosotros venimos manejando en Asamblea Uruguay hace mucho tiempo en cada instancia programática de talleres con Danilo (Astori) y con diferentes equipos técnicos a nivel nacional en el Frente Líber Seregni, la tarea de una diputación en un trabajo regional. Creo que tenemos las mismas dificultades con Artigas, Río Negro, Paysandú y Bella Unión. Hay una región que los indicadores muestran que está postergada con menores ingresos de trabajo, mayor desocupación, menor tasa de inversión por estar en esta zona del país. Esas son algunas variables que los legisladores o quienes estamos en política tenemos que conocerlas para poder elaborar algunas propuestas.
Y como propuesta se me ocurre trabajar fuertemente en una ley de presupuesto que contemple mayor inversión en infraestructura para esta zona, para Salto. Me parece que también tiene que haber en la ley de presupuesto una discusión para convencer a nuestros mismos compañeros -aunque eso está en todos los partidos, la gente mantiene un centralismo fuerte-, para que el norte sea diferenciado en políticas públicas con el resto del país porque está en una situación de estancamiento.
- Cuando el ministro Enrique Pintado vino a Salto el año pasado a realizar su rendición de cuentas en el club Ferro Carril, sostuvo que debe trabajar con muy poco dinero destinado a obras por lo que debió fijar prioridades, reconociendo que el norte era una zona postergada.
- Sin duda, eso hay que discutirlo también en los lugares donde se toman las decisiones. Hay que discutir sobre la ley de inversiones, promocionar o dar incentivos para que las industrias se puedan instalar al norte del país con mayores beneficios que los que hoy tienen, por ejemplo, y esa es la tarea que debe realizar un diputado. Se tiene que discutir y se tiene que convencer al resto de los compañeros que Salto y la región necesita ese tipo de incentivos, porque estamos lejos de los puertos, por todas las variables socio económicas que se puedan entender, por lo que se necesita cierta fortaleza a la hora de la discusión con el resto de los compañeros. Por eso se me ocurre que hay luchas populares que hay que llevar adelante, como por ejemplo con los recursos de Salto Grande, algo que debe ser prioritario para la tarea de la diputación.
- ¿Ese no es un tema que ya está quemado?
- No está quemado, si creo que es un tema que se ha publicitado mucho pero no se ha trabajado en serio en él. Se ha quedado capaz bien en algunos planteos en algunos momentos pero no se ha discutido a fondo. Salto necesita ser compensado por los recursos de Salto Grande, seguramente estará en la capacidad creativa de poder solucionar este tema, quizás no por una tarea legislativa propiamente dicha sino teniendo acceso al gobierno, discutiendo con la gente del gobierno y que puedan por otra vía, como en la Rendición de Cuentas, que se pueda contemplar a la región diferenciando al resto del país.
- Este tema sale justo en todas las campañas electorales y cuando se llega al gobierno luego se olvidan de cumplir con los compromisos contraídos con el pueblo.
- Comparto. Hay planteos de todo tipo con este tema de Salto Grande, pero me parece que tiene que ser una tarea permanente de la acción de una diputación que busque aglutinar fuerzas para llevar adelante esa tarea. Independientemente de los partidos políticos hay un centralismo muy importante que a veces lleva a que la tarea de los departamentos se vean postergadas.
- Pero usted es parte del gobierno y además del sector que lidera el vicepresidente de la República, quien a su vez maneja la política económica del gobierno. ¿No puede ya hablar con Astori y pedirle que al menos ceda a la región un porcentaje de lo que recauda Salto Grande para proyectos de desarrollo?
- Mire, ya hay algunas buenas intenciones como es el Fondo de los viáticos de los funcionarios de Salto Grande, que es una señal de que más de las 3.800 hectáreas que ha perdido el departamento con la creación de la represa de alguna manera tiene que compensarse. De todas formas creemos que no es suficiente, no alcanza. Por eso lo que le decía hoy, la tarea es de la diputación, que debe tener un peso político a nivel de gobierno que pueda no solo hacer presentaciones en las medias horas previas o reseñar que han pasado varios diputados y de gente vinculada al departamento que han presentado sus inquietudes pero que ha quedado solo en eso. Es una tarea que hay que seguirla dentro del partido, por eso la vinculación política que seguramente hay que usarla de la mejor forma con los lineamientos nacionales para lograr cosas para el departamento. Esta es una lucha, que me parece que está muy publicitada, se ha hecho poco y es una tarea para retomarla desde ese otro punto de vista.
