¿A cuántos les importa la eliminación del combinado?

En la página 3 del suplemento deportivo del pasado lunes, desde EL PUEBLO recalábamos que el miércoles que llegaría, las selecciones salteñas irían a toparse con un competidor a ultranza: más que nunca la TV. Real Madrid- PSG (16.45′), Banfield-Nacional (19.30′) e Independiente-Gremio (21.15′). Y más después, como para seguirla, el concurso de agrupaciones en Montevideo.
Los hechos tornaron inapelable ese pronóstico. A las 20.10′ en el Dickinson, el número de entradas vendidas, aportaba el testimonio irrebatible: 145.

Una constante en el partido. La superioridad numérica que siempre fabricó Mercedes

Una constante en el partido. La superioridad numérica que siempre fabricó Mercedes

A la hora del juego de mayores entre Salto y Mercedes, un máximo de 650 aficionados. La tribuna España lucía desértica en varios sectores. Otra perla más en el collar, a la cuenta de este desventurado Campeonato del Interior, ya en definitiva agonía en el interés, en la resonancia misma.
“A LA QUE TE CRIASTE….”
La derrota de Salto frente a Mercedes por 2 a 1, espantó la ilusión del avance “naranjero” a la siguiente fase. El 1 a 1 como visitante, abrió la ventana a favor de la selección en manos de Richard Usuca. Sin embargo el miércoles a la noche, Salto plasmó la más nefasta respuesta en materia individual y colectiva. Los errores acumulados, la tormentosa exposición de males tácticos y el ausentismo de una estrategia real.
Salto nunca supo cómo, a tal punto que en los 25′ finales, la única herramienta ofensiva fue el ollazo… “a la que te criaste”. Los mínimos para pensar. Los más, a la cuenta de un fútbol forzado, vacío, carente, hasta apático. No pueden existir dos lecturas, frente a esa noche de la amarga comprobación-decepción.
ESTO QUE SOMOS
Más allá de algún pasaje en algún partido, está claro que Salto distó de ser un equipo confiable. Pero además, lesiones. Pero además, suspensiones. La ausencia de estabilidad en la integración. Variantes una vez sí y otra vez también. Tan solo una victoria rescatada sobre seis partidos jugados, es una conclusión lejana a lo pretendido. Salto fue segundo en una primera serie de tres y a la hora del mano a mano ante Mercedes, de seis puntos sumó uno. La realidad, es una cuchilla de filo cortante.
Y abrió la herida. Tan solo otra herida.
Pero bien: ¿la eliminación de Salto en categoría de mayores, a cuántos les importa? ¿A cuántos les trasciende en el interés? ¿Impacta en los clubes? ¿Impacta en la dirigencia? ¿Impacta en el periodismo?
LA PÉRDIDA DE CALIDAD
Con el acople de Libertad y El Tanque, la Liga Salteña de Fútbol llegó a 36 clubes. En la temporada pasada, la venta de entradas en la “A” no superó el promedio de 1.450 por fecha. Este año en el Campeonato del Interior, con Salto jugando en casa, la respuesta del aficionado fue poco menos que miserable. Todo se consumió lánguidamente, en medio de la indiferencia.
De lo que no hay dudas: en el fútbol salteño, VAMOS RESIGNANDO CALIDAD a la mayoría de niveles.
La Liga, hoy por hoy, dispone de los neutrales básicos para funcionar. No se plantean la tantas veces reclamada planificación de la temporada. Todo es en función de la correntada circunstancial. Del instinto que gobierna y de la razón que padece en soledad. Entonces, cuando la selección juega y el aficionado renuncia al amparo de la asistencia, solo queda pensar que es una consecuencia misma.
Tras la eliminación, no vendrán caras extrañas. Seguro que no.
Tan solo el líquido acomodo para que todo pase y todo siga, en medio de la bruma gris de simplemente no ser.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...