“Yo nado mejor cuando papá está”

Con Octavio Leal Tassani

Comenzó su inclinación por la natación seguramente sin saberlo, desde los dos años de edad. Concurre a 2º año de Liceo Crandon y  siguieron sus pasos a este deporte, que a partir de los nueve, se hizo competitivo.
Desde el comienzo de sus participaciones en campeonatos, se notó su destaque. Sintiéndose apoyado por sus padres y a pesar del gran esfuerzo y sacrificio, hoy  con tan solo casi 13 años, cuenta con todo un historial de victorias y metas cumplidas.
Un verdadero campeón
Las que quedan por cumplir, nos la cuenta ahora Octavio, con mucho entusiasmo:
“De pequeño, nunca me interesó tanto la natación. Estaba siempre más interesado en el fútbol. Conformé y todavía lo hago, un plantel del Club Remeros. Un día el Profesor Santiago Yemini, me vió nadar y me invitó a participar en una competencia de natación en la ciudad de Mercedes.
Competí en ese evento con nueve años y salí: 1º en Mariposa, 1º en Espalda, 1º en Crol, y demás. En definitiva, me fue muy bien.
A partir  de allí, no paré nunca, creo que este profesor, posiblemente vio condiciones en mi, y yo la oportunidad de seguir practicándolo al deporte y compitiendo.
¿Qué pasó luego con el fútbol?
Lo dejé un poquito de lado y fui a la natación que me gustaba más.
Ya desde el año pasado, no iba a los entrenamientos, pero sí a los partidos. Hoy natación entreno todos los días de seis a ocho.
¿El profesor en este tiempo, sigue siendo el mismo?
Estuvimos juntos con Santiago, hasta que cumplí 10 años, ahora ya no se encuentra en el grupo que me entrena.
Sí están en la actualidad, los profesores: Nicolás Cohelo, Rodolfo da Cunha y Álvaro da Rocha,  se encarga éste del plantel de edades inferiores.
El que sí me entrena los días lunes, miércoles y viernes, es Nicolás, los jueves y martes le corresponde a Rodolfo.
¿Cómo es la relación de aquellos primeros pasos con los de hoy?
Existe un trayecto importante en medio,  que es la experiencia que fui adquiriendo en todo este tiempo.
También estoy mejor entrenado y me encuentro en mejores condiciones que en épocas del comienzo.
¿Cuándo considera un deportista que está bien entrenado?
Cuando ves que anteriormente, cuando contaba con tan solo 10 años hacía 400mtrs. y salía cansadísimo.
Luego con el tiempo realizaba este trayecto e iba cambiando mis condiciones. Hoy es prácticamente normal, no me canso con esta facilidad.
También en los tiempos, se nota. Poniendo una cierta cantidad de segundos, y con los entrenamientos, voy bajando el tiempo. Es lindo saber que voy mejorando.
¿Tiene algo que ver la alimentación?
Conmigo, creo firmemente que no.
No tengo una línea estricta de conducta en cuanto a la alimentación.
Como de todo y lo que haya para comer. Puede ser comida de plato, como puede ser pizza, hamburguesa, abro los placares y busco afanosamente chocolates para comer.
Y no creo me afecte demasiado, porque confío siempre en que cuando llega el momento de realizar el ejercicio de natación, quemo todas las calorías.
El año pasado, comencé a concurrir al gimnasio tres veces a la semana. Pienso que de esa forma me va a ayudar mucho.
¿Crees que a medida que creces, el esfuerzo se va incrementando en cuanto a la preparación?
Sí, es mucho más complicado, cada vez.
Entrenando fuertemente más y más. Ya está llegando el momento en que tenga que concurrir a la preparación de mañana y de tarde.
¿Cuál fue la última competencia en la que participaste?
En Paraná, la del Cono Sur,  me fue bárbaro en las tres carreras que participé. Salí en los 400mtrs. 3º, en los 200, 3º, y en los 100mtrs., también 3º.
Además de Salto, participaron dos competidores más, que son excelentes y también les fue bien. Solo que hay uno que está en la categoría  de juveniles, más grande que yo.
Pero lo más importante es que nos trajimos la copa, que hacía muchos años que no la lográbamos, además de diferentes medallas.
Es el campeonato Nº 24, que organiza el Cono Sur y es la cuarta vez que Uruguay consigue la copa, reuniendo todos los puntos del grupo uruguayo, que competimos.
¿Te tocó recibir la copa en algún momento?
Sí, justamente esta vez, por el pedido que me hizo un profesor de recibirla me correspondía, pero me pareció importante dejarlo en manos de mi compañero Federico, ya que era su último año en esa categoría.
¿Qué te dejó tu carrera hasta aquí, y cuáles son tus planes?
Creo que hice bastante, pero entiendo que me queda mucho por hacer.
Entre mis planes está el clasificar para el “Promesas del Cono Sur”, que aunque esté a confirmar, es muy posible que sea aquí en Salto entre octubre – noviembre.
Está el campeonato de interescolares, que es un sudamericano que también, quiero clasificar para él, lo mismo para Mococa, un sudamericano muy grande, que se realiza en San Pablo, Brasil, que aunque sea muy exigido todo y muy difícil de poder entrar, quiero clasificar.
Sé que me espera un trabajo duro, porque se evalúa por tiempos. El que tendría que tener yo para clasificar es por ejemplo de 4´.28 segundos. Y yo estoy en  4´.47segundos.
¿Cuándo tienes vacaciones?
Ya me fui, los primeros días de enero y muy pronto pienso irme nuevamente, y es ahí cuando dejo de entrenar.
De lo contrario no tengo vacaciones.
¿Para un futuro, te gusta más una profesión o el deporte?
El deporte. Me gusta nadar. Pero también me gusta jugar al fútbol, así que no me defino todavía.
¿Te sientes apoyado por tu familia?
Mis padres son excelentes.
Me llevan a entrenar, incluso cuando se inunda el Club Remeros, que es donde entrenamos, se toman la molestia de llevarme a Concordia para poder  hacerlo. Organizan mi viaje y abonan todo para que pueda llegar a las competencias incluso fuera del país.
Mamá es muy buena compañera y mi  padre es un crac. Me acompaña mucho, se sienta y pasa calor encerrado cuando entreno. Está todo el tiempo apoyándome, mirándome y dejándome sugerencias de cómo tengo que hacer todo.
Yo nado mejor cuando papá está.
Mary Olivera

