«Una cosa era el FA sin posibilidades de gobernar y otra muy distinta es cuando accedió a cuotas de poder»

Carlos Pisacco exdirigente de FA que se suma al Partido Nacional como candidato a alcalde por la Lista 71

EL PUEBLO dialogó con Carlos Pisacco de 49 años de edad, oriundo de nuestra Villa, ex dirigente frenteamplista que en la actualidad está trabajando para el Partido Nacional. Pisacco cuenta con un titulo de Bachiller Técnico Agrario, (egresado de la Escuela Agraria de Artigas).

¿Desde cuándo en la actividad política?
Desde los primeros campamentos realizados por el (Movimiento) 26 de Marzo, por el año 85 u 86, se llevaban gurises y jóvenes a un campamento en la Playa Pascual (San José cerca de Montevideo) era toda una innovación en política estar saliendo de la dictadura y trabajar con jóvenes o intentar hacer que participen en política a la juventud, la verdad que una muy buena experiencia. Por razones de estudio y los cambios en la vida misma hicieron que no pueda asistir más y retírame un poco de esa actividad pero si seguir militando.Carlos Pisacco
¿Tu relación con el Frente? Antes y ahora
Con mis idas y venidas a la Villa ya que me tocó vivir fuera del país y un tiempo en la capital, hicieron que apareciera poco dentro del comité pero siempre milité. Podría decir que antes que el Frente ganara en Salto mi relación era de un votante más, luego de comenzar a participar en la lista 711 ya instalado el Frente Amplio en la Intendencia de Salto, se dio algo raro, porque me relacionaba bien con el Intendente de ese momento, pero él no era recíproco con nuestro sector, de ahí que se generan los acuerdo y desacuerdos entre sectores es por la impronta de sus militantes.
Te puedo asegurar que una cosa era el Frente Amplio sin posibilidades de llegar a algo en el gobierno y otra cosa muy distinta es cuando tuvo la posibilidad de acceder a determinadas cuotas de poder, no solo en el relacionamiento entre cabezas de listas y sectores, sino que también hubo un divorcio grande entre los que eran parte del gobierno departamental o nacional y los que solo militábamos, un ejemplo muy claro fue y sigue siendo haber colocado al hijo de (Ramón) Fonticellla en la Intendencia (Marcelo, hijo mayor del exintendente fue Director de Turismo entre los años 2005 y 2010) eso generó una fractura muy grande y terminó sepultando políticamente al ex intendente. Hechos como ese fueron vaciando los comités de base, con la excusa que había que gobernar, se dejó de lado al que juntaba votos y respetaba los estatutos del Frente.
La relación ahora con el Frente no existe, mi última participación fue acompañar a quien creo que sigue siendo de los muy poco frenteamplistas de ley, que van quedando, Juani Gómez, con él intentamos hacer algo diferente, algo aprendido con los más veteranos del Frente Amplio, me gustaba la idea de la Lista 567, pero la política moderna nos aplastó, después que Lima los compró para su lado, se terminó lo diferente, no nos olvidemos que existen sectores muy grandes y con mucho dinero para las campañas y eso dio y sigue dando réditos económicos y en votos, el aparato político te absorbe y si no te autocriticas y levantas la mira, terminas respaldando a tu propio enemigo, el Frente Amplio dejó de ser la opción válida y de verdaderos cambios el resultado electoral, avalo lo que estoy diciendo, aunque se maquille mucho comprando medios de comunicación y comunicadores.
¿De la discusión con Tabaré Vázquez que te quedó?
La relación con Tabaré no arrancó ahí en el lio de Mevir, en su campaña del 2004 cuando todos colocaban banderas en el escenario en que él haría uso de la palabra, yo me encargué de colocar 10 cañas de azúcar como adorno y creo que ahí mordió el anzuelo, ahí se comprometió a reabrir El Espinillar, sin tener noción de lo que decía, sin ni siquiera estar asesorado del tamaño de disparate que anunciaba, alimentó un sueño inmenso en la región que era imposible hacerlo realidad.
Sí se pudo haber plantado caña de azúcar, pero en otras dimensiones con objetivos diferentes pero nunca se podría decir que se reabriría El Espinillar, si juntamos el cantito repetido que los blancos lo cerraron y que él lo reabriría, se da una unión perfecta para acumular votos para el Frente Amplio, pero nada más que eso, juntar votos y no dar respuestas a lo que verdaderamente importa y dignifica al votante.
El día de la discusión con Tabaré (Vázquez, en la campaña hacia las elecciones del año 2014) había un malestar generalizado en los que estábamos al frente del Comité, porque el comando de campaña dispuso día, hora y lugar en lo único que estábamos de acuerdo era el día y de ahí surgen algunos inconvenientes y siendo de sangre caliente me molestó que comenzara con el viejo cuento de El Espinillar, de ahí en más todos sabemos lo que pasó, a mí me hubiera gustado mucho que hablara de la navegabilidad del río Uruguay, de las posibilidades de inversión en turismo de la acuicultura o de cualquier otro tema que igual serían cuentos para alentar la hinchada y juntar votos por que a medida que transcurrió su mandato, me fue dando la razón, la realidad de nuestra Villa y la región le dan la razón a los que estamos descontentos con 3 períodos de la «falsa izquierda».
¿Sabemos de tus charlas con (José) Mujica… que quedó ahí?