- ¿Qué otros temas deberían trabajarse desde una diputación del Frente Amplio?
- Recuperar aquellas diputaciones que trabajaban en las luchas populares. Y nombro algunas cosas para tener en cuenta. Cuando digo fondo de Salto Grande también estoy pensando en la erosión de la costanera que hay vecinos trabajando en eso. También estoy pensando en los vecinos del arroyo Sauzal y Ceibal que tienen problemas con enchorradas, que son obras de infraestructura que ningún gobierno, por mejor voluntad que tenga, las puede construir, ni Coutinho ni lo va a hacer Fonticiella, no se pudo hacer. Necesita recursos importantes, por lo tanto, cuando hablo de recursos de Salto Grande, capaz que puedan venir por diferentes vías del gobierno nacional y acompañar esas tareas como diputación con fuerza, con dedicación a esos movimientos que están reclamando por el medio ambiente, por las enchorradas, que reclaman también por la erosión de la costa. El mismo Centro Cardiovascular que también tiene que tener una concreción para el departamento.
Esas son las luchas populares que debe recuperar el departamento, independientemente de los partidos políticos, acá hay que estar todos juntos. Si (Rodrigo) Goñi presenta un proyecto, hay que acompañarlo y trabajar. Si Coutinho arma una agenda con estos temas, hay que acompañar. Esta es la nueva visión de cómo tiene que encararse una tarea para lograr aquellas cosas que se publicitan mucho pero que no se concretan.
- Sin embargo, desde las autoridades del Frente Amplio local se mantiene una oposición cerrada contra el gobierno departamental. ¿Cree que es posible cambiar la forma de proceder de su fuerza política para que sea constructiva en los términos que usted sostiene?
- Creo que sí, es como decía Seregni, tenemos que diferenciarnos por la calidad de nuestra propuesta, no diferenciarnos por una cuestión de partidos, porque si no a priori estamos desmereciendo la opinión del otro por el solo hecho de pertenecer a otro partido. Por lo tanto, coyunturalmente en los temas que le mencionaba anteriormente y que están sin resolver a lo largo del tiempo, tenemos que ponernos de acuerdo en esa agenda, independientemente de la posterior valoración de la gestión que uno pueda tener. Por ejemplo, vengo de colaborar y reconozco a Cecilia Eguiluz que ha trabajado firmemente para que el (Estadio) Bernasconi pueda volver a la institución, porque la intendencia lo va a dar por diez años a la Comisión de Salto Nuevo y el Ministerio de Transporte va a aportar recursos para la obra. Y esas son gestiones que se pueden hacer tendiendo puentes, con diálogo, con gente hablando que se pueden lograr cosas. Este es solo un ejemplo que le muestro.
- Recién le preguntaba sobre el trabajo que debe realizarse a través de la diputación del Frente Amplio. Asamblea Uruguay en abril del año pasado firmó un acuerdo político con la agrupación del diputado Andrés Lima, por lo que su planteo sonó a crítica a la gestión de él.
- En la tarea de la diputación hay una expresión personal que uno respeta, los tiempos y la forma de trabajar de cada compañero. No digo que Lima no haya participado en cada uno de estos temas que he mencionado y en los que se debería trabajar. Pienso un poco más allá, creo que tiene que ir más allá de esas presentaciones, creo que hay que enmarcarse en aquellas luchas que por ejemplo le enumeraba, y pararse con firmeza en esos temas, sin vacilar, sin miedo ante los diferentes actores políticos de la capital. No digo que Andrés no lo haga, no es mi opinión, digo que lo hace a su manera y con sus tiempos.
- ¿Cómo está ese acuerdo entre Asamblea Uruguay y la 888? ¿Piensan competir con Lima en las elecciones parlamentarias de octubre?
- Sí. Nosotros hicimos el acuerdo que inclusive trabajamos en algunos temas departamentales basándonos con la posibilidad de llegar a un acuerdo electoral y no arribamos a un entendimiento. Nos queda la buena experiencia de trabajar con la agrupación (de Lima), con todos sus dirigentes con quienes tenemos una excelente relación pero a veces los acuerdos nacionales condicionan a los acuerdos departamentales a poder hacerlos fluidamente. Por lo tanto, nosotros damos por cerrado ese acuerdo y culminada esa etapa, y en lo que tiene que ver con lo departamental, vamos a trabajar primero hacia la interna y segundo hacia octubre, por lo que obviamente vamos a competir con Lima y seguramente con (Juan José) Leal, que es la otra persona que está candidateada a octubre.
n

