28 de Julio, día mundial de Hepatitis

En nuestra sección de hoy dedicada a Hepatitis, convocamos al profesional Dr. Daniel Barboza, para conocer rasgos importantes sobre la enfermedad y su sintomatología, además de prevención y tratamiento. Ya que existen cinco virus, designados por letras: Hepatitis A, B, C, D, y E, causantes de enfermedades hepáticas, bien distinguidos.
Comenzamos la entrevista, preguntándole concretamente:
¿Qué es hepatitis y cuáles son sus causas?
Es la inflamación del hígado.
Y sus causas, son varias, pudiendo ser:
* Las virales, que son las más comunes y conocidas.

Con el Dr. Daniel Barboza. Medicina General

Con el Dr. Daniel Barboza. Medicina General

*Por productos químicos. (Sustancias en medicamentos)
*Por causas alcohólicas.
Entre las hepatitis virales, se encuentran la A, la B, la C, la D y la E.
Y las más frecuentes entre éstas, son la C y la B.
La hepatitis A y E, son las que se trasmiten a nivel, fecal y oral.
La D y C, se trasmiten por fluidos, relaciones sexuales y sangre. En ésta última, puede existir trasmisión (sangre) de madre a hijo.
La B por contacto sexual y sangre.
Cuando hablamos de contagio por sangre, ¿es por medio de una transfusión?
En las transfusiones, se estudia, (incluso si la extracción es en una policlínica), además de si tiene hepatitis B y C, el VIH.
También si hablamos de contagio por sangre, puede haberlo, si hay una persona afectada, otra toca la sangre, estando ésta con una herida abierta y allí se contagia.
Es un mecanismo de contagio, de hepatitis C, cuando no se sabe que ésta persona se encuentra enferma.
¿Existe la vacuna de hepatitis en esquema de vacunación?
Sí, es obligatoria la administración en niños, debemos tenerlo en nuestro carnet de vacunas para la hepatitis A y B. Ya que trata de evitar enfermedades y muertes. Antes, por no poder contar con una vacuna, se podía volver una hepatitis, fulminante.
Para la B, se debe administrar a los dos, cuatro, seis y a los quince meses. Por último en nuestro sistema de salud, se la administra a los doce años, por última vez. Y en el personal de salud, una dosis.
Y para la hepatitis A, se la da a los quince meses y veintiún meses de vida.
Lo que ha logrado, que disminuyera los casos, que son más frecuentes en niños. Aunque de todas formas, no se ha logrado erradicar la enfermedad.
Pero lo podemos actualmente ver más en adultos, que no han sido vacunados, ya que la vacuna, se introdujo entre el ´90 y el 2000.
¿Puede que el niño esté vacunado y se manifieste igual la enfermedad?
No, porque es preventiva. Está comprobado de que se ha visto en personas adultas que no se dieron la vacuna.
Puede estar tranquila la mamá, que si tiene la vacuna el niño contra la hepatitis, la enfermedad no se va a manifestar.

