“Las entradas vendidas, reflejan la gente que fue”

“De repente algunos pueden sorprenderse porque el sábado en ocasión del partido entre Nacional y Salto se vendieron más de 4.000 entradas. Pero el hecho es que las entradas vendidas, reflejan la gente que fue. ¿Cuántas veces en el tiempo, no había una relación entre los aficionados que concurrían y el número de entradas que se declaraban?. Mucho tiene que ver sin dudas, el hecho de no habilitar los carné de libre acceso. Pero además, a varios niveles hubo ajuste de tuercas. En algunos casos sabemos que hubo disconformidades, pero hay que entender que fue un caso especial. La presencia del Campeón Uruguayo era una posibilidad de recaudar. Esa recaudación va a ser volcada en el fútbol y con prioridad en el Parque Dickinson. Entonces pregunto: ¿no valió la pena ese ajuste, si al fin de cuentas el que gana es el fútbol?”.
Desde el vicepresidente de la Liga Salteña de Fútbol, CARLOS RAÚL ROCHA, una reflexión en voz alta, tan puntual como inexorable. La gente fue y pagó la entrada. Más de 4.000. Salvo honrosas excepciones, la mayoría pasó por boletería.
La instancia del sábado marcó asimismo, la primera ocasión del sector este a disposición de los aficionados, tras la ampliación materializada. Ahora la Tribuna Esc. Irazoqui, superando la capacidad locativa de 1.000 personas.

“De repente algunos pueden sorprenderse porque el sábado en ocasión del partido entre Nacional y Salto se vendieron más de 4.000 entradas. Pero el hecho es que las entradas vendidas, reflejan la gente que fue. ¿Cuántas veces en el tiempo, no había una relación entre los aficionados que concurrían y el número de entradas que se declaraban?. Mucho tiene que ver sin dudas, el hecho de no habilitar los carné de libre acceso. Pero además, a varios niveles hubo ajuste de tuercas. En algunos casos sabemos que hubo disconformidades, pero hay que entender que fue un caso especial. La presencia del Campeón Uruguayo era una posibilidad de recaudar. Esa recaudación va a ser volcada en el fútbol y con prioridad en el Parque Dickinson. Entonces pregunto: ¿no valió la pena ese ajuste, si al fin de cuentas el que gana es el fútbol?”.

Desde el vicepresidente de la Liga Salteña de Fútbol, CARLOS RAÚL ROCHA, una reflexión en voz alta, tan puntual como inexorable. La gente fue y pagó la entrada. Más de 4.000. Salvo honrosas excepciones, la mayoría pasó por boletería.

La instancia del sábado marcó asimismo, la primera ocasión del sector este a disposición de los aficionados, tras la ampliación materializada. Ahora la Tribuna Esc. Irazoqui, superando la capacidad locativa de 1.000 personas.