“Nuestros zapatos han comenzado a derretirse”

as columnas de humo ensombrecen el cielo, el viento pega fuerte y la mar está gruesa. Los servicios de rescate afirman que se enfrentan una de sus operaciones más difíciles. El ferry ‘Norman Atlantic’ con casi medio millar de personas a bordo, se incendia en aguas del Mar Adriático, al noroeste de la isla griega de Corfú.
Entre los pasajeros se encuentran niños y centenares de personas están atrapadas en el barco en llamas que flota en dirección a Albania. El tiempo dificulta en extremo las tareas de rescate. «Arderemos como ratones», ha declarado un testigo llamado Nikos a la emisora de radio griega Skai. Sin embargo, hasta ahora solo hay confirmada una víctima. La guardia costera italiana halló el cuerpo sin vida de un hombre que probablemente murió al saltar al agua.
«Toda la nave está en llamas. Mi mujer estaba en otro bote que nunca llegó», se lamenta Jannis, un pasajero rescatado por un barco de carga. Otro pasajero dice a la radio griega Mega que los zapatos empezaron a derretírsele por el calor.
El panorama es confuso y las informaciones se contradicen en horas de la tarde del domingo. Lo que se sabe a ciencia cierta es que un incendio estalló en la madrugada en el ferry de la naviera grecoitaliana Anek Lines y que aparentemente comenzó en la cubierta donde aparcan los coches.
«La gran desgracia es que el tiempo no ayuda para nada», ha señalado a Skai Pantelis Trikilis, de la naviera Kyklades Maritime, cuyos barcos acudieron en auxilio del ferry. Ni otros barcos ni las lanchas de rescate pueden acercarse fácilmente por el viento, de una fuerza de entre siete y ocho en la escala de Beaufort.
Antes de que oscureciera fueron salvadas unas 140 personas, entre ellas una mujer en avanzado estado de embarazo y sus dos hijos, que al parecer se habían caído al agua, indican medios locales.
Otros niños fueron ingresados en un hospital en el sur de Italia mientras que sus padres siguen en el ferry.
«Estamos en el puente, tenemos frío y mucha tos debido al humo», aseguraba horas antes una víctima de la nave siniestrada en el estrecho de Otranto, entre Grecia e Italia.
La televisión italiana mostró este domingo imágenes dramáticas de las víctimas del ferry en llamas, aferradas a objetos para tratar de sobrevivir en el mar en medio del denso humo del incendio que, según el capitán, al menos pudo ser controlado.
En otra imagen se ve a un superviviente del ‘Norman Atlantic’ que es sacado de las aguas por un helicóptero en medio de fuertes vientos y rodeado de grandes olas.
Rai News mostró asimismo fotos en las que se ve la columna de humo. El incendio se produjo en la cubierta donde iban los vehículos durante la noche, cuando el transbordador, que se dirigía de Grecia a Italia, pasaba por la isla de Corfú.
El portavoz de la Armada italiana, Riccardo Rizzotto, confirmó que cuatro helicópteros y varios buques mercantes estaban ya en la zona del suceso; mientras que lanchas y remolcadores equipados con equipos de extinción de incendios se encontraban de camino.
«Las condiciones climáticas son tan malas que necesitamos apoyo extra», precisó Rizzotto en declaraciones a la prensa italiana. Asimismo, explicó que «la tarea principal de los buques mercantes es formar una barrera para proteger al ferry «, a la deriva en un mar embravecido.
«La evacuación de la nave está en marcha por los miembros de la tripulación y la empresa, en cooperación con las autoridades griegas e italianas», agregó.
A bordo del ‘Normal Atlántico’ se encontraban principalmente pasajeros griegos, pero también de otras nacionalidades: italiana, francesa, albanesa, alemana, británica, rusa, danesa y holandesa.
El ferry lanzó su señal de socorro cuando se encontraba en el estrecho de Otranto, cerca de la pequeña isla griega de Othoni.
Alrededor de 150 personas han podido ser evacuadas gracias a los botes de salvamento (47 de ellas ya están a salvo en uno de los barcos que han acudido al rescate). Al menos ocho personas han sido llevados en helicóptero hasta la localidad italiana de Lecce, tres de ellas niños.Todas se encuentran bien, aunque presentan signos de hipotermia.
Los supervivientes todavía se muestran muy asustados, no tanto por las llamas. «que poco a poco han podido ser controladas», como por las difíciles condiciones del mar. Algunos de los que aún permanecen en el barco han podido hablar con medios griegos, y sus testimonios reflejan la angustia por la espera. «Estamos todos en cubierta, estamos mojados, tenemos frío, mucha tos debido al humo… Hay mujeres, niños y ancianos», comentó a Mega TV en un tono muy cansado uno de los pasajeros, Giorgos Styliaras.
«Nuestros zapatos comenzaron a derretirse en la cabina de la recepción», añadió otro pasajero.