“Vamos a competir con Lima”

Carlos Aramburo (37), es dirigente de Asamblea Uruguay. Durante el gobierno departamental del Frente Amplio fue electo edil suplente y al final de la gestión municipal pasó a ocupar el cargo de subdirector de Vivienda. Dialogó con EL PUEBLO sobre el año electoral y los temas que hay que encarar, así como de la caída del acuerdo firmado en abril de 2013 entre su sector y la agrupación que lidera el diputado Andrés Lima.

– Nos encontramos en pleno año electoral, ¿cuáles son los temas que los uruguayos debemos discutir?

– Creo que los temas se tienen que discutir no solo en los años electorales, precisamente es todo lo contrario, los temas se tienen que discutir fuera de ese proceso electoral y en el momento electoral dar determinados énfasis y perfiles a esos temas. Nosotros venimos manejando en Asamblea Uruguay hace mucho tiempo en cada instancia programática de talleres con Danilo (Astori) y con diferentes equipos técnicos a nivel nacional en el Frente Líber Seregni, la tarea de una diputación en un trabajo regional. Creo que tenemos las mismas dificultades con Artigas, Río Negro, Paysandú y Bella Unión. Hay una región que los indicadores muestran que está postergada con menores ingresos de trabajo, mayor desocupación, menor tasa de inversión por estar en esta zona del país. Esas son algunas variables que los legisladores o quienes estamos en política tenemos que conocerlas para poder elaborar algunas propuestas.

Y como propuesta se me ocurre trabajar fuertemente en una ley de presupuesto que contemple mayor inversión en infraestructura para esta zona, para Salto. Me parece que también tiene que haber en la ley de presupuesto una discusión para convencer a nuestros mismos compañeros -aunque eso está en todos los partidos, la gente mantiene un centralismo fuerte-, para que el norte sea diferenciado en políticas públicas con el resto del país porque está en una situación de estancamiento.

– Cuando el ministro Enrique Pintado vino a Salto el año pasado a realizar su rendición de cuentas en el club Ferro Carril, sostuvo que debe trabajar con muy poco dinero destinado a obras por lo que debió fijar prioridades, reconociendo que el norte era una zona postergada.

– Sin duda, eso hay que discutirlo también en los lugares donde se toman las decisiones. Hay que discutir sobre la ley de inversiones,carlos aramburo promocionar o dar incentivos para que las industrias se puedan instalar al norte del país con mayores beneficios que los que hoy tienen, por ejemplo, y esa es la tarea que debe realizar un diputado. Se tiene que discutir y se tiene que convencer al resto de los compañeros que Salto y la región necesita ese tipo de incentivos, porque estamos lejos de los puertos, por todas las variables socio económicas que se puedan entender, por lo que se necesita cierta fortaleza a la hora de la discusión con el resto de los compañeros. Por eso se me ocurre que hay luchas populares que hay que llevar adelante, como por ejemplo con los recursos de Salto Grande, algo que debe ser prioritario para la tarea de la diputación.

– ¿Ese no es un tema que ya está quemado?

– No está quemado, si creo que es un tema que se ha publicitado mucho pero no se ha trabajado en serio en él. Se ha quedado capaz bien en algunos planteos en algunos momentos pero no se ha discutido a fondo. Salto necesita ser compensado por los recursos de Salto Grande, seguramente estará en la capacidad creativa de poder solucionar este tema, quizás no por una tarea legislativa propiamente dicha sino teniendo acceso al gobierno, discutiendo con la gente del gobierno y que puedan por otra vía, como en la Rendición de Cuentas, que se pueda contemplar a la región diferenciando al resto del país.

– Este tema sale justo en todas las campañas electorales y cuando se llega al gobierno luego se olvidan de cumplir con los compromisos contraídos con el pueblo.

– Comparto. Hay planteos de todo tipo con este tema de Salto Grande, pero me parece que tiene que ser una tarea permanente de la acción de una diputación que busque aglutinar fuerzas para llevar adelante esa tarea. Independientemente de los partidos políticos hay un centralismo muy importante que a veces lleva a que la tarea de los departamentos se vean postergadas.

– Pero usted es parte del gobierno y además del sector que lidera el vicepresidente de la República, quien a su vez maneja la política económica del gobierno. ¿No puede ya hablar con Astori y pedirle que al menos ceda a la región un porcentaje de lo que recauda Salto Grande para proyectos de desarrollo?

– Mire, ya hay algunas buenas intenciones como es el Fondo de los viáticos de los funcionarios de Salto Grande, que es una señal de que más de las 3.800 hectáreas que ha perdido el departamento con la creación de la represa de alguna manera tiene que compensarse. De todas formas creemos que no es suficiente, no alcanza. Por eso lo que le decía hoy, la tarea es de la diputación, que debe tener un peso político a nivel de gobierno que pueda no solo hacer presentaciones en las medias horas previas o reseñar que han pasado varios diputados y de gente vinculada al departamento que han presentado sus inquietudes pero que ha quedado solo en eso. Es una tarea que hay que seguirla dentro del partido, por eso la vinculación política que seguramente hay que usarla de la mejor forma con los lineamientos nacionales para lograr cosas para el departamento. Esta es una lucha, que me parece que está muy publicitada, se ha hecho poco y es una tarea para retomarla desde ese otro punto de vista.

