A 25 años del Ceibal ascendido

En 1992, comenzó a asentarse la nueva dimensión de Ceibal. Se fue evadiendo de aquella condición de “club de barrio y postergado siempre desde lo social y lo deportivo”, para transformarse EN UNA ENTIDAD CON PROYECCIÓN. Ese año, fue el año del ascenso a la Divisional “A”, por lo tanto en este 2017, justamente a 25 años del logro. Ya al año siguiente (1993), llegó a la final y la perdió por penales ante Universitario, hasta que en 1994 produjo su primer e histórico acceso a la gloria máxima que otorga el fútbol “naranjero”.
El cuarto de siglo que Ceibal suma en la historia.
No solo que en todos estos años NUNCA perdió la categoría, sino que fue protagonista permanente, más las seis coronas alcanzadas: 1994, 1995, 1996, 2002, 2006 y 2013.

DESDE EL AYER
En aquel 1992, inolvidables en el tiempo, Héctor Ruben “Pipo” Rodríguez, Fernando Alvez, José María Araújo,

El "Pipo"

El “Pipo”

Gustavo Rodríguez, José Luis “Masca” Martínez, Rafael Martegani y tantos más que cimentaron al nuevo Ceibal y el ejemplo que supuso don Rufino Araújo, siendo uno más en la mano tendida en pro del Parque Rufino Araújo. En este cuarto de siglo con Ferro Carril, el de más veces Campeón Salteño. La franja alcanzó la consagración en 2005, 2007, 2008, 2009 y 2012, o sea, uno menos que Ceibal. Entre los dos, once títulos.
De lo que no hay dudas es que en estos 25 años, CEIBAL FUE EL CLUB QUE MÁS SE JERARQUIZÓ EN EL PLANO DEPORTIVO, y dos fines sabiamente contemplados: la cancha propia y el gimnasio propio.
De lo que no habrá dudas es que el “Pipo” sintetiza como ninguna el crecimiento de Ceibal. El mismo “Pipo” con su sentencia de cabecera siempre: “el tesoro más grande que tiene Ceibal es su gente, es el barrio. Pero sobre todo, el sentimiento de esa gente. Eso es invalorable”