Comenzó su inclinación por la natación seguramente sin saberlo, desde los dos años de edad. Concurre a 2º año de Liceo Crandon y  siguieron sus pasos a este deporte, que a partir de los nueve, se hizo competitivo.

Desde el comienzo de sus participaciones en campeonatos, se notó su destaque. octavio soy jovenSintiéndose apoyado por sus padres y a pesar del gran esfuerzo y sacrificio, hoy  con tan solo casi 13 años, cuenta con todo un historial de victorias y metas cumplidas.

Un verdadero campeón

Las que quedan por cumplir, nos la cuenta ahora Octavio, con mucho entusiasmo:

“De pequeño, nunca me interesó tanto la natación. Estaba siempre más interesado en el fútbol. Conformé y todavía lo hago, un plantel del Club Remeros. Un día el Profesor Santiago Yemini, me vió nadar y me invitó a participar en una competencia de natación en la ciudad de Mercedes.

Competí en ese evento con nueve años y salí: 1º en Mariposa, 1º en Espalda, 1º en Crol, y demás. En definitiva, me fue muy bien.

A partir  de allí, no paré nunca, creo que este profesor, posiblemente vio condiciones en mi, y yo la oportunidad de seguir practicándolo al deporte y compitiendo.

¿Qué pasó luego con el fútbol?

Lo dejé un poquito de lado y fui a la natación que me gustaba más.

Ya desde el año pasado, no iba a los entrenamientos, pero sí a los partidos. Hoy natación entreno todos los días de seis a ocho.

¿El profesor en este tiempo, sigue siendo el mismo?

Estuvimos juntos con Santiago, hasta que cumplí 10 años, ahora ya no se encuentra en el grupo que me entrena.

Sí están en la actualidad, los profesores: Nicolás Cohelo, Rodolfo da Cunha y Álvaro da Rocha,  se encarga éste del plantel de edades inferiores.

El que sí me entrena los días lunes, miércoles y viernes, es Nicolás, los jueves y martes le corresponde a Rodolfo.

¿Cómo es la relación de aquellos primeros pasos con los de hoy?

