“Selecciones no producen el menor déficit a la Liga”

“Hay situaciones que hay que considerar, porque el hecho de haberse anulado las confederaciones, son distancias más estrechas. Menos kilómetros. Los gastos terminan siendo menores. Además, en determinadas áreas que guardan relación con los combinados de mayores y Sub 18, hay que hablar de respaldos. Hay costos, pero hay como encararlos. El hecho de no haber tenido que viajar a Tacuarembó y Rivera como el año pasado, ha jugado ha favor desde el punto de vista económico. Claramente, no es lo mismo el traslado a Rivera  que a Bella Unión. Yo diría que en las recaudaciones venimos mejor que el año pasado”.
-Más allá de cuestiones deportivas, la razón económica, es siempre una razón especial. El presidente de la Liga, LUIS ALBERTO ARRESEIGOR, no oculta el pensamiento en esa dirección. Es parte misma del tiempo que fluye y de los paralelos que no dejan de acudir.
“En la edición pasada, pasamos por recaudaciones de 40 y 50 mil pesos. Ahora fuimos superando. Lo del viernes, ante Bella Unión, parece cantado en cuanto a que no vamos a recaudar, pero lo bueno es que después enfrentaríamos a Tacuarembó. En ese caso, hay que suponer que la recaudación tiene que plantearse a favor. Ya entonces, serán partidos de ida y vuelta y el aporte desde OFI también mejora. Pero lo que es necesario dejar en claro es que las selecciones no producen el mejor déficit a la liga”.
EL DINERO
QUE NO SE TOCA
De los sponsor que no faltan, las colaboraciones que en el tiempo han sido puntuales. Aspectos que se alinean, para que la base financiera conserve una condición monolítica. Sin grietas.
“Lo bueno es que además para que la Liga Salteña de Fútbol funcione, no debemos recurrir a las reservas disponibles, por ejemplo el dinero al que se accedió por la venta del terreno contiguo a la cancha de Ferro Carril. Yo diría que todo ha sido parte de una organización de tipo económico, que transforma a la Liga Salteña, en una liga saneada. Y en verdad, el sistema de disputa de la actividad local, también tiene que ver con una posibilidad de recaudación. Ahí está el caso de lo sucedido en la tercera rueda del año 2013 en la “A”, simplemente excepcional, pasando por el desastre que fue la tercera rueda de la temporada pasada. Por eso digo que hay que medir lo que se quiere, lo que se busca, para saber lo que es posible y lo que no es”.
*****************
Las selecciones. El fútbol doméstico. Los vaivenes de una realidad que algunos casos, simplemente, no expone al eje económico de la Liga Salteña de Fútbol. Un eje vertical. Hace al orden de las cosas. En ese plano, la Liga goza de salud. De la recomendable.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

“Hay situaciones que hay que considerar, porque el hecho de haberse anulado las confederaciones, son distancias más estrechas. Menos kilómetros. Los gastos terminan siendo menores. Además, en determinadas áreas que guardan relación con los combinados de mayores y Sub 18, hay que hablar de respaldos. Hay costos, pero hay como encararlos. El hecho de no haber tenido que viajar a Tacuarembó y Rivera como el año pasado, ha jugado ha favor desde el punto de vista económico. Claramente, no es lo mismo el traslado a Rivera  que a Bella Unión. Yo diría que en las recaudaciones venimos mejor que el año pasado”.

-Más allá de cuestiones deportivas, la razón económica, es siempre una razón especial. El presidente de la Liga, LUIS ALBERTO ARRESEIGOR, no oculta el pensamiento en esa dirección. Es parte misma del tiempo que fluye y de los paralelos que no dejan de acudir.

“En la edición pasada, pasamos por recaudaciones de 40 y 50 mil pesos. Ahora fuimos superando. Lo del viernes, ante Bella Unión, parece cantado en cuanto a que no vamos a recaudar, pero lo bueno es que después enfrentaríamos a Tacuarembó. En ese caso, hay que suponer que la recaudación tiene que plantearse a favor. Ya entonces, serán partidos de ida y vuelta y el aporte desde OFI también mejora. Pero lo que es necesario dejar en claro es que las selecciones no producen el mejor déficit a la liga”.

EL DINERO QUE NO SE TOCA

De los sponsor que no faltan, las colaboraciones que en el tiempo han sido puntuales. Aspectos que se alinean, para que la base financiera conserve una condición monolítica. Sin grietas.

“Lo bueno es que además para que la Liga Salteña de Fútbol funcione, no debemos recurrir a las reservas disponibles, por ejemplo el dinero al que se accedió por la venta del terreno contiguo a la cancha de Ferro Carril. Yo diría que todo ha sido parte de una organización de tipo económico, que transforma a la Liga Salteña, en una liga saneada. Y en verdad, el sistema de disputa de la actividad local, también tiene que ver con una posibilidad de recaudación. Ahí está el caso de lo sucedido en la tercera rueda del año 2013 en la “A”, simplemente excepcional, pasando por el desastre que fue la tercera rueda de la temporada pasada. Por eso digo que hay que medir lo que se quiere, lo que se busca, para saber lo que es posible y lo que no es”.

Las selecciones. El fútbol doméstico. Los vaivenes de una realidad que algunos casos, simplemente, no expone al eje económico de la Liga Salteña de Fútbol. Un eje vertical. Hace al orden de las cosas. En ese plano, la Liga goza de salud. De la recomendable.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-