- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

342 caballos desfilaron reeditando el éxito del festival de Huellas y Tradición

Pueblo Lavalleja, por Yamandú Leal

En esta entrega les llevamos más de la Fiesta que organizaron en conjunto año a año el Liceo Rural y la Escuela Nº 18- Es la décima sexta Edición, del evento mayor de nuestra localidad. Llevando el nombre de Huellas y Tradición.
Fue el mayor desfile gaucho, donde participaron 342 caballos, superó en número del año pasado. Una vez más se hizo presente la gente de Cabalgatas Guiadas de Termas del Daymán, allí funciona una escuelita ecuestre, dirigida por Mario Rossi, donde van aprendiendo los más chicos, lo que es la Prueba de Rienda y lo que viene después. Culminando el desfile, los jinetes y el pueblo, que los acompañaba, todos al predio, de Nelson García, con esos eucaliptos, que tanta sombra brindan, en esta jornada tan calurosa.
Fue la jornada del domingo, donde había muchísimo más para desfilar con la familia, en la tarde se definía las Pruebas de Rienda, había también monta de vacunos, y para cerrar la jornada en el ruedo. Los 30 potros bravíos, que estaban esperando ser montados por los jinetes.
SOBRE LA HORA 12-
Con la ejecución de del Himno Nacional coreado por el público se inauguró la 16a. Edición de Huellas y Tradición.
Seguidamente se escucharon palabras de una alumna de la escuela No. 18. “Echemos un vistazo a un tiempo atrás en donde fuimos niños cómplices del amanecer y amigos del viento húmedo, llegando de nuestras praderas. Detengámonos en aquel momento que nuestra armadura era blanca y azul. Donde era un trote lento que nos llevaba entre cerros y pastizales. Viaje sencillo que siempre nos esperaba aquella imagen intachable del maestro o la maestra rural.
Recordemos aquel aroma de la leche recién hervida y aquellos panes caseros por la mañana. Aquellos momentos largos de risas y anécdotas donde nos sentíamos orgullosos de engendrar nuestros huertos y cosechar nuestras artes escénicas,
Cómo olvidar a la escuelita rural. Ahora ese joven abrirá sus alas a nuevos horizontes, llevará esas enseñanzas a otras serranías y a otras fronteras. Joven rural, niño, adulto. Qué bonito se siente ahora de ver nuestros maestros… el recoger tanto conocimiento a través de ellos.
Hoy queremos agradecerles uno por uno. El segundo paso es el liceo rural. Gracias a los docentes por ser más que eso. Recordarnos el presente sin perder de vista el futuro que nos espera. Gracias por hacernos mejores cada día.
Qué bonito, qué orgullo ser estudiante rural.
Ahora jóvenes, a ustedes que se les eriza la piel al entonar el Himno Nacional con la misma fuerza, saludamos a nuestra querida República Oriental del Uruguay. A usted amigo rural en estos recuerdos expresados en palabras para que dentro de su corazón no muera la huella de nuestra educación”.
DIRECTORA DEL LICEO RURAL DE COLONIA LAVALLEJA KARINA SILVEIRA
Esta tradición que queremos mantener mostrándole a los niños y a los adolescentes, poder mantener toda esta cultura nuestra. Realmente es muy emocionante contar con el apoyo de la gente. Entonces la comisión organizadora somos todos. Hay un grupo grande trabajando con el apoyo de unos cuantos. Realmente queremos brindar una buena atracción.
Pero hay cosas que pasan . A veces pedimos disculpas pero buscamos las soluciones en poder seguir acompañando esta fiesta.
Hace dieciséis años que estoy en esta mesa pero este año desde la gestión realmente me llena de orgullo”.
También los exalumnos se sumaron porque conmigo digo los alumnos es algo gratificante. Va mi agradecimiento a todos. Luego del himno A Don José se retiró toda la caballería y los estudiantes que estaban frente al escenario. Y el público salió a caminar. Unos visitando los ranchos tan bien construidos por los alumnos. Otros van a la cantina a tomar algo y el asado y los chorizos están prontitos para los consumidores.
Con todo ese esmero y profesionalismo que tienen el chico y el vasco Baptista. Muy pronto llegará la definición de las pruebas de rienda y todo lo demás que tiene que ver con la criolla y allí el ruedo.
En ese paréntesis aprovechamos para dialogar con el periodista y relator del evento.
“Un saludo grande para la gente del diario. Nosotros hoy nos sentimos gratamente emocionados. Por un lado gratamente gratificados por el apoyo que ha tenido el festival.
Mucho tiempo de trabajo se trabaja un año para el otro.
El año pasado ya había sido un éxito rotundo. La tarde del sábado estaba vislumbrando el éxito de la fiesta que ha crecido enormemente.
Yo diría en un cien por ciento. Un número exacto de caballos que desfilaron fueron 342; esto para un pueblo de campaña es un éxito, superando el del año pasado.
Ver a la gurisada con sus atuendos camperos, ver desde el más chiquito al más viejo. Acá se junta la familia entorno a un caballo. Se viene desde el nieto, la abuela, el abuelo, el padre , la madre, el tío para disfrutar realmente de que a todos nos gusta.
Todos los uruguayos creo que alguna vez estuvimos en el lomo de un caballo y sabemos disfrutar de éste animal que Dios creó y que nos permite ese tipo de cosas.