Existe un trayecto importante en medio,  que es la experiencia que fui adquiriendo en todo este tiempo.

También estoy mejor entrenado y me encuentro en mejores condiciones que en épocas del comienzo.

¿Cuándo considera un deportista que está bien entrenado?

Cuando ves que anteriormente, cuando contaba con tan solo 10 años hacía 400mtrs. y salía cansadísimo.

Luego con el tiempo realizaba este trayecto e iba cambiando mis condiciones. Hoy es prácticamente normal, no me canso con esta facilidad.

También en los tiempos, se nota. Poniendo una cierta cantidad de segundos, y con los entrenamientos, voy bajando el tiempo. Es lindo saber que voy mejorando.

¿Tiene algo que ver la alimentación?

Conmigo, creo firmemente que no.

No tengo una línea estricta de conducta en cuanto a la alimentación.

Como de todo y lo que haya para comer. Puede ser comida de plato, como puede ser pizza, hamburguesa, abro los placares y busco afanosamente chocolates para comer.

Y no creo me afecte demasiado, porque confío siempre en que cuando llega el momento de realizar el ejercicio de natación, quemo todas las calorías.

El año pasado, comencé a concurrir al gimnasio tres veces a la semana. Pienso que de esa forma me va a ayudar mucho.

¿Crees que a medida que creces, el esfuerzo se va incrementando en cuanto a la preparación?

Sí, es mucho más complicado, cada vez.

Entrenando fuertemente más y más. Ya está llegando el momento en que tenga que concurrir a la preparación de mañana y de tarde.

¿Cuál fue la última competencia en la que participaste?

En Paraná, la del Cono Sur,  me fue bárbaro en las tres carreras que participé. Salí en los 400mtrs. 3º, en los 200, 3º, y en los 100mtrs., también 3º.

Además de Salto, participaron dos competidores más, que son excelentes y también les fue bien. Solo que hay uno que está en la categoría  de juveniles, más grande que yo.

Pero lo más importante es que nos trajimos la copa, que hacía muchos años que no la lográbamos, además de diferentes medallas.

Es el campeonato Nº 24, que organiza el Cono Sur y es la cuarta vez que Uruguay consigue la copa, reuniendo todos los puntos del grupo uruguayo, que competimos.

¿Te tocó recibir la copa en algún momento?

Sí, justamente esta vez, por el pedido que me hizo un profesor de recibirla me correspondía, pero me pareció importante dejarlo en manos de mi compañero Federico, ya que era su último año en esa categoría.

¿Qué te dejó tu carrera hasta aquí, y cuáles son tus planes?

Creo que hice bastante, pero entiendo que me queda mucho por hacer.

Entre mis planes está el clasificar para el “Promesas del Cono Sur”, que aunque esté a confirmar, es muy posible que sea aquí en Salto entre octubre – noviembre.

Está el campeonato de interescolares, que es un sudamericano que también, quiero clasificar para él, lo mismo para Mococa, un sudamericano muy grande, que se realiza en San Pablo, Brasil, que aunque sea muy exigido todo y muy difícil de poder entrar, quiero clasificar.

Sé que me espera un trabajo duro, porque se evalúa por tiempos. El que tendría que tener yo para clasificar es por ejemplo de 4´.28 segundos. Y yo estoy en  4´.47segundos.

¿Cuándo tienes vacaciones?

Ya me fui, los primeros días de enero y muy pronto pienso irme nuevamente, y es ahí cuando dejo de entrenar.

De lo contrario no tengo vacaciones.

¿Para un futuro, te gusta más una profesión o el deporte?

El deporte. Me gusta nadar. Pero también me gusta jugar al fútbol, así que no me defino todavía.

¿Te sientes apoyado por tu familia?

Mis padres son excelentes.

Me llevan a entrenar, incluso cuando se inunda el Club Remeros, que es donde entrenamos, se toman la molestia de llevarme a Concordia para poder  hacerlo. Organizan mi viaje y abonan todo para que pueda llegar a las competencias incluso fuera del país.

Mamá es muy buena compañera y mi  padre es un crac. Me acompaña mucho, se sienta y pasa calor encerrado cuando entreno. Está todo el tiempo apoyándome, mirándome y dejándome sugerencias de cómo tengo que hacer todo.

Yo nado mejor cuando papá está.

Mary Olivera







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...