- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

A dos años del cese de casi 250 trabajadores de la comuna, el litigio y la situación sigue sin resolverse

Los “cesados” de la Intendencia de Salto

En agosto de 2015, a un mes de haber asumido su cargo como Intendente de Salto, el Dr Andrés Lima notificó a 249 trabajadores de la Intendencia de Salto el cese de sus funciones en la comuna tras un estudio realizado por una comisión especial que analizó la situación y luego de haber comunicado la medida a ADEOMS (Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Salto).
Desde entonces, se dio una larga batalla legal y política sobre la decisión tomada que dejó a casi 250 familias sin su puesto de trabajo.
La medida tomada por el intendente fue justificada en su momento por la necesidad de “achicar los gastos de la comuna”, sobre todo en el rubro cero (pago de salarios) que se llevaba en el 2015 el 86 % del presupuesto municipal (publicado en la edición de Diario EL PUEBLO del 10/08/2015). Esto llevó a una movilización de los cesados, de forma casi instantánea que llegó incluso a agredir al Intendente de Salto cuando éste salía de una jornada de trabajo en la sede comunal junto a su equipo de colaboradores. En dicha oportunidad fue abordado por un grupo de personas que se agolpó con pancartas, lo increpó por los despidos e incluso hubo quienes lo insultaron y hasta lo “patotearon” arrojándole una bolsa con residuos que había en la calle cuando Lima fue “salvado” de esa situación por un particular que lo hizo subir en su Fiat Uno.
No obstante, los “cesados” mantuvieron su firme reclamo, montaron una carpa en plaza Treinta y Tres Orientales frente a la comuna departamental por varios meses y comenzaron los reclamos judiciales por lo que consideraron fueron despidos por motivos políticos.
En el presente informe EL PUEBLO busca retomar este tema para informar en que situación se encuentran actualmente los “cesados”.
Para la presente edición no se pudo contar con la opinión de la Intendencia de Salto, en tanto fue consultado el encargado de la división jurídica, Dr. Jorge Libardi, quien manifestó que tras haberse comunicado con el Secretario General Lic. Fabián Bochia, la comuna tomó la decisión de no emitir una opinión sobre el tema de los cesados hasta tanto no se diluciden los casos pendientes en la órbita judicial.
Asimismo, el Presidente de ADEOMS, Juan Carlos Gómez, se abstuvo de dar su opinión en tanto el tema debía tratárselo en la Comisión Directiva para luego sí transmitir una visión oficial del gremio sobre la situación.

Fue cesada de su cargo cuando tenía dos hijos accidentados: uno con riesgo de vida
Mónica Palacios :“No le deseo ni a mi peor enemigo lo que pasamos con mi familia”

Mónica Palacios es una ex funcionaria de la Intendencia cesada de su cargo. Ingresó a principios del 2013 como administrativa grado 5 hasta su cese. Su hogar se compone de su esposo y sus tres hijos. Esa situación fue un golpe muy bajo para su entorno puesto que dos de su hijos en esa época sufrieron un accidente y uno de ellos casi perdió la vida y estuvo en larga recuperación.
Gracias a la fuerte unión familiar pudieron salir adelante y hoy esperan los resultados del proceso judicial, esperando que todo llegue a buen puerto”

-¿En qué momento le comunicaron del cese?
-“El 30 de julio mirando el informativo local, veo al Director de Recursos Humanos Moreira anunciar que van a cesar a 350 funcionarios
Nos autoconvocamos para esa misma noche en la plaza y mediante nota recibida y firmada pedimos a Adeoms su presencia para que nos guiaran.
En agosto nos paran a 249 funcionarios, obligándonos a quienes teníamos licencia a favor, a sacarla y en setiembre nos cesan.

-¿Cómo vivió esa situación a nivel personal y familiar?
-“Fue tremendo y muy angustiante, porque a mediados de julio mis dos hijos más grandes tuvieron un accidente y uno corrió riesgo de vida…13 meses le llevó recuperarse.
Y atravesando esa situación, con lo que eso conlleva a nivel sentimental y económico es cuando me cesaron.
Me dediqué a la recuperación de ellos y a luchar y golpear todas las puertas para tratar de revertir la situación, junto a mis compañeros”.