– ¿Qué otros temas deberían trabajarse desde una diputación del Frente Amplio?

– Recuperar aquellas diputaciones que trabajaban en las luchas populares. Y nombro algunas cosas para tener en cuenta. Cuando digo fondo de Salto Grande también estoy pensando en la erosión de la costanera que hay vecinos trabajando en eso. También estoy pensando en los vecinos del arroyo Sauzal y Ceibal que tienen problemas con enchorradas, que son obras de infraestructura que ningún gobierno, por mejor voluntad que tenga, las puede construir, ni Coutinho ni lo va a hacer Fonticiella, no se pudo hacer. Necesita recursos importantes, por lo tanto, cuando hablo de recursos de Salto Grande, capaz que puedan venir por diferentes vías del gobierno nacional y acompañar esas tareas como diputación con fuerza, con dedicación a esos movimientos que están reclamando por el medio ambiente, por las enchorradas, que reclaman también por la erosión de la costa. El mismo Centro Cardiovascular que también tiene que tener una concreción para el departamento.

Esas son las luchas populares que debe recuperar el departamento, independientemente de los partidos políticos, acá hay que estar todos juntos. Si (Rodrigo) Goñi presenta un proyecto, hay que acompañarlo y trabajar. Si Coutinho arma una agenda con estos temas, hay que acompañar. Esta es la nueva visión de cómo tiene que encararse una tarea para lograr aquellas cosas que se publicitan mucho pero que no se concretan.

– Sin embargo, desde las autoridades del Frente Amplio local se mantiene una oposición cerrada contra el gobierno departamental. ¿Cree que es posible cambiar la forma de proceder de su fuerza política para que sea constructiva en los términos que usted sostiene?

– Creo que sí, es como decía Seregni, tenemos que diferenciarnos por la calidad de nuestra propuesta, no diferenciarnos por una cuestión de partidos, porque si no a priori estamos desmereciendo la opinión del otro por el solo hecho de pertenecer a otro partido. Por lo tanto, coyunturalmente en los temas que le mencionaba anteriormente y que están sin resolver a lo largo del tiempo, tenemos que ponernos de acuerdo en esa agenda, independientemente de la posterior valoración de la gestión que uno pueda tener. Por ejemplo, vengo de colaborar y reconozco a Cecilia Eguiluz que ha trabajado firmemente para que el (Estadio) Bernasconi pueda volver a la institución, porque la intendencia lo va a dar por diez años a la Comisión de Salto Nuevo y el Ministerio de Transporte va a aportar recursos para la obra. Y esas son gestiones que se pueden hacer tendiendo puentes, con diálogo, con gente hablando que se pueden lograr cosas. Este es solo un ejemplo que le muestro.

– Recién le preguntaba sobre el trabajo que debe realizarse a través de la diputación del Frente Amplio. Asamblea Uruguay en abril del año pasado firmó un acuerdo político con la agrupación del diputado Andrés Lima, por lo que su planteo sonó a crítica a la gestión de él.

– En la tarea de la diputación hay una expresión personal que uno respeta, los tiempos y la forma de trabajar de cada compañero. No digo que Lima no haya participado en cada uno de estos temas que he mencionado y en los que se debería trabajar. Pienso un poco más allá, creo que tiene que ir más allá de esas presentaciones, creo que hay que enmarcarse en aquellas luchas que por ejemplo le enumeraba, y pararse con firmeza en esos temas, sin vacilar, sin miedo ante los diferentes actores políticos de la capital. No digo que Andrés no lo haga, no es mi opinión, digo que lo hace a su manera y con sus tiempos.

– ¿Cómo está ese acuerdo entre Asamblea Uruguay y la 888? ¿Piensan competir con Lima en las elecciones parlamentarias de octubre?

– Sí. Nosotros hicimos el acuerdo que inclusive trabajamos en algunos temas departamentales basándonos con la posibilidad de llegar a un acuerdo electoral y no arribamos a un entendimiento. Nos queda la buena experiencia de trabajar con la agrupación (de Lima), con todos sus dirigentes con quienes tenemos una excelente relación pero a veces los acuerdos nacionales condicionan a los acuerdos departamentales a poder hacerlos fluidamente. Por lo tanto, nosotros damos por cerrado ese acuerdo y culminada esa etapa, y en lo que tiene que ver con lo departamental, vamos a trabajar primero hacia la interna y segundo hacia octubre, por lo que obviamente vamos a competir con Lima y seguramente con (Juan José) Leal, que es la otra persona que está candidateada a octubre.







Recepción de Avisos Clasificados