“No porque no hayan focos (de fiebre aftosa), ni actividad viral, tenemos que bajar los brazos”, dijo el ministro Tabaré Aguerre

El miércoles en la sala Schwedt del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), con la presencia del Ministro de Ganadería,  Ing. Agr. Tabaré Aguerre, el Director de los Servicios Ganaderos, Dr.
Francisco Muzio y el Director de la División de Sanidad Animal, Dr. Federico Fernández, se llevó a cabo una conferencia de prensa en la que se brindaron detalles de la Campaña 2014 de vacunación contra la Aftosa que se iniciará mañana  1º y se extenderá durante todo el mes de febrero.
AGUERRE RECONOCIÓ
COMPROMISO Y
ESFUERZO
El Ministro de Ganadería aprovechó la oportunidad para reconocer y valorar la responsabilidad y el compromiso que a lo largo de estos 13 años después del último episodio de la Aftosa, han tenido los productores de este país, y su involucramiento con la campaña de vacunación. De la misma forma lo hizo con los servicios sanitarios (del MGAP) por lo logrado, pero sobre todo resaltó que “si bien es cierto que llevamos 10 años sin focos, y hace varios años que no hay actividad en la región, eso no es razón para reducir el esfuerzo y el compromiso”.
Aguerre explicó que “no es razón porque este país conoció etapas donde pareció eliminado el riesgo, dejamos de vacunar, y así nos fue”.
El jerarca indicó que muchos años, mucho dolor, pérdida, deuda, mucho proyecto y desarrollo quedó postergado desde el punto de vista productivo, de la inversión,  y de la innovación asociado a un episodio negativo como fue el último episodio de la Aftosa.
AHORA MENOS QUE
NUNCA DEJAREMOS
DE VACUNAR
“Muchas veces en los últimos tres años nos han preguntado hasta cuándo vamos a vacunar, y  la respuesta ha sido siempre la misma”, sostuvo Aguerre- “ahora menos que nunca dejaremos de vacunar, siendo la cadena cárnica una de las principales fuentes de trabajo, y de producción y de desarrollo en este país. Uruguay no puede darse el lujo de correr el mínimo riesgo, en ningún momento dejar de atender la posibilidad de esta enfermedad, cuya importancia económica está centrada en acceder o no a determinados mercados”.
Subrayó que el problema no es el impacto productivo de una enfermedad como la Aftosa, el problema es acceder o no a los mercados , y si algo ha demostrado Uruguay en los últimos años es permanentemente mejorar su inserción internacional; cada vez tenemos más mercados. En este momento estamos trabajando fuertemente para avanzar en nuestro intercambio técnico en materia de acceso a mercados con Japón.
“Justamente los procedimientos y la forma de vacunación están dentro de los elementos del análisis de riesgo que dicho país realiza. Pero más allá de Japón hemos conquistado el resto de los mercados”, como ejemplo mencionó a Corea: “somos el primer país del mundo con vacunación que accede a vender en Corea, el mercado de Estados Unidos, que muchos de nuestros competidores no pueden tener”.
MAYOR
INVOLUCRAMIENTO
“Con esa convicción es que enfrentamos esta campaña de vacunación con el convencimiento de que no porque no hayan focos, ni actividad viral, tenemos que bajar los brazos, más que nunca, reconociendo el esfuerzo y el compromiso que los productores han realizado durante estos años, que el país todo porque la vacunación de la Aftosa, así como la caravana de la trazabilidad, están constituidas y pensadas como bienes públicos, gerenciados y gestionados desde el Estado en coordinación con los productores a través de sus gremiales y en materia sanitaria a través de los ámbitos de las Codesas (Comisiones Departamentales de Salud Animal) las Conasas (Comisiones Nacionales de Salud Animal).
Porque estamos convencidos que hay que fortalecer la campaña es que exhortamos a un mayor involucramiento de productores, de los técnicos involucrados y también de los trabajadores que llevan adelante la tarea, entendiendo de que cada vacuna bien aplicada, contribuye a consolidar y edificar un estatus sanitario cada vez más fuerte. Es por esa razón que en vez de disminuir el esfuerzo porque el problema no existe, es que exhortamos a redoblarlo”, afirmó y agregó que “esa es la razón por la cual se han fortalecido los programas de seguimiento en la ruta de vacunación”, en este sentido indicó que la inspección en la ruta de vacunación es aleatoria, por la cual a cualquier productor le puede caer la inspección, porque al mismo tiempo de reconocer el esfuerzo y el compromiso de los productores involucrados en esta tarea, “todos sabemos que somos buenos pero si nos controlan somos mejores”, expresó.
Por lo tanto es bueno que se sepa que las rutas de vacunación realizarán auditorías – como siempre lo han hecho- pero de una manera aleatoria.
BRUCELOSIS Y
LEPTOSPIROSIS
Asimismo informó que se han fortalecido tanto en recursos humanos, como la dotación de vehículos y anunció que  ingresarán 35 funcionarios veterinarios, en este caso no a fortalecer sino a reponer la plantilla.
Por otra parte comentó que todo esto está en el marco de una política sanitaria de la cual la Aftosa es solamente una más, a propósito de ello indicó que aunque se ha reducido la Brucelosis a un mínimo,  “queremos erradicarla”.
Además “tenemos problemas de Leptospirosis y no tenemos vacunas adecuadas, (pues) hagamos un convenio con el Instituto Pasteur de París, seleccionemos cuales son las cepas que este país necesita y démosle esa información a los actores privados que sean capaces de producir vacunas contra la Leptospirosis, modifiquemos algunos aspectos de nuestra normativa, y de nuestra organización para atacar otras enfermedades como la Tuberculosis en el caso del sector lechero”.
LA AFTOSA TERMINA
SIENDO UN PROBLEMA DE
TODOS LOS URUGUAYOS
Aguerre recalcó: el esfuerzo no se podrá hacer si no convencemos a la gente que maneja, manipula, la transporta y dosifica la vacuna, que esto es importante, tan importante como que esta actividad genera empleo directa o indirectamente a cientos de miles de personas y es responsable del 35 o 37% de nuestras exportaciones.
Por lo tanto que Uruguay tenga o no tenga Aftosa no es un problema exclusivamente de los productores, o de los trabajadores rurales, termina directa o indirectamente siendo un problema – por la magnitud que tiene en la economía la producción de carne y leche en nuestro país-  de todos los uruguayos. El ministro comentó que por este motivo, deberá empezarse a incluirse esto hasta en los programas de educación, ya que “la construcción de un estatus sanitario no empieza con una vacunación ni termina con  un control en la frontera, en realidad se edifica desde la base construyendo una cultura de ciudadanos comprometidos con la sanidad animal y vegetal en un país en el cual el 70% de sus exportaciones proviene de la producción agropecuaria”.
n