-Intentó exponer su situación frente a las autoridades de la Intendencia?
-“Pedimos reunirnos con el Intendente, con Adeoms y no nos recibieron. También al Pit Cnt pero nos dijeron no podían actuar si Adeoms no lo hacía.
Fuimos a la Comisión de Trabajo del Parlamento, siendo Andrade el Presidente y si bien prometieron hablar con el Intendente y gremio, no lo hicieron y lamentablemente en esa instancia las diputadas Correa y Mutti nos atacaron.
Fuimos también a la Comisión de DDHH del Parlamento y en una decisión unánime, resolvieron enviar todo a la OIT.
También concurrimos a reuniones de la Federación de Municipales.
A una sesión de la Junta Departamental; también con el Partido Colorado y el Partido Blanco.
Llevamos el tema también a la Mesa Departamental de Mujeres Políticas y finalmente estos días tuvimos una segunda reunion con la Comisión de Trabajo del Parlamento, ya con nuevos integrantes.
Interpusimos el recurso administrativo en la Intendencia, planteando que éramos funcionarios permanentes por un convenio realizado con Adeoms y apoyado por el entonces Diputado Andres Lima que proponía que con 150 jornales consecutivos se adquiría la permanencia.
A los cinco meses la Intendencia responde negativamente y allí se inician los reclamos.
y cómo solucionaron los temas económicos a nivel familiar.
Algunos ante el TCA, por la vía administrativa y otros ante el poder judicial.
Teniendo en cuenta los gastos también por la salud de los chicos?
Dificil muy difícil, ya que dependíamos de traumatólogo, cirujanos, fisioterapeutas.
Debido a esto no pude salir a buscar trabajo inmediatamente hasta que se recuperaron.

¿Y cómo lograron llevar adelante la situación?
La vamos llevando con el trabajo de mi esposo, y algunas tareas zafrales. Está dificil conseguir trabajo y mas aun por la edad. Y hasta te diría por la experiencia.

-¿Y cómo sigue el tema administrativo?
-“Y si a eso le sumamos el credito que el BROU nos había dado por ser permanentes se complica más.
Hay compañeros que estan peor que yo y algunos con consecuencias fatales lamentablemente.

-¿Recibieron alguna ayuda?
-”Estamos en las etapas finales… si todo corre por las vias y tiempos normales para fines del 2018 tendremos sentencia. Todo depende de la via elegida por los abogados actuantes”.

-¿Qué análisis hace de ésta experiencia?
-“Que esto no se lo deseo ni a mi peor enemigo.
Fuimos víctimas por pensar distinto. Nos echaron por política, nos mintieron públicamente tanto Andrés Lima como Adeoms y lo pudimos demostrar con pruebas.
Tanto es así que hasta las mismas diputadas que nos atacaron antes, hoy vieron que no mentíamos y que echaron a 249 para ingresar a más de 400.
Lo positivo es que se pudo demostrar y lo negativo es que nos destruyeron la vida y algunos hasta la perdieron lamentablemente.
Madres embarazadas perdieron su embarazo… hubo gente con intentos de autoeliminación, tratamientos cortados, niños con autismos, con discapacidades, y gente que le faltaba poquito para jubilarse. Es muy doloroso.

-¿De qué forma se puede solucionar en parte la situación?
-“Si bien estamos esperando las resoluciones de los juicios, donde algunos piden su reintegro y otros el resarcimiento economico, buscamos la pisibilidad de dialogar con el Intendente e intentar negociar un reintegro.
Porque al ser funcionarios permanentes, segun el estatuto del funcionario, solo te pueden cesar si cometiste una falta administrativa muy grave y previo sumario. Nada de eso ocurrió.
Algunos pocos consiguieron trabajo fijo, otros zafrales y algunos nada.

