“Progreso tiene que perder el miedo de ser un equipo chico”

Miércoles a la tarde. Casi una hora de Ruben Bidondo en EL PUEBLO. A los 35 años, el segundo consecutivo en la Dirección Técnica de Progreso. Pero en esta temporada 2015, desde el arranque mismo y no como en el 2014, en que asumió a mitad de camino, cuando Alcides Edgardo Nieto marcó el final de su ciclo.
Casi una hora de Ruben, con el fútbol salpicando en varias direcciones, sin dejar de evocar sus primeros años en el fútbol de Paysandú, cuando a los 8 años despuntó en el Atlético Bella Vista. Después, Paysandú Bella Vista y Litoral, con pasajes por selecciones y juveniles, con la blanca al pecho, con el rescate de la Dirección Técnica de Ramón “Pony” de los Ángeles cuando se transformó en jugador de Primera.
Casi una hora de Ruben, para marcar a fuego las consignas y una vital: “Progreso tiene que perder el miedo de ser un equipo chico. Convencerse de lo que puede, con un aspecto no menor: que la institución crezca, aunque al hincha le importe sobre todo, que el equipo responda en la cancha”. Admite el sanducero que “es necesario incorporar entre cuatro y seis jugadores. Pero válido también que sostengamos el plantel que tenemos. La alegría que desde Progreso se hayan sumado cuatro jugadores a la Sub 18 de Salto. Pregunto: ¿Cuánto hace que no se planteaba esa situación?
En la edición de mañana en EL PUEBLO, a todo Ruben Bidondo. Desde el año 2004 en Salto…”ya voy para once años radicado aquí. En Salto me fueron dando el lugar que yo quiero. Me siento bien. Quiero dar más y evolucionar, por eso voy rumbo al tercer año  el curso de técnico. Uno tiene que prepararse para ser apto. Ese es el fin”

Miércoles a la tarde. Casi una hora de Ruben Bidondo en EL PUEBLO. A los 35 años, el segundo consecutivo en la Dirección Técnica de Progreso. Pero en esta temporada 2015, desde el arranque mismo y no como en el 2014, en que asumió a mitad de camino, cuando Alcides Edgardo Nieto marcó el final de su ciclo.

Casi una hora de Ruben, con el fútbol salpicando en varias direcciones, sin dejar de evocar sus primeros años en el fútbol de Paysandú, cuando a los 8 años despuntó en el Atlético Bella Vista. Después, Paysandú Bella Vista y Litoral, con pasajes por selecciones y juveniles, con la blanca al pecho, con el rescate de la Dirección Técnica de Ramón “Pony” de los Ángeles cuando se transformó en jugador de Primera.

Casi una hora de Ruben, para marcar a fuego las consignas y una vital: “Progreso tiene que perder el miedo de ser un equipo chico. Convencerse de lo que puede, con un aspecto no menor: que la institución crezca, aunque al hincha le importe sobre todo, que el equipo responda en la cancha”. Admite el sanducero que “es necesario incorporar entre cuatro y seis jugadores. Pero válido también que sostengamos el plantel que tenemos. La alegría que desde Progreso se hayan sumado cuatro jugadores a la Sub 18 de Salto. Pregunto: ¿Cuánto hace que no se planteaba esa situación?

En la edición de mañana en EL PUEBLO, a todo Ruben Bidondo. Desde el año 2004 en Salto…”ya voy para once años radicado aquí. En Salto me fueron dando el lugar que yo quiero. Me siento bien. Quiero dar más y evolucionar, por eso voy rumbo al tercer año  el curso de técnico. Uno tiene que prepararse para ser apto. Ese es el fin”