Con Mujica pasó otra cosa muy distinta es muy diferente, él siendo ministro de Ganadería y en la primera charla que tuvimos, le manifesté la posibilidad de desarrollar el norte del país y principalmente nuestra Villa Constitución, a través de la Acuicultura, muy hábil y capaz el veterano me pidió que le enviara 2 personas que sepan inglés y que las mandaría a China a especializarse en el tema. Inmediatamente hablé con dos personas (mujeres) que dominaban el inglés, que son de acá de la Villa y las comenzamos a preparar, veíamos muy cerca la posibilidad de desarrollo de la zona, pero surgen las manos negras dentro del mismo MPP local y hacen que todo quedara en la nada. Una vez más la Villa se pierde una gran posibilidad de tener empleos dignos de generar producción y agregado de valor en la zona que es como realmente podría llegar el desarrollo y mejorar la calidad de vida de muchos, eso fue un gran error.
¿Por qué al Partido Nacional y a la 71?
La relación con la escribana María Eugenia Almirón viene desde antes que me retire del Frente Amplio, de ahí surge la posibilidad, que se fue estirando un poco, también desde el sector de Carlos Albisu hubo un intento de acercamiento pero que no se dio. No se dio por que Albisu tiene referentes locales fuertes, pero no estamos lejos de las ideas y propuestas para la Villa.
Uno de los motivos por el cual hacen que me involucre de lleno dentro del Partido Nacional es la posibilidad de trabajar con total y absoluta libertad, y el compromiso de respaldar ideas y propuestas para la Villa que son muy válidas que realmente pueden sacarnos del estancamiento actual.
También tuve una charla con Francisco Blardoni antes de estar dentro de la 71, conocer personalmente a un candidato, hablar el mismo idioma, tener los mismos objetivos para la zona y el departamento hace que todo fluya más rápido tenemos un amigo en común Marcelo Alario, que generó la charla y el ámbito para trabajar junto a Francisco. En lo local estamos armando un lindo grupo donde día a día se suma más gente, al principio tenía la idea de que acompañaría la candidatura de Mariana Baldassari, y en el accionar se dio que la familia aceptara la idea de ser candidato y contando con el apoyo del grupo es más gratificante trabajar, donde hay compañerismo, donde hay respeto mutuo, grandeza como vecinos y personas más que nada.
¿Tu relación con el alcalde y el intendente?
Con «Tito» (Carlos Souto) (hay) muy buena relación en lo institucional y en lo personal, creo que no soy el más indicado en cuestionar su trabajo, si entiendo que dio todo lo que pudo desde él como persona, después está lo que la Intendencia quiere ayudar o respaldar, no nos olvidemos que él llegó por la Lista 609 a la alcaldía y no había buena sintonía de ese sector con Lima, de ahí es que le pisaron la manguera un buen tiempo. Su relación con la administración cambio mucho cuando resuelve retirarse del MPP (dicho por el mismo).
Con Andrés cero trato desde que nos mintió su apoyo a la Fomento Rural y al Grupo Pro Desarrollo Infantil, no lo vi más, creo que desde los actores locales le informan mal y de ahí surgen los inconvenientes, pero ya su mandato terminó y me queda una gestión con el intendente actual por la obra de la casa de la aduana, que espero que se logre el objetivo que está muy, muy atrasado, y en eso sí puedo decir que Andrés actuó con una gran irresponsabilidad.
¿Ideas o propuestas que llevaras adelante?
De eso hay mucho, algunas ya están escritas, algunos proyectos ya tienen los números incluidos, no quiere decir que se hará todo lo que se proponga, desarrollar una zona no es fácil y cuesta mucho dinero, pero ya hay compromiso desde el gobierno nacional de avanzar en algunos temas que para nuestro grupo son fundamentales. No se necesita ser muy inteligente para planificar cambios, en la Villa hace más de 20 años que no se hace cordón cunetas. Hay pozos y calles que no se reparan desde hace mucho, bitumen sigue siendo una de las grandes promesas, hay caminos en las zonas de chacras que necesitan una intervención urgente y deben ser reparados y preparados para soportar cargas importantes, chacreros que se les hace difícil entrar y salir de sus predios por no disponer de un buen alcantarillado. Como prioridad está la generación de empleos a través de diferentes rubros, como ser la acuicultura, el turismo y la creación de un centro de enseñanza especializado en cría de peces, mecánica vial y electrónica, desde ahí se prepararían muchos jóvenes principalmente aquellos que menos posibilidades tienen.
La caminaría rural y el camino de acceso e inclusive la entrada hasta El Espinillar es propuesta de prioridad es ahí donde se generaría las manos de obra más importante de la zona y el camino está en muy mal estado ya estamos haciendo algunos trámites al respecto porque sabemos que la administración que viene estará con los recursos limitados y los dos caminos desde la Villa a El Espinillar necesitan una buena intervención y su mantenimiento posterior que no está presupuestado en el municipio local ni en la intendencia. El deporte es otra prioridad para nosotros, no solamente el fútbol sino que intentaremos aterrizar todos los deportes náuticos comenzar a utilizar el gran lago y la institución Club Náutico será un participe preponderante.
Creemos que el parque General Rivera debe contar con una infraestructura acorde a los tiempos, debe de dejar de ser un potrero y trabajaremos para darle las condiciones adecuadas, que pueda tener su sede propia, aulas de esparcimiento y un complejo de alojamiento, combinar deporte y turismo, trabajar en conjunto para que esos objetivos queden más cerca y que jugadores y directivos vean colmadas sus expectativas, obviamente que esto depende en gran medida de la participación de las instituciones deportivas que son las verdaderas dueñas del Parque. Ya estamos trabajando en un fraccionamiento en la zona de chacras, la idea es entregar unidades productivas el inversor ya nos dio su palabra para desarrollar ese emprendimiento, estamos convencidos que en la zona se necesitan grandes cambios se necesita más trabajo se necesita gente con voluntad y compromiso pero por sobre todo gobernantes con empatía.