-¿Piensan continuar en la lucha?
-“Ciertamente. Ahora esta nueva comisión de trabajo del Parlamento va a intentar dialogar con el Intendente y con Adeoms sobre su posición y posibilidades de negociación.
Nosotros no queríamos hacer juicio, queremos trabajar.
Y aunque golpeamos todas las puertas y en esto nos ayudaron mucho y acompañaron Germán y Cecilia, lamentablemente no nos quedo otra que iniciar los juicios.

-¿Las personas cesadas de su cargo aún se reúnen?
-“Tenemos un grupo de Whatsapp donde nos comunicamos a diario.
Y cuando van surgiendo posibilidades de entrevistarnos con organismos, con gremios y/o autoridades nos reunimos y organizamos. Y tratamos de comunicarnos con todos.
¿Esta unión que mantienen los ha fortalecido?
Sí, fue y aún es muy importante, para poder sobrellevar la situación adelante. Cuando unos decaen, otros dan ánimo.
A veces contar es difícil a quienes no lo padecen, y ayuda mucho el poder hablarlo entre nosotros. Nos unió más.

-¿Hoy cómo se encuentran ustedes?
-“Como familia muy unidos. Y entre todos apoyándonos. Esta experiencia sin dudas nos marcó para siempre. Hay un antes y un después.
Es la primera vez que en una entrevista habló del accidente y de cómo lo viví yo, personalmente” – concluyó la entrevistada.

ADEOMS justificó la decisión del intendente
En agosto de 2015 Gómez afirmó que “el único responsable” de esa situación fue Germán Coutinho y el Partido Colorado

La Asociación de Empleados y Obreros Municipales de Salto (ADEOMS) debió “negociar” con la actual administración de gobierno el cese de los funcionarios que ingresaron por designación directa, durante la gestión del exintendente Germán Coutinho y de su sucesor durante la transición, Manuel Barreiro, algo que fue calificado por el sindicato como una “situación incómoda”, según expresó a EL PUEBLO el presidente del gremio de funcionarios municipales, Juan Carlos Gómez en la edición publicada el 10 de agosto de 2015. Según indicó el titular del sindicato en dicha oportunidad, el criterio manejado por los dirigentes gremiales era evitar el cese de los que alcanzaron la estabilidad en base a un convenio colectivo firmado entre el sindicato y la anterior administración en 2014. Así como también de aquellos que fueran miembros del sindicato, sin embargo, según informaron a este diario las fuentes gremiales, 40 trabajadores de los 249 que serán despedidos “eran socios de ADEOMS” y el sindicato “no los pudo salvar” de los despidos, argumentó el principal delegado gremial de los municipales en el 2015. “A ningún sindicato le gusta negociar el cese de los trabajadores, pero hay que ver cuáles son los motivos (…) había que optar entre mantener las fuentes de trabajo y caer en el riesgo de no poder continuar cobrando los salarios por la situación económica que esto implica o asimismo, tener que realizar una reducción de personal y lograr la sustentabilidad del rubro cero (salarios) de la Intendencia”, manifestó Gómez en dicha oportunidad.En la presente nota se transcribe parte de lo que fue la opinión vertida a este medio en agosto de 2015 donde de alguna manera el gremio de los municipales da su visión sobre la situación de los cesados a través de su Presidente, Juan Carlos Gómez.
DESDE SETIEMBRE DE 2014 NO SE ACEPTABAN MÁS SOCIOS
El presidente de ADEOMS, remarcó entonces, que desde setiembre del 2014, fecha en que se agravó la situación en la Intendencia de Salto, el gremio adoptó la medida de no aceptar más socios, porque dijo que se “ponía en riesgo” al mismo sindicato.
“Tener 50 socios significa un ingreso importante para el gremio pero no hay que olvidarse de que cada trabajador que ingresa accede a todos los beneficios que ofrecemos, y con la situación como estaba, después, ¿quién les cobra esa plata?”, esgrimió Gómez en dicha oportunidad. El presidente de ADEOMS dijo que en ese momento la administración ya debía dos meses al sindicato la cuota social, la cual les era descontada a los trabajadores pero no era vertida a las arcas del gremio. “Fueron muchas cosas las que nos llevaron a decidir que no se aceptaban más socios hasta que se solucionara la situación económica de la Intendencia”, explicó Gómez en el 2015.
UNA BOLSA DE TRABAJO
Respecto a los trabajadores que serían notificados del cese de su vínculo laboral con la administración, Juan Carlos Gómez puntualizó que “se están realizando tareas para conformar una bolsa de trabajo para que una vez que la Intendencia mejore su situación y requiera el ingreso de personal, se pueda acudir a esta bolsa para de esa manera, a través de concursos o sorteos, se pueda incorporar más personal”. Asimismo, sobre los posibles reclamos laborales que las 249 personas que serán cesadas podrían iniciar contra la comuna, el presidente de ADEOMS señaló que los dirigentes se estarían reuniendo con sus asesores jurídicos para conocer el derecho que les ampara a estos trabajadores. En aquel entonces también se le consultó a Gómez sobre la reacción de la Federación Nacional de Municipales sobre esta situación, a lo cual indicó “yo soy el presidente de la Federación”, el tema “se planteó en la Mesa de la Federación y si bien nos solidarizamos con la causa de los trabajadores, también hicimos saber que el único responsable de esta situación es Germán Coutinho y el Partido Colorado”, concluyó el dirigente sindical en oportunidad de dialogar con EL PUEBLO en el 2015.

