4 procesados por el robo de Ajupensal, 2 son funcionarios

Cuatro procesados, tres de ellos con prisión
Compraron 3 motos, play station y un
Iphone a los pocos días del robo simulado

Tres motos cero kilómetro, dos Play Station y un I Phone, fueron los objetos que los autores del robo a la remesa de Ajupensal adquirieron con los diez mil dólares que le estafaron a esa organización civil. Ayer la Justicia Penal procesó a cuatro personas por estar vinculadas con este caso, enviando a tres de ellas a la cárcel.

e trataba de los dos denunciantes del hecho y de un cómplice, todos ellos  simularon el asalto para quedarse con el dinero de la remesa, que ese día, eran 209 mil pesos uruguayos. Los dos funcionarios de Ajupensal estaban bajo sospecha desde un principio por las contradicciones en sus declaraciones y la Policía especulaba con que de un momento a otro darían un paso en falso.
En efecto, la adquisición de vehículos cero kilómetro y de aparatos costosos dejaron al descubierto una maniobra que en un principio, hizo que la Policía cuestionara su sistema de seguridad sobre la entidad bancaria estatal.
El allanamiento en dos fincas del Cerro y en una casa del barrio Nuevo Uruguay, permitió encontrar los elementos que determinaron las conclusiones alcanzadas por los investigadores sobre el caso, para poder detener a los involucrados.
NO ESPERARON MUCHO
Varios objetos caros fueron comprados con el dinero robado. Eso fue lo que los delató. Los tres implicados principales, dos de ellos eran los mismos denunciantes que se hicieron pasar por víctimas de un asalto, y un tercer cómplice de 21 añosa de edad, que vive en la zona del Cerro, salieron a gastar la plata que hicieron con el robo de la remesa de Ajupensal el pasado 8 de marzo a las cinco de la tarde en pleno centro.
Los dos funcionarios de la asociación de jubilados y pensionistas, salieron con el dinero y acordaron que éste pasara a buscarlo cerca del lugar. Por eso estacionaron sobre la calle Zorrilla, a pocos metros del cruce con Brasil y adujeron que antes de bajarse de la camioneta, llegaron dos sujetos en moto, que uno de ellos lo apuntó con el arma y le exigió la entrega del dinero. Y que luego se marcharon hacia el norte.
La policía emprendió la búsqueda y todos se pusieron a tratar de encontrar a los audaces asaltantes.
Sin embargo, las declaraciones de ambos denunciantes eran contradictorias y algo no cerraba. Fue cuando la policía se puso a investigar qué era lo que estaba sucediendo. Y los siguió a los dos denunciantes, porque de una forma u otra, se trataba de los principales implicados en este caso.
Resulta que a los pocos días de sucedido el hecho, uno de ellos, de 53 años de edad que vivía con su novia en una finca del barrio Nuevo Uruguay, le regaló a ésta una moto, 3 mil pesos uruguayos y 282 dólares. La mujer, de 29 años de edad, declaró ante la policía que ella desconocía el origen de los regalos. Por lo cual su participación en este hecho quedó descartada.
Pero otro de los denunciantes, de 29 años de edad, compró junto con su pareja de 21 años de edad, que se domicilian en la calle Joaquín Suárez, una moto, un Play Station y un I Phone, equipos de mucho valor. Al tiempo que otra tercera persona, de 21 años de edad, domiciliado en la calle Chile, la que estaba bajo vigilancia porque también estaría vinculada al caso, había comprado una moto cero kilómetro y un Play Station, equipo de videojuego de alto valor.
Entonces, la policía optó por detenerlos, incautar los objetos adquiridos y pedirles explicaciones sobre el origen del dinero para su adquisición, por lo cual la maniobra quedó expuesta y los sujetos confesaron la autoría del hecho.
Ayer por la tarde, la Justicia penal de turno, a cargo del Dr. Francisco Massitta y con la actuación del Fiscal Letrado Departamental de 3º Turno, Ricardo Lackner, procesó con prisión a T.E.F, R.A.S.A y A.J.F.A. por un delito de calumnias en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de apropiación indebida.
Nuestro Código Penal establece en el artículo 179 que el delito de “Calumnia y simulación de delito” es el cual “a sabiendas denuncia a la autoridad policial o judicial, o a un funcionario público el cual tenga la obligación de dirigirse a tales autoridades, un delito que no se ha cometido, o que simule los indicios de un delito, en forma que proceda la iniciación de un procedimiento penal para su averiguación”, y por esto será castigado con tres a veinticuatro meses de prisión.
Mientras que el artículo 351 tipifica a la “Apropiación indebida” como “el que se apropiare, convirtiéndolo en su provecho o en el de un tercero, dinero u otra cosa mueble, que le hubiera sido confiado o entregada por cualquier título que importare obligación de restituirla o de hacer un uso determinado de ella, será castigado con tres meses de prisión a cuatro años de penitenciaría”.
Mientras que la mujer de uno de ellos, que sabía del origen del dinero y que aceptó la compra de los bienes mencionados fue procesada sin prisión por un delito de receptación, establecido en el artículo 350 bis, del Código Penal.







Recepción de Avisos Clasificados