El miércoles en la sala Schwedt del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), con la presencia del Ministro de Ganadería,  Ing. Agr. Tabaré Aguerre, el Director de los Servicios Ganaderos, Dr.

Francisco Muzio y el Director de la División de Sanidad Animal, Dr. Federico Fernández, se llevó a cabo una conferencia de prensa en la que se brindaron detalles de la Campaña 2014 de vacunación contra la Aftosa que se iniciará mañana  1º y se extenderá durante todo el mes de febrero.

AGUERRE RECONOCIÓ COMPROMISO Y ESFUERZO

El Ministro de Ganadería aprovechó la oportunidad para reconocer y valorar la responsabilidad y el compromiso que a lo largo de estos 13 años después del último episodio de la Aftosa, han tenido los productores de este país, y su involucramiento con la campaña de vacunación. De la misma forma lo hizo con los servicios sanitarios (del MGAP) por lo logrado, pero sobre todo resaltó que “si bien es cierto que llevamos 10 años sin focos, y hace varios años que no hay actividad en la región, eso no es razón para reducir el esfuerzo y el compromiso”.

Aguerre explicó que “no es razón porque este país conoció etapas donde pareció eliminado el riesgo, dejamos de vacunar, y así nos fue”.

El jerarca indicó que muchos años, mucho dolor, pérdida, deuda, mucho proyecto y desarrollo quedó postergado desde el punto de vista productivo, de la inversión,  y de la innovación asociado a un episodio negativo como fue el último episodio de la Aftosa.

AHORA MENOS QUE NUNCA DEJAREMOS DE VACUNAR

“Muchas veces en los últimos tres años nos han preguntado hasta cuándo vamos a vacunar, y  la respuesta ha sido siempre la misma”, sostuvo Aguerre- “ahora menos que nunca dejaremos de vacunar, siendo la cadena cárnica una de las principales fuentes de trabajo, y de producción y de desarrollo en este país. Uruguay no puede darse el lujo de correr el mínimo riesgo, en ningún momento dejar de atender la posibilidad de esta enfermedad, cuya importancia económica está centrada en acceder o no a determinados mercados”.