Lima señaló que salvaron a 222 trabajadores y que los cesados eran “punteros políticos”

Por su parte, el Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, informó en agosto de 2015 (en oportunidad de notificar formalmente los 249 trabajadores de la Intendencia de Salto que serían cesados de sus cargos por la actual administración) que se buscó a diestra y siniestra achicar los gastos de la comuna, sobre todo en el rubro cero (pago de salarios), que se llevaba por aquel entonces el 86% del presupuesto actual. aEn ese sentido, el intendente de Salto dijo que los ingresados en forma directa por la comuna fueron 471 personas, a los cuales se les realizó un contrato permanente. De todos ellos, la actual administración mantuvo en sus cargos a 222 personas que calificó como “trabajadores, que confiaron en Germán Coutinho en su momento, pero que ingresaron a cumplir una función y la cumplen”. En tanto, el intendente Lima reafirmó el concepto de que los 249 municipales que serían cesados fueron “los cargos de confianza, los que ingresaron para hacer política en sus sectores a favor del exintendente, los ediles colorados que renunciaron a la Junta para cobrar un sueldo y hacer política, los comunicadores que ingresaron para vender la gestión de Coutinho, los profesionales que entraron por designación directa y que estaban por cuenta política y los rompe huelgas que entraron para romper la huelga de ADEOMS en febrero en el sector recolección. Por eso digo que a los otros 222 que también entraron en forma directa pero que solamente son trabajadores y están trabajando, a esos los dejamos. Los otros sabían que si Coutinho perdía, tenían que irse porque eran sus militantes”, precisó el intendente en el 2015.

Una de las cesadas de la Intendencia reclamó que era madre
soltera y socia de ADEOMS cuando quedó sin su trabajo

