A cara e´perro: «será oneroso, dificultoso y riesgoso»

Dr César Signorelli (Ferro Carril), jugar o no jugar

Lee. Apunta. Coteja. Explora lo que acontece en otros ámbitos de fútbol.
Y como sabe de qué se trata, no vacila. quico
El Dr Cesar Signorelli, vicepresidente de Ferro Carril, desanda el camino que hay que desandar, en medio de tiempos borrascosos, con el fútbol bajo sospecha de futuro. Volver o no volver. Esa es la cuestión.
************
«Lo digo claramente. Ferro Carril a nivel de Comisión Directiva lo tiene resuelto. Si llegado un determinado mes no estamos en condiciones de arrancar, entonces habrá que terminar con esta incertidumbre y no jugar. No se puede tampoco generar una expectativa, con ese final que uno no sabe si podrá plantearse o no. Si ese momento de resolver algo, llegara.
Desde el punto de vista humano, deportivo y económico, se entiende a quienes van creyendo que esto puede modificarse. Como dirigentes, tenemos que contemplar todas las áreas. Es evitar caer en alguna tentación que después pueda costar caro a los propios intereses del club».

LAS INTERROGANTES DEL PROTOCOLO
En la pasada edición del domingo en EL PUEBLO, señalización concreta y que el Dr Signorelli comparte, a la hora de adoptarse medidas para evitar contagios.
El punto básico es uno: en qué medida la infraestructura del fútbol salteño posibilita el desarrollo de todo el protocolo sanitario.
Por eso, apelará a las razones que no deja de sostener, a partir de la realidad dominante, «desde el momento que sobre la base de estas condiciones, afrontar el campeonato será oneroso, dificultoso y riesgoso. No pongo en dudas ninguna de estas tres cuestiones potenciales. ¿De qué manera los clubes podemos contemplar un presupuesto, después de meses de puertas cerradas y de no poder generarse recursos económicos? Cuando se tiene conocimiento que la postura de Ferro, de Salto Uruguay o Nacional, marca similitud con otras, es reflejar una situación que nos involucra a todos».

UN TEMA DE CONCIENCIA
El vicepresidente a partir de su profesión, bien que sabe de que se tratan los riesgos eventualmente judiciales, en caso de producirse determinados fenómenos de brote o propagación en una entidad deportiva, en la medida que la aglomeración se produzca. Establece esos riegos, más los caudales económicos adversos, que libran su propia lucha en medio de la situación pandémica.
«El hecho clave aquí, es la toma de conciencia. En Ferro, el cumplimiento de las normas es concreto. No nos apartamos de lo que se dicta en materia de resolución, desde las autoridades máximas. La actividad en la sede social y en el propio Parque Luis T. Merazzi, es inexistente. Todo a «cero». En Ferro no vamos a esquivar disposición alguna. Hacemos lo que hay que hacer: el respeto a lo dispuesto. Y en eso estamos».

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-