Fuente: ElMundo.es
Las columnas de humo ensombrecen el cielo, el viento pega fuerte y la mar está gruesa. Los servicios de rescate afirman que se enfrentan una de sus operaciones más difíciles. El ferry ‘Norman Atlantic’ con casi medio millar de personas a bordo, se incendia en aguas del Mar Adriático, al noroeste de la isla griega de Corfú.
Entre los pasajeros se encuentran niños y centenares de personas están atrapadas en el barco en llamas que flota en dirección a Albania. El tiempo dificulta en extremo las tareas de rescate. «Arderemos como ratones», ha declarado un testigo llamado Nikos a la emisora de radio griega Skai. Sin embargo, hasta ahora solo hay confirmada una víctima. La guardia costera italiana halló el cuerpo sin vida de un hombre que probablemente murió al saltar al agua.
«Toda la nave está en llamas. Mi mujer estaba en otro bote que nunca llegó», se lamenta Jannis, un pasajero rescatado por un barco de carga. Otro pasajero dice a la radio griega Mega que los zapatos empezaron a derretírsele por el calor.
El panorama es confuso y las informaciones se contradicen en horas de la tarde del domingo. Lo que se sabe a ciencia cierta es que un incendio estalló en la madrugada en el ferry de la naviera grecoitaliana Anek Lines y que aparentemente comenzó en la cubierta donde aparcan los coches.
«La gran desgracia es que el tiempo no ayuda para nada», ha señalado a Skai Pantelis Trikilis, de la naviera Kyklades Maritime, cuyos barcos acudieron en auxilio del ferry. Ni otros barcos ni las lanchas de rescate pueden acercarse fácilmente por el viento, de una fuerza de entre siete y ocho en la escala de Beaufort.
Antes de que oscureciera fueron salvadas unas 140 personas, entre ellas una mujer en avanzado estado de embarazo y sus dos hijos, que al parecer se habían caído al agua, indican medios locales.
Otros niños fueron ingresados en un hospital en el sur de Italia mientras que sus padres siguen en el ferry.
«Estamos en el puente, tenemos frío y mucha tos debido al humo», aseguraba horas antes una víctima de la nave siniestrada en el estrecho de Otranto, entre Grecia e Italia.
La televisión italiana mostró este domingo imágenes dramáticas de las víctimas del ferry en llamas, aferradas a objetos para tratar de sobrevivir en el mar en medio del denso humo del incendio que, según el capitán, al menos pudo ser controlado.
En otra imagen se ve a un superviviente del ‘Norman Atlantic’ que es sacado de las aguas por un helicóptero en medio de fuertes vientos y rodeado de grandes olas.
Rai News mostró asimismo fotos en las que se ve la columna de humo. El incendio se produjo en la cubierta donde iban los vehículos durante la noche, cuando el transbordador, que se dirigía de Grecia a Italia, pasaba por la isla de Corfú.
El portavoz de la Armada italiana, Riccardo Rizzotto, confirmó que cuatro helicópteros y varios buques mercantes estaban ya en la zona del suceso; mientras que lanchas y remolcadores equipados con equipos de extinción de incendios se encontraban de camino.
«Las condiciones climáticas son tan malas que necesitamos apoyo extra», precisó Rizzotto en declaraciones a la prensa italiana. Asimismo, explicó que «la tarea principal de los buques mercantes es formar una barrera para proteger al ferry «, a la deriva en un mar embravecido.
«La evacuación de la nave está en marcha por los miembros de la tripulación y la empresa, en cooperación con las autoridades griegas e italianas», agregó.
A bordo del ‘Normal Atlántico’ se encontraban principalmente pasajeros griegos, pero también de otras nacionalidades: italiana, francesa, albanesa, alemana, británica, rusa, danesa y holandesa.
El ferry lanzó su señal de socorro cuando se encontraba en el estrecho de Otranto, cerca de la pequeña isla griega de Othoni.
Alrededor de 150 personas han podido ser evacuadas gracias a los botes de salvamento (47 de ellas ya están a salvo en uno de los barcos que han acudido al rescate). Al menos ocho personas han sido llevados en helicóptero hasta la localidad italiana de Lecce, tres de ellas niños.Todas se encuentran bien, aunque presentan signos de hipotermia.
Los supervivientes todavía se muestran muy asustados, no tanto por las llamas. «que poco a poco han podido ser controladas», como por las difíciles condiciones del mar. Algunos de los que aún permanecen en el barco han podido hablar con medios griegos, y sus testimonios reflejan la angustia por la espera. «Estamos todos en cubierta, estamos mojados, tenemos frío, mucha tos debido al humo… Hay mujeres, niños y ancianos», comentó a Mega TV en un tono muy cansado uno de los pasajeros, Giorgos Styliaras.
«Nuestros zapatos comenzaron a derretirse en la cabina de la recepción», añadió otro pasajero.
Fuente: ElMundo.es