Yo creí en la palabra del Intendente (Andrés) Lima cuando en la campaña política dijo que no iba a dejar madres solteras con familia a cargo en la calle. Nunca me lo esperé y me costó mucho poder creerlo”, dijo a EL PUEBLO, una de las cesadas de la Intendencia de Salto en 2015, que no pudo evitar hacer una pausa en su relato mientras la angustia le brotó a flor de piel y las lágrimas invadieron sus ojos.Susana (nombre apócrifo) ingresó a trabajar en la Intendencia de Salto en abril de 2010 y al momento del cese desempeñaba funciones en el área de Servicios Públicos, en el Zoológico. En aquel momento vivía sola con su hija que era menor de edad y desde entonces, las dos pasaron “muy mal”, tanto a nivel económico porque tuvieron que pedir dinero prestado porque no tenían “ni para comer”, como en lo personal y anímico.
La mujer, de 54 años, dijo que nunca se esperó que el intendente fuera a cesarla de su cargo “yo creí en la palabra del intendente Lima cuando en la campaña política dijo que no iba a dejar madres solteras con familia a cargo en la calle. Nunca me lo esperé y me costó mucho poder creerlo”, señaló. “Desde que salí de la Intendencia la pasé muy mal, tuve que salir a pedir para poder comer o pagar la luz, mi madre que ya es jubilada me ayuda con un poco de surtidos que me manda de Montevideo. Después mi hija quedó embarazada, así que pasamos a ser tres en la familia y no consigo trabajo por el tema de mi edad”, comentó. Durante su desempeño en la Intendencia, en el 2013 buscó ampliar sus conocimientos y cursó la Tecnicatura en Administración Pública en la UTU con la intención de crecer a nivel personal y en su carrera funcional, pero a los dos años se vio cesada de su cargo. Actualmente, no encuentra trabajo, el tema de la edad es una barrera que le dificulta acceder a cualquier empleo formal y logra subsistir junto a su familia realizando ventas en los comercios de la ciudad. “Me cuesta mucho hablar del tema porque es como que no me quiero acordar del tema, de ese momento tan difícil, yo creía que había llegado un momento en mi vida en que podía estar tranquila con el tema del laburo y vino una persona y me arrebató toda esa seguridad”, dijo Susana, visiblemente conmovida.
“DESDE QUE YO TENGO USO DE RAZÓN LA GENTE ENTRABA A DEDO”
La extrabajadora de la Intendencia dijo que fue socia de ADEOMS (Asociación de Obreros Municipales de Salto) y pagó el gremio durante cuatro años. Incluso, fue a hablar con su presidente, Juan Carlos Gómez, varias veces. “Desde que yo tengo uso de razón la gente entraba a dedo, porque si uno trabaja para un candidato a intendente, esa persona no te va a dejar en la calle, te va a dar un laburo porque está ahí gracias a las dos, tres o cuatro campañas que laburaste para esa persona y en base a las necesidades de cada uno de los que trabajó. No es que Germán (Coutinho) hacía entrar a todo el mundo”, comentó
AGRADECIÓ LA COLABORACIÓN DE SUS COMPAÑEROS
Sobre el intendente Andrés Lima, dijo que no tiene ningún sentimiento para con él, ni de rechazo ni de odio, incluso dijo que en una oportunidad estuvo con él, lo saludó y le dijo “yo soy una de las cesadas -” y Lima la quedó mirando sin decirle nada. Llevó varias cartas a recursos humanos y a ADEOMS solicitando su reintegro en atención a su situación particular por ser madre soltera pero nunca tuvo una respuesta. “Hoy en día yo creo en la justicia de Dios y él va a hacer justicia”, señaló.“Este tiempo la pasé muy mal pero no quiero dejar de agradecer a la Diputada Cecilia Eguiluz que siempre estuvo para ayudarme cada vez que lo necesité y a mis compañeros que también estuvieron pendientes de mí este tiempo”, concluyó.

Dr. Gustavo Grassi, Abogado Defensor de 83 cesados
«La crisis económica era sólo una burda excusa y quedó comprobado, ya que entraron muchos más de los que cesaron»

El Dr. Gustavo Grassi, asesor jurídicamente a 83 ex funcionarios de la comuna departamental, cesados en el año 2015, al inicio de la actual administración. Al respecto dialogó con EL PUEBLO, explicando quÉ pasos se han dado y los que se darán en el futuro.

