“Soy un agradecido por la aceptación que tuve”

Miguel Ángel Quintana de Moura es un hombre comprometido con dos objetivos: en primer lugar con el proyecto de EL PUEBLO, en su etapa actual, que ha tenido y sigue teniendo una fuerte apuesta a incluir en sus páginas la información que surge de la ciudad de Bella Unión. El segundo objetivo de Quintana es precisamente su adhesión incondicional a todas las buenas iniciativas que surgen en la ciudad cañera. Invariablemente todas estas apuestas saben que pueden contar con el apoyo de Quintana.
Con quien se desempeña como corresponsal de Diario EL PUEBLO en la ciudad de Bella Unión desde hace 21 años, dialogamos fluidamente, en una  charla amable y gentil y lo primero que nos dijo fue “soy un agradecido por la aceptación que tuve”.
Resulta un poco difícil,  además de un gran compromiso, tratar de resumir en tan poco tiempo y espacio, lo que es la trayectoria de Miguel Ángel Quintana en este diario, durante más de veinte años.
También ha tenido una extensa trayectoria en otros medios de comunicación como la radio y la televisión. Un ser humano accesible, cordial, que en una charla muy amena, así nos contaba, sobre sus inicios:

Miguel Ángel Quintana de Moura es un hombre comprometido con dos objetivos: en primer lugar con el proyecto de EL PUEBLO, en su etapa actual, que ha tenido y sigue teniendo una fuerte apuesta a incluir en sus páginas la información que surge de la ciudad de Bella Unión. El segundo objetivo de Quintana es precisamente su adhesión incondicional a todas las buenas iniciativas que surgen en la ciudad cañera. Invariablemente todas estas apuestas saben que pueden contar con el apoyo de Quintana.

Con quien se desempeña como corresponsal de Diario EL PUEBLO en la ciudad de Bella Unión desde hace 21 años, dialogamosMiguelQuintana fluidamente, en una  charla amable y gentil y lo primero que nos dijo fue “soy un agradecido por la aceptación que tuve”.

Resulta un poco difícil,  además de un gran compromiso, tratar de resumir en tan poco tiempo y espacio, lo que es la trayectoria de Miguel Ángel Quintana en este diario, durante más de veinte años.

También ha tenido una extensa trayectoria en otros medios de comunicación como la radio y la televisión. Un ser humano accesible, cordial, que en una charla muy amena, así nos contaba, sobre sus inicios:

¿De dónde es oriundo Miguel Quintana?

“De la ciudad de Artigas.  En el año 1978, me fui a Montevideo a estudiar meteorología. Y en el ‘80, ingresé a trabajar en la Estación  Nacional de Meteorología en el Aeropuerto Internacional de Carrasco, y lo hice durante un año allí.

Cuando abre la Estación de Meteorología en Bella Unión, pido el traslado. Me lo aceptaron y ya en la noche anterior de que abriera estaba yo en el lugar.

Pensando siempre en después trasladarme a la ciudad de Artigas, donde tenía todos mis familiares, y resultó ser que me quedé para siempre en Bella Unión.

¿Formó entonces su familia allí?

Sí. En el año ’79, conozco a quien sería mi futura señora: Catalina, en Artigas.

Después de formalizar y conformar mi familia es que empezó mi labor en Diario EL PUEBLO.

Comienzan con el tiempo a llegar los hijos: Miguel, Mabel y Carlos, y luego los nietos, que son dos: Francesco y Victoria.

¿Cómo son sus primeros pasos en Diario EL PUEBLO?

Conocí a Don Walter Martínez en el año’81, y en ese entonces, trabajaba en la Dirección Nacional de Meteorología y estudié electricidad más adelante en la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU) durante dos años.

Me recibí como técnico electricista en el ’85, y trabajé en una empresa de electricidad hasta el ’92, que es cuando Walter me ofrece el trabajo en el diario, y dejé la empresa de electricidad.

Por un buen tiempo, realicé en forma paralela las dos actividades, en  Meteorología y Diario EL PUEBLO.

¿Recuerda sus primeras notas?

En aquellos comienzos, lo que recuerdo es que no fue nada fácil.