Subrayó que el problema no es el impacto productivo de una enfermedad como la Aftosa, el problema es acceder o no a los mercados , y si algo ha demostrado Uruguay en los últimos años es permanentemente mejorar su inserción internacional; cada vez tenemos más mercados. En este momento estamos trabajando fuertemente para avanzar en nuestro intercambio técnico en materia de acceso a mercados con Japón.

“Justamente los procedimientos y la forma de vacunación están dentro de los elementos del análisis de riesgo que dicho país realiza. Pero más allá de Japón hemos conquistado el resto de los mercados”, como ejemplo mencionó a Corea: “somos el primer país del mundo con vacunación que accede a vender en Corea, el mercado de Estados Unidos, que muchos de nuestros competidores no pueden tener”.

MAYOR INVOLUCRAMIENTO

“Con esa convicción es que enfrentamos esta campaña de vacunación con el convencimiento de que no porque no hayan focos, ni actividad viral, tenemos que bajar los brazos, más que nunca, reconociendo el esfuerzo y el compromiso que los productores han realizado durante estos años, que el país todo porque la vacunación de la Aftosa, así como la caravana de la trazabilidad, están constituidas y pensadas como bienes públicos, gerenciados y gestionados desde el Estado en coordinación con los productores a través de sus gremiales y en materia sanitaria a través de los ámbitos de las Codesas (Comisiones Departamentales de Salud Animal) las Conasas (Comisiones Nacionales de Salud Animal).

Porque estamos convencidos que hay que fortalecer la campaña es que exhortamos a un mayor involucramiento de productores, de los técnicos involucrados y también de los trabajadores que llevan adelante la tarea, entendiendo de que cada vacuna bien aplicada, contribuye a consolidar y edificar un estatus sanitario cada vez más fuerte. Es por esa razón que en vez de disminuir el esfuerzo porque el problema no existe, es que exhortamos a redoblarlo”, afirmó y agregó que “esa es la razón por la cual se han fortalecido los programas de seguimiento en la ruta de vacunación”, en este sentido indicó que la inspección en la ruta de vacunación es aleatoria, por la cual a cualquier productor le puede caer la inspección, porque al mismo tiempo de reconocer el esfuerzo y el compromiso de los productores involucrados en esta tarea, “todos sabemos que somos buenos pero si nos controlan somos mejores”, expresó.

Por lo tanto es bueno que se sepa que las rutas de vacunación realizarán auditorías – como siempre lo han hecho- pero de una manera aleatoria.

BRUCELOSIS Y LEPTOSPIROSIS

Asimismo informó que se han fortalecido tanto en recursos humanos, como la dotación de vehículos y anunció que  ingresarán 35 funcionarios veterinarios, en este caso no a fortalecer sino a reponer la plantilla.

Por otra parte comentó que todo esto está en el marco de una política sanitaria de la cual la Aftosa es solamente una más, a propósito de ello indicó que aunque se ha reducido la Brucelosis a un mínimo,  “queremos erradicarla”.

Además “tenemos problemas de Leptospirosis y no tenemos vacunas adecuadas, (pues) hagamos un convenio con el Instituto Pasteur de París, seleccionemos cuales son las cepas que este país necesita y démosle esa información a los actores privados que sean capaces de producir vacunas contra la Leptospirosis, modifiquemos algunos aspectos de nuestra normativa, y de nuestra organización para atacar otras enfermedades como la Tuberculosis en el caso del sector lechero”.

LA AFTOSA TERMINA SIENDO UN PROBLEMA DE TODOS LOS URUGUAYOS

Aguerre recalcó: el esfuerzo no se podrá hacer si no convencemos a la gente que maneja, manipula, la transporta y dosifica la vacuna, que esto es importante, tan importante como que esta actividad genera empleo directa o indirectamente a cientos de miles de personas y es responsable del 35 o 37% de nuestras exportaciones.

Por lo tanto que Uruguay tenga o no tenga Aftosa no es un problema exclusivamente de los productores, o de los trabajadores rurales, termina directa o indirectamente siendo un problema – por la magnitud que tiene en la economía la producción de carne y leche en nuestro país-  de todos los uruguayos. El ministro comentó que por este motivo, deberá empezarse a incluirse esto hasta en los programas de educación, ya que “la construcción de un estatus sanitario no empieza con una vacunación ni termina con  un control en la frontera, en realidad se edifica desde la base construyendo una cultura de ciudadanos comprometidos con la sanidad animal y vegetal en un país en el cual el 70% de sus exportaciones proviene de la producción agropecuaria”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...