¿Cómo se encuentra la situación judicial de los funcionarios municipales cesados en 2015?
Los 83 clientes, que tanto la Dra. Agustina Escanellas como yo representamos, fueron primeramente suspendidos en el mes de agosto de 2015 y después cesados, en el mes de setiembre del mismo año, en su calidad de funcionarios municipales. Hablamos de cesados y no de despedidos, porque los funcionarios públicos en realidad, como no hay una relación laboral, no son despedidos, sino que son cesados de sus cargos.
A partir del cese, llevamos adelante lo que se llama recursos administrativos; la Intendencia, al vencer el plazo a los 150 días de presentados, se expidió negativamente, entendiendo que estaban bien cesados.
Los clientes fueron bien advertidos, de que no deberíamos hacer juicios ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, pero sí entablar una Acción Reparatoria ante la sede judicial, y así lo hicimos.
Interpusimos la demanda en forma acumulada, donde se plantea la pretensión de que se les repare por el perjuicio de haber sido mal cesados, en el Juzgado Letrado de Primera Instancia de 6to. Turno de Salto.
La reparación solicitada consiste en una cuenta muy simple: como los funcionarios de la Intendencia de Salto se tienen que jubilar preceptivamente y por ley, a los 70 años; cada funcionario reclamó la suma que hubiera podido ganar de haber permanecido en la Intendencia de Salto, hasta los 70 años. No es la misma cuenta para un funcionario que tenía 25 años que para uno que tenía 40 o 50.
¿Por qué? Porque un cargo público como el que se tenía en la Intendencia, nadie lo iba a abandonar, y es lógico que su fueran a quedar hasta el final. Todos reclamaron de forma conjunta, pero, cada uno con su especificidad.
En realidad vendría a ser una demanda por daños y perjuicios y lucro cesante, y Este consiste, justamente, en reclamar esa suma de dinero, su sueldo, el cual dejaron de percibir de no ser cesados y que continuarían percibiendo hasta la fecha legal.

¿También se presentó un recurso de Inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia?
Exacto. Luego de presentada la demanda reparatoria, se le confirió traslado a la Intendencia y antes de los 30 días esta contestó esa demanda. Como uno de sus argumentos, manifestó que se respaldaban en la modificación del famoso artículo 18, el cual habilitaba –a mi entender no, obviamente-, a cesar a los funcionarios que habían ingresado en el gobierno de Germán Coutinho.
Allí interpusimos por la vía de excepción, la Inconstitucionalidad de la modificación al artículo 18, votada, como todos saben, unos días antes de que cesara el gobierno anterior del Partido Colorado y entrara la nueva administración de Andrés Lima.
Eso hace cinco meses que se encuentra en la Suprema Corte de Justicia, la que aún no se ha expedido sobre la inconstitucionalidad o no de dicha modificación.
Una vez que vuelva de la Corte, más allá del resultado, el juicio continuará con la audiencia preliminar, y luego el diligenciamiento de toda la prueba.

En algún momento se manejó el incumplimiento de un convenio colectivo firmado entre la Intendencia y ADEOMS, ¿en qué consistiría y qué lazo tendría con el cese de los funcionarios?
Me gustaría aclarar que, la demanda, en realidad, no tiene el argumento básico solamente en el artículo 18.
Hoy, todos escuchamos hablar a ADEOMS, y a nivel nacional también, de la gran herramienta que es el convenio o los convenios colectivos.
Pues bien; nuestra demanda, la de 83 personas, se fundamenta también en que, en julio del año 2014, se celebró un convenio colectivo entre la Intendencia y ADEOMS, por el cual, unos 340 funcionarios quedaban permanentes. Quedaron en esa situación, porque se le ocurrió a la Intendencia de Salto; quedaron permanentes porque ADEOMS, luego de un año de negociaciones, llegó a un acuerdo con la Intendencia, por el cual quedaron esas 340 y algo de personas, que debían tener un año de antigüedad en la función, buena calificación, y que ingresaba por el grado más bajo del escalafón.
Entonces, nosotros lo que decimos en la demanda -y por eso a nuestro entender, si se quiere no es tan relevante la inconstitucionalidad o no de la modificación del artículo 18-, que se respete lo que hoy ADEOMS, y desde hace varios años, en base a las leyes y a convenios colectivos promulgadas por este gobierno nacional a nivel público y privado, sostiene que se debe respetar. O sea, pedimos que se respete ese contrato, lo que es en realidad la negociación colectiva entre ADEOMS y la Intendencia, para que quedaran como permanentes 340 funcionarios.
Repetimos que este argumento es fundamental en la demanda; más allá de decir que la crisis económica era sólo una burda excusa, y quedó comprobado ya que entraron muchos más de los que cesaron. Obviamente que en el juicio presentamos abundante prueba de que ese convenio colectivo existió.