¿Cuáles son los síntomas generales de hepatitis?
Se manifiesta por dolor en el abdomen del lado derecho, (del hígado).
Lo que nosotros llamamos hipocondrio derecho, por debajo de la costilla.
Otros síntomas, que se suman:
*Fiebre (38º).
*Cansancio.
*Coloración amarilla en piel, las mucosas (ojos).
*En orina puede dar color a coca cola y en la materia, puede pasar de que sea color arcilla, pálida.
Pero mientras se la estudia a la persona, se le puede consultar si estuvo ésta, en contacto con alguna otra persona, que tuviera pérdida de sangre, infectada, para poder estudiarla con más exactitud.
Cuando una persona está con hepatitis, aumentan las encimas hepáticas.
¿Por qué motivo, la piel queda amarilla?
Por lo pigmentos que se producen.
Al inflamarse el hígado, el hepatocito comienza a trabajar mal y quedan acumulados pigmentos de la bilis en sangre.
¿Qué es un hepatocito?
La célula del hígado. Es el que produce la bilis y comienza la acumulación de ésta, produciendo la coloración amarillenta.
¿Qué es la bilis?
Es la que ayuda a degradar todas las grasas y alimentos que consumimos.
Y si el hepatocitos, funciona mal, va a generar que haya mucha acumulación de ésa materia, generando el color amarillento.
¿Cómo se la diagnostica a la enfermedad?
Con análisis de sangre en laboratorio.
Si no son con los para clínicos, no se puede confirmar.
¿Todas las hepatitis se curan?
Todo varía según el organismo, ya que es, quien la combate.
Pero por ser viral la A, se cura. No necesita el paciente un tratamiento específico.
En caso de que sea hepatitis B, la mayoría, se cura. Solo existe un pequeño porcentaje que queda con el virus de por vida.
Ésta se contrae por fluido (contacto sexual), por ello hay que tomar precauciones.
También en usuarios de drogas, los que se colocan pirsin, y se puede contagiar, si todo el material que se manipula, no está bien esterilizado.
Es por eso que el personal de salud tiene que tener mucho cuidado, con algún pinchazo.
Y en el caso de la C, solamente un 20 % se cura, en un 80 %, queda de forma crónica con el virus de la enfermedad.
Y es una de las más complicadas porque lleva a correr el riesgo de fibrosis hepática, cirrosis hepática y del hepatocarcinoma, (relacionada con el cáncer) y que lleva a trasplante hepático.
¿Tiene que ver la edad del paciente?
De acuerdo a cada hepatitis, si.
Para la A, antes de la vacuna, se la contagiaba más fácilmente en los niños, por trasmisión, fecal (viviendo sin saneamiento, elimina su materia allí y el virus permanece vivo).
Y la otra forma era oral (comer mal lavados los alimentos, o con las manos mal lavadas, tocar los alimentos).
Las otras hepatitis son diferentes por contacto de sangre o fluido corporal.
¿Existe una estadística en el país sobre la enfermedad?
Si, sabemos que las que más predominan, son B y C. Y actualmente en Uruguay, existe un cuarenta y seis mil personas están con hepatitis, sin diagnosticar.
Pero de todas formas, no hay mucho conocimiento de la cantidad que existe en general.
¿Es aún peor hepatitis, con una enfermedad de base?

Puede complicar las dos cosas.
Va a depender del organismo.
Por ejemplo en el caso de la C, que es la que puede llevar a los trasplantes, se ha descubierto en Europa (España) y aunque muy costosa, una solución de cura. Con un tratamiento de tres meses.
¿La inmunidad del organismo tiene que ver?
Sí, porque el sistema inmunológico estando en buenas condiciones, (relacionado a la buena alimentación) es el que va a ayudar al organismo a combatir las enfermedades.
No es lo mismo, una persona que no esté bien alimentada, a una que si lo esté, su organismo esté bien nutrido, en buenas condiciones de salud y con buena alimentación. Hay más probabilidad de sobrevida.
¿Cómo es un tratamiento?
Todo tratamiento es sintomático, (de que hepatitis se trate).
No existe un tratamiento específico para todas por igual.
Si tiene fiebre, se hace antipirético, si tiene picazón en el cuerpo (por la misma coloración del mismo), se debe hacer un antialérgico.
También si existieran náuseas y demás síntomas.
¿Si estuviera el paciente en un tratamiento con corticoides y contrae hepatitis?
Hay que suspender los corticoides, porque son éstos, uno de los medicamentos más fuertes y el hígado tiene que procesar la medicación, metabolizar (realizar el último proceso para eliminar los medicamentos por bilis). En la orina (por riñón).
Y al contraer el paciente hepatitis, como el hígado está inflamado, los medicamentos no van a hacer tanto efecto.
Se puede generar una sobredosis de medicamento, pero en ése caso, le hace más daño al hígado.
Es por ello que se suspende la medicación.
Es muy importante saber del hígado, no solo porque es un órgano bien importante, sino que cumple funciones como: reproducirse.
El mismo hepatocito, tiene capacidades para hacerlo. Si nos quitaran un sector del hígado, el hepatocito es capaz de multiplicarse y reproducirse, generando funciones.
Cirrosis
El hígado conserva un tejido friado (fácil de romperse) y por el hecho de tener mucha sangre, (envuelto en una cápsula), el alcohol genera fibra de colágeno, más de lo que hay, que hace que apriete los hepatocitos.
El hígado queda como afibrosado y eso hace que el hematocito se apriete, tienda a morir y el hígado no comience a funcionar como debe.
Eso es la cirrosis, que de allí, es muy probable que pase a un hepatocarcinoma. (Cáncer de hígado).
Si la persona es joven, no tiene otras complicaciones y puede resistir una operación, llega a un trasplante.
¿Si la persona deja de beber alcohol, se cura?
No, la enfermedad se detiene, pero lamentablemente la va a seguir teniendo.
Mary Olivera
marbelos2015@gmail.com







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...