“Si hay algo que no está correctamente hecho, creo que hay que revisarlo y no es una caza de brujas a gente del F.A.”

El edil nacionalista Pablo Bonet y la presunta persecución política.

El edil Pablo Bonet dialogó con EL PUEBLO a los efectos de aclarar la postura del Partido Nacional (PN) en la Junta Departamental respecto a la instalación de una comisión especial que analizará posibles denuncias de persecución política de funcionarios municipales en la administración de Ramón Fonticiella. En la oportunidad, también dio su punto de vista sobre la resolución del intendente Germán Coutinho de notificar a 20 funcionarios la terminación de su contrato y el dejar en suspenso las 574 adecuaciones firmadas por el entonces intendente Carlos Gabrielli antes del cambio de gobierno.

- ¿Cuál es la postura del PN ante la conformación de la Comisión Especial?

– El tema fue planteado por un edil del Partido Colorado (PC) y nosotros le dijimos en su momento que estábamos de acuerdo con lo que se estaba planteando. Nosotros teníamos algunos comentarios recibidos por algunos funcionarios que habían sido perseguidos o que habían sido tratados no de la forma correcta que tiene que ser tratado un funcionario pero que nosotros habíamos hecho hincapié en la forma que se iba a plantear el tema en la Junta Departamental porque veíamos que es un tema muy importante, muy delicado y que puede llevar a que se puedan ocasionar problemas posteriores. El PC volvió a plantear el tema de la misma forma y por otro lado el Frente Amplio (FA) planteó una moción, la cual no pudimos acompañar tampoco que era instar al edil que proponía la comisión que presentara las denuncias.

- ¿Por qué votaron negativamente ambas propuestas?

– Consideramos que se debe investigar un hecho concreto, y un hecho concreto tiene que ser una denuncia hecha pública en un medio de comunicación, planteada en la intendencia, planteada en algún ámbito de la Junta Departamental, pero no es creando una comisión para recepcionar las denuncias, creo que no es la forma que se debe encarar el tema. Por ese motivo nosotros en su momento le planteamos a la bancada del PC y lo manifestamos públicamente en la sesión, que si bien estábamos acordes a investigar los posibles casos, creíamos que era importante la forma en la que se planteaba el tema. Al no existir una denuncia concreta, no se puede crear una comisión preinvestigadora como lo propone el FA, pero creemos que no es necesaria la creación de una comisión especial para dar las garantías para que algún funcionario municipal que se haya sentido perseguido lo plantee tanto en la Junta Departamental como en la intendencia municipal.

- ¿Cuál sería entonces el mecanismo a seguir por aquellos funcionarios municipales que se hubiesen sentido perseguidos?

– Lo más lógico sería que reclamaran ante la administración municipal, creo que si esos funcionarios consideraron que en la administración anterior no existían las garantías para plantear su denuncia y que la misma sea tratada como corresponde, que puede pasar ese caso, bueno, en este momento se cambió de administración. Si aún sigue considerando que no existen las garantías, cosa que me parecería raro que en una administración de “otro pelo” no existieran las garantías, tienen la Junta Departamental que es un espacio donde están todos los partidos políticos y donde evidentemente están las garantías para que ese funcionario se le pueda encaminar la denuncia como se tiene que hacer. Por lo tanto creo que existen las posibilidades que se planteen las denuncias concretas, y en base a denuncias concretas nosotros poder iniciar una comisión investigadora.

- Durante el gobierno de Fonticiella el PN convocó a una conferencia de prensa denunciando persecución política contra funcionarios municipales identificados con el PN.

– Sí, por eso mismo nosotros decimos que podemos tener elementos para aportar a esa investigación, pero no hay denuncias concretas de personas que se hayan presentado manifestando su situación laboral, sabemos que hay funcionarios que inclusive han sido invitados –entre comillas- a jubilarse porque si no lo hacían se les apartaba de su trabajo y sus últimos años tenía menos remuneración que fueron instados a acogerse a ese sistema de retiro anticipado para jubilarse. Pero nosotros creemos que ante la instancia presentada en la Junta tienen que haber denuncias concretas, y las mismas no hay.

- De todas formas esa comisión especial ya fue votada, cuando sea constituida, ¿el PN colaborará con la misma?

– Lógicamente, luego que el plenario de la Junta Departamental aprueba algo, más allá que nosotros estemos o no de acuerdo con la forma que se planteó, lo vamos a acompañar, es una obligación de la responsabilidad de edil, de representantes de un partido político, participar de las instancias que se planteen en la Junta Departamental.

- Hace unas horas hubo una conferencia de prensa de ADEOMS donde informaron de la cesación de los contratos de 20 funcionarios y que ingresaron a la intendencia por cargos asimilados a los de confianza y dejaron en suspenso 574 adecuaciones escalafonarias de las firmadas por Gabrielli antes de irse. ¿Tiene alguna posición sobre el particular?

– No, no, me acabo de enterar por EL PUEBLO. Pero veamos, respecto a las personas que fueron ingresadas por la administración como cargos de confianza, me parece correcto que se haya tomado esa medida de cesación de los contratos, de toda esa gente de la que se habló tanto durante este tiempo, con un comunicado del FA. Yo sé que hay un estudio de un abogado salteño que ha trabajado en la intendencia y que a solicitud del intendente elaboró un informe, lo presentó y creo que ese es el respaldo que tiene el intendente para tomar esta medida. Si hay algo que no está correctamente hecho, creo que hay que revisarlo y no se trata de una “caza de brujas” a funcionarios del FA. El que se estudie esas adecuaciones que se hicieron a las corridas cuando el gobierno se estaba por ir, esos nombramientos a las corridas, creo que hay que estudiarlo, esto no quiere decir que después se anulen o no, volviendo al estado actual, está bien que se revise.