Dr. Esc. Pablo Perna, Asesor Letrado de funcionarios cesados
«La resolución que ha dictado el Intendente, es una resolución arbitraria, con desviación de poder y contraria a derecho», dijo el facultativo

Consultado por EL PUEBLO respecto a la situación procesal en la que se encuentran los juicios entablados contra la resolución de la Intendencia de Salto por la cual se cesó de sus cargos a 240 funcionarios, el Dr. Esc. Pablo Perna, manifestó su rechazo hacia la misma, haciendo hincapié en la propia actitud del Intendente, quien en varios medios de comunicación, habría expresado que, la decisión del cese, fue adoptada por motivos políticos.

Sabemos que las pretensiones procesales no son las mismas en todos los casos, ¿podría explicarnos el por qué?
Desde el punto de vista procesal, todos los juicios están encaminados; hay dos grupos, aquellos que optaron por la vía de solicitar la nulidad del acto administrativo, lo que significa que se anule la resolución y que vuelvan los funcionarios a trabajar en la Intendencia; y uno mayoritario, que optó por la vía reparatoria, que significa que, no tienen intención de volver a trabajar en la Intendencia, pero sí tienen intención de que se repare el daño causado por un acto administrativo de cese, que consideramos que fue totalmente ilegítimo, contrario a derecho.
Esencialmente, el fundamento que nosotros venimos manejando, es que la motivación del acto administrativo, por el cual el Intendente Lima cesa a 240 funcionarios, es falsa, en virtud de que él se basa para cesar – basta leer la resolución-, en cuestiones estrictamente económicas, y que la Intendencia de Salto no está en condiciones para solventar la cantidad de funcionarios que tiene.
Pero, contradictoriamente, sale a los medios de comunicación, haciendo una conferencia de prensa en Casa de Gobierno para informar su decisión; luego, el llamado a sala en la Junta Departamental, es entrevistado después por diferentes medios, y en todos esos lados dice que los ceses, a parte de las cuestiones económicas, se han debido a causas políticas, por eso cesaba a punteros y referentes políticos colorados, a personas que no iban a trabajar, a cargos de confianza, a Ediles que después quedaron como funcionarios, etc.
Entonces, públicamente, dice que ha cesado por cuestiones políticas y hace hincapié en ello, pero, en la resolución no dice absolutamente nada de eso, porque claramente, si cesa a una persona por cuestiones políticas, es lo que se considera desde el punto de vista jurídico, cese arbitrario, los que son ilegales.
Por lo tanto, nosotros, a lo que estamos apuntando tanto en los juicios que están en trámite en el Tribunal de lo Contenciosos Administrativo para pedir la nulidad, o los procedimiento judiciales para pedir la acción reparatoria; es tratar de demostrar que la motivación de la resolución, es falsa. Es acreditar que la resolución que ha dictado el Intendente, es una resolución arbitraria, con desviación de poder y contraria a derecho; pero para eso, tenemos que acreditar que la motivación es falsa, es una motivación política, y no exclusivamente una motivación económica que dice la resolución.

Se ha planteado, también, que el argumento del cese por asuntos económicos, cae ante la cantidad de funcionarios que ingresaron en lo que va del nuevo período, ¿es así?
El Intendente cesa a 240 funcionarios y de acuerdo a un informe firmado por el Director de Gestión Humana de la propia Intendencia, el que está adjuntado al expediente, donde se indica que, a febrero del año 2017, iban ingresando 317 funcionarios nuevos.
Entonces, cómo nos puede explicar que el cese fue por cuestiones económicas, cuando su propia administración informa de que todos los meses, ha ingresado a la Intendencia de Salto, un promedio de entre 7 y 20 personas, desde que asumió el Intendente Lima hasta la fecha.
Por tal motivo los juicios apuntan en ese sentido. Si nosotros conmovemos y convencemos a la Justicia de que, en definitiva, la motivación planteada por la Intendencia, es falsa, los juicios serán ganados; caso contrario, estarán perdidos.