Lo dijo broker Jorge Irisbu Hay una gran demanda en todo Brasil por las carnes ovinas uruguayas y por cortes especiales

Hay cinco o seis productores en nuestro país que plantan una variedad japonesa de arroz de un valor muy importante en el mercado internacional. Martín Olaverry entrevistó a Jorge Irisbu, broker y productor arrocero estrechamente relacionado al negocio de la exportación de carne ovina sobre todo al mercado brasileño, a quien consultó cómo observan la situación del mercado brasileño y en particular el tema de la carne ovina.
En este sentido Irisbu señaló: “El real hoy está en 1,82, ha tenido alguna suba mayor pero también alguna baja. Creemos que se va a mantener en esos niveles, y paralelamente Uruguay seguirá manteniendo el dólar ahí, de acuerdo a cómo se mueva Brasil.
Con referencia al ovino, la demanda ha crecido. Por los niveles de precios que se vienen manejando, estamos en los mismos niveles que había hace dos o tres años. En el escenario más grande de Brasil han aparecido otras empresas importantes que están pasando a dominar el mercado interno por la redistribución importante que tienen en el interior de Brasil -antes pensábamos en San Pablo, hoy, San Pablo es una parte, el 60%- que  aparecieron porque muchas empresas están mandando al noreste, hay muchas cosas ahí”.
¿Particularmente la presencia de Friboi como un actor  importante en lo que se refiere a la distribución de carne ovina, sobre todo en el mercado brasileño?
Friboi ha crecido con la confirmación de directiva de gente que conoce muy bien el mercado interno, porque tenemos que tener las dos puntas: la de acá y la de allá, que es la distribución y los vendedores. Porque Marfrig, que también es un gran conocedor de mercado, ya no tiene la misma gente que tenía antes, que se ha pasado a esa misma empresa que nombraste. Pero también hay otras empresas que han aparecido y están distribuyendo en todo Brasil. Tenemos el ABC, que es el tipo de gente o consumidor. El C ha crecido en más de 20 millones de personas con poder adquisitivo. Antes del Mundial, dos años antes, vamos a tener un crecimiento impresionante. La semana pasada he participado en reuniones económicas en Brasil y se prevé que en el segundo semestre de este año sea muy grande el crecimiento, pero más importante será el año que viene. Hoy hay un escenario distinto al que había hace uno, dos o tres años. Antes era monopólico; hoy ya no es monopólico pero hay una gran demanda en todo Brasil por las carnes ovinas uruguayas, por cortes especiales e inclusive también por los vacunos, porque va a crecer muchísimo la parte vacuna.
¿Esto hace pensar que los precios de la carne ovina en particular se mantendrían o incluso podrían llegar a mejorar algo más?
Creo que en la carne ovina estamos en un nivel de precios interesante. No tenemos que ir otra vez a lo que pasó hace un año o un año y medio con aquellos precios de 5,50 para la carne, la carcasa. No podemos llegar a eso porque si no, el mercado no va a funcionar y empieza a entrar Chile, porque Chile está vendiendo también y está vendiéndole algo a Australia, inclusive a través de Friboi pues ellos son grandes productores en Australia. No podemos exagerar porque tenemos que ir paralelo al vacuno, quizás un poquito más pero paralelo. Tenemos un consumo diferenciado pero se produce también ovino. Lógicamente, a un precio similar o un poco más caro que el uruguayo, con la diferencia de que la pastura uruguaya le da otro gusto al producto.

Hay cinco o seis productores en nuestro país que plantan una variedad japonesa de arroz de un valor muy importante en el mercado internacional. Martín Olaverry entrevistó a Jorge Irisbu, broker y productor arrocero estrechamente relacionado al negocio de la exportación de carne ovina sobre todo al mercado brasileño, a quien consultó cómo observan la situación del mercado brasileño y en particular el tema de la carne ovina.

En este sentido Irisbu señaló: “El real hoy está en 1,82, ha tenido alguna suba mayor pero también alguna baja. Creemos que se va a mantener en esos niveles, y paralelamente Uruguay seguirá manteniendo el dólar ahí, de acuerdo a cómo se mueva Brasil.

Con referencia al ovino, la demanda ha crecido. Por los niveles de precios que se vienen manejando, estamos en los mismos niveles que había hace dos o tres años. En el escenario más grande de Brasil han aparecido otras empresas importantes que están pasando a dominar el mercado interno por la redistribución importante que tienen en el interior de Brasil -antes pensábamos en San Pablo, hoy, San Pablo es una parte, el 60%- que  aparecieron porque muchas empresas están mandando al noreste, hay muchas cosas ahí”.

¿Particularmente la presencia de Friboi como un actor  importante en lo que se refiere a la distribución de carne ovina, sobre todo en el mercado brasileño?

Friboi ha crecido con la confirmación de directiva de gente que conoce muy bien el mercado interno, porque tenemos que tener las dos puntas: la de acá y la de allá, que es la distribución y los vendedores. Porque Marfrig, que también es un gran conocedor de mercado, ya no tiene la misma gente que tenía antes, que se ha pasado a esa misma empresa que nombraste. Pero también hay otras empresas que han aparecido y están distribuyendo en todo Brasil. Tenemos el ABC, que es el tipo de gente o consumidor. El C ha crecido en más de 20 millones de personas con poder adquisitivo. Antes del Mundial, dos años antes, vamos a tener un crecimiento impresionante. La semana pasada he participado en reuniones económicas en Brasil y se prevé que en el segundo semestre de este año sea muy grande el crecimiento, pero más importante será el año que viene. Hoy hay un escenario distinto al que había hace uno, dos o tres años. Antes era monopólico; hoy ya no es monopólico pero hay una gran demanda en todo Brasil por las carnes ovinas uruguayas, por cortes especiales e inclusive también por los vacunos, porque va a crecer muchísimo la parte vacuna.

¿Esto hace pensar que los precios de la carne ovina en particular se mantendrían o incluso podrían llegar a mejorar algo más?

Creo que en la carne ovina estamos en un nivel de precios interesante. No tenemos que ir otra vez a lo que pasó hace un año o un año y medio con aquellos precios de 5,50 para la carne, la carcasa. No podemos llegar a eso porque si no, el mercado no va a funcionar y empieza a entrar Chile, porque Chile está vendiendo también y está vendiéndole algo a Australia, inclusive a través de Friboi pues ellos son grandes productores en Australia. No podemos exagerar porque tenemos que ir paralelo al vacuno, quizás un poquito más pero paralelo. Tenemos un consumo diferenciado pero se produce también ovino. Lógicamente, a un precio similar o un poco más caro que el uruguayo, con la diferencia de que la pastura uruguaya le da otro gusto al producto.