A 50 años de la donación del Palacio Gallino, Coutinho declaró “Ciudadana Ilustre” a María Irene Olarreaga

El intendente Germán Coutinho, presidió el emotivo acto conmemorativo del 50º Aniversario de donación del ex Palacio Gallino, y actual sede del Museo de Bellas Artes y Artes Decorativas. Al tiempo que dio investidura de “Ciudadana Ilustre de Salto” a María Irene Olarreaga Gallino de Armstrong, señaló la Oficina de Prensa de la Intendencia Departamental.
Junto a la homenajeada y el novel director del Departamento de Cultura, Leonardo Garet, descubrió un cuadro con el retrato de Olarreaga que permanecerá en la galería del museo como testimonio del homenaje.
El mandatario expresó su agradecimiento en representación del pueblo y gobierno de Salto, porque la declaratoria que promovió oportunamente, contó con la aprobación unánime de los ediles de todos los partidos. Quienes además sumaron elogiosas consideraciones y reconocimientos sobre la persona y el gesto de la benefactora del acervo patrimonial del departamento.
El intendente dijo que le resultó imposible alcanzar la calidad de las palabras y el hecho que hace 50 años encabezó el entonces presidente del Consejo Departamental de Gobierno, Armando Barbieri. Por eso, Coutinho prefirió recordar un tramo del acta a la que diera lectura el jerarca medio siglo antes.
Allí destacaba el gesto desprendido de Olarreaga y su esposo Luis Armstrong, al entregar además de un bien suntuoso, un preciado valor afectivo, la casa familiar con todos los recuerdos y vivencias contenidas entre sus paredes.
EL AGRADECIMIENTO
DE LA HOMENAJEADA
Previamente, María Irene Olarreaga Gallino —quien estuvo acompañada por familiares y amigos—, manifestó su íntima emoción y dijo no encontrar las palabras justas para expresar los sentimientos que le despertó el homenaje. Enfatizó sí, su agradecimiento al actual gobierno por la iniciativa de encargar un cuadro con su retrato, porque le permite casi en persona, dijo, darle la bienvenida a cada visitante que ingrese al museo.
El director del Departamento de Comunicaciones, Mario Kroeff –hasta hace pocos días director de Cultura—, resaltó el significado del acto de hace medio siglo, por el inmenso valor arquitectónico y por permitir el advenimiento de un museo, un templo de la cultura y el arte del Salto.
Evocó la figura y obra de Barbieri, en consonancia con las expresiones de Coutinho, haciendo casi un paralelismo entre las gestiones de ambos gobernantes con 50 años de diferencia en la administración, conviviendo ambos con un gobierno nacional de una colectividad diferente.
Destacó que el de Coutinho es un gobierno en movimiento, en acción y no de simple discursos y títulos vanos. Aseguró que hay una política cultural en desarrollo, recuperando edificios públicos y culturales. Trabajando con las instituciones y operadores culturales, brindando apoyo logístico y económico. Recuperando los eventos de Salto, desde la Bienal hasta el Carnaval, aseveró.
VELAR POR
EL MANTENIMIENTO
Marisa Olarreaga, en representación de la Comisión Amigos del Museo, expresó el compromiso de los integrantes de velar por el mantenimiento del edificio. Agradeció a Coutinho por el apoyo permanente, conel que esperan seguir contando. Asistió el diputado Marcelo Bistolfi, directores de la Intendencia, autoridades departamentales, actores culturales e integrantes de agrupaciones que trabajan por la cultura. También familiares y allegados a la familia Olarreaga Gallino.

El intendente Germán Coutinho, presidió el emotivo acto conmemorativo del 50º Aniversario de donación del ex Palacio Gallino, y actual sede del Museo de Bellas Artes y Artes Decorativas. Al tiempo que dio investidura de “Ciudadana Ilustre de Salto” a María Irene Olarreaga Gallino de Armstrong, señaló la Oficina de Prensa de la Intendencia Departamental.

Junto a la homenajeada y el novel director del Departamento de Cultura, Leonardo Garet, descubrió un cuadro con el retrato de Olarreaga que permanecerá en la galería del museo como testimonio del homenaje.

El mandatario expresó su agradecimiento en representación del pueblo y gobierno de Salto, porque la declaratoria que promoviómARIAiRENEcuadrooportunamente, contó con la aprobación unánime de los ediles de todos los partidos. Quienes además sumaron elogiosas consideraciones y reconocimientos sobre la persona y el gesto de la benefactora del acervo patrimonial del departamento.

El intendente dijo que le resultó imposible alcanzar la calidad de las palabras y el hecho que hace 50 años encabezó el entonces presidente del Consejo Departamental de Gobierno, Armando Barbieri. Por eso, Coutinho prefirió recordar un tramo del acta a la que diera lectura el jerarca medio siglo antes.

Allí destacaba el gesto desprendido de Olarreaga y su esposo Luis Armstrong, al entregar además de un bien suntuoso, un preciado valor afectivo, la casa familiar con todos los recuerdos y vivencias contenidas entre sus paredes.

EL AGRADECIMIENTO DE LA HOMENAJEADA

Previamente, María Irene Olarreaga Gallino —quien estuvo acompañada por familiares y amigos—, manifestó su íntima emoción y dijo no encontrar las palabras justas para expresar los sentimientos que le despertó el homenaje. Enfatizó sí, su agradecimiento al actual gobierno por la iniciativa de encargar un cuadro con su retrato, porque le permite casi en persona, dijo, darle la bienvenida a cada visitante que ingrese al museo.

El director del Departamento de Comunicaciones, Mario Kroeff –hasta hace pocos días director de Cultura—, resaltó el significado del acto de hace medio siglo, por el inmenso valor arquitectónico y por permitir el advenimiento de un museo, un templo de la cultura y el arte del Salto.

Evocó la figura y obra de Barbieri, en consonancia con las expresiones de Coutinho, haciendo casi un paralelismo entre las gestiones de ambos gobernantes con 50 años de diferencia en la administración, conviviendo ambos con un gobierno nacional de una colectividad diferente.

Destacó que el de Coutinho es un gobierno en movimiento, en acción y no de simple discursos y títulos vanos. Aseguró que hay una política cultural en desarrollo, recuperando edificios públicos y culturales. Trabajando con las instituciones y operadores culturales, brindando apoyo logístico y económico. Recuperando los eventos de Salto, desde la Bienal hasta el Carnaval, aseveró.

VELAR POR EL MANTENIMIENTO

Marisa Olarreaga, en representación de la Comisión Amigos del Museo, expresó el compromiso de los integrantes de velar por el mantenimiento del edificio. Agradeció a Coutinho por el apoyo permanente, conel que esperan seguir contando. Asistió el diputado Marcelo Bistolfi, directores de la Intendencia, autoridades departamentales, actores culturales e integrantes de agrupaciones que trabajan por la cultura. También familiares y allegados a la familia Olarreaga Gallino.