Tenía dos páginas para realizar, y había veces en que parecía volverme loco de tanto trabajo.

Tenía una moto chiquita y muchas veces me quedaba hasta altas horas  de la madrugada  girando, porque no me daban los tiempos. No lograba todas las notas, ni reunir el material.

Lo enviaba por el ómnibus y tenía una hora fija para hacerlo.

Luego, se hizo una reestructura en el año 2002, cuando lo de la crisis, y el diario quitó una página.

¿Eran esas notas muy variadas?

Las notas que realizaba eran muy diferentes y muchas.

Hacía todo tipo de periodismo.

En esas dos páginas, salía: sociales, deportivo, policiales, político, danzas, y  todo tipo de noticias.

Pienso que es una mezcla y más fácil. Porque uno sale a la calle y encuentra mucha más información.

¿Cuáles han sido sus satisfacciones de trabajar en el diario?

La mayor satisfacción que tengo de trabajar durante tanto tiempo en el diario, es que “estoy escribiendo la historia de Bella Unión”.

Hace veintidós años que la escribo.

Todos los días, recorto mi página del diario y lo voy acomodando encarpetado por año.

Tengo guardado todo, desde el 15 de Enero del año 1993, cuando comencé.

¿Cómo veía su familia su gran labor?

Hay que ver que me pasaba la noche inclusive escribiendo, porque no me daban los tiempos. Hasta las tres, o cuatro de la mañana, con una máquina Olivetti.

Con la computadora, hace siete años que comencé.

Tenía tiempo para algún paseíto algún domingo, que otro, pero el tema del diario es un trabajo continuo.

He realizado  periodismo  escrito, radial y televisivo, que actualmente lo hago, se llama: Panorama 10, primera edición que va de 12 a 13 Hs, por canal 10. Pero el periodismo escrito es el más difícil, y el más lindo. Esta entrevista que me está realizando por ejemplo, tiene usted que armarlo todo, para publicarlo.

En cambio los otros, no hay necesidad de un material para organizar.

¿Sus hijos, han seguido sus pasos?

Solamente uno, Carlos, es el que me acompaña en el canal, trabaja en la parte de consolas, como operador y vive conmigo en Bella Unión.

¿Está conforme con lo que ha hecho hasta ahora en el diario?

Pienso que tengo mucho para darle. Y estoy muy conforme con lo que he logrado hasta ahora. Me encanta lo que hago.

Sobre todo con la tranquilidad que uno trabaja. No se entromete nadie en mi trabajo.

Se que mi tarea es organizarlo todo, ponerlo dentro de un sobre y enviarlo. No tengo y no tuve nunca jamás, un problema con Walter, anteriormente, ni actualmente con Adriana.

Tal cual yo lo mando, así se publica. El diálogo con Adriana es muy bueno, está todo siempre bien y sin ningún problema. Es una excelente relación, que siempre mantuvimos y mantenemos.

¿Si tuviera la posibilidad de enviarle un saludo a  su gente que día a día, lo lee en Diario EL PUEBLO, qué le diría?

Seguramente el saludo no va a ser solamente para la gente de Bella Unión, porque entiendo que tengo también lectores de Salto que se interesan por lo que pasa en aquella ciudad.

Hay que ver que la página, apareció en un diario de Salto, y Bella Unión no pertenece al mismo departamento, pero vaya mi agradecimiento por aceptarlo. Ya que lo mío, es una mezcla de información con opiniones, haciéndolo con mucho respeto, y sobre todo con información muy veraz.

Soy un agradecido por la aceptación que tuve a nivel de periodismo,  me siento respetado por mi tarea, y a eso, yo lo valoro muchísimo”.

Miguel ha revelado siempre un gran agradecimiento a don Walter Martínez, conductor de EL PUEBLO, en su etapa actual y con quien Quintana compartió la pasión de Con Los Mismos Colores, el equipo celeste de Bella Unión más destacado en  los últimos años. A partir de allí Quintana supo desempeñarse no solo en el deporte, sino en todo lo que es la información q ue surge de la ciudad norteña. Martínez confió en él y Quintana lo ha reiterado en toda ocasión que ha tenido, para él don Walter ha sido mucho más que un patrón, ha sido un amigo entrañable.