Abran cancha que va llegando la selección

Desde El Pueblo, uno por uno

Un total de 28 futbolistas convocados por Richard Humberto Usuca. Para el DT Campeón con Ferro Carril, será estreno absoluto con el combinado. Tras dos años de Alcides Edgardo Nieto, el timón a manos de Usuca.
La última vez de un Salto Campeón del Interior en el 2015 con Ramón Rivas en la Dirección Técnica. Con el «Bujía» Nieto la consagración llegaría a nivel regional, pero resignación después en los tramos finales del Interior.
Antes de convocar al plantel de 28 futbolistas, el nuevo DT invocó una palabra: renovación. Y la aparición pública de la nómina, subraya ese fin.
De todas maneras, la selección no deja de patentar la vigencia de algunos referentes, pero pocos de ellos por ejemplo, guardan relación con la trayectoria 2015. Desde EL PUEBLO en tanto, una manera de pasar revista a los 28 citados. Los goles, los defensores, los volantes, los delanteros. Cada uno de ellos pasando por la lupa, que no pretende menos que encerrar aspectos conceptuales en cada caso. Casi el 50% debutará en la selección y entonces se amplifica el suspenso casi obvio: ¿qué nivel son capaces de sustentar? Francamente: ¿qué sentido tiene cuestionar nombres? Pero además, la historia de siempre: al plantel lo nomina el DT.
Si están los que están, por algo están.
Sino no están los que no están, por algo no están.
No se trata de un trabalenguas, sino más bien de una situación cargada de lógica y mediatez. Una selección para estos campeonatos, se la integra para ganar o proponer el mayor protagonismo posible. Ni proceso ni fines a largo plazo. El tiempo es hoy. Desde ellos. Desde los 28.
Ahí está la esencia. La inmodificable esencia.

Los arqueros (3)

Agustín Carrara

Agustín Carrara

AGUSTÍN CARRARA (Ferro Carril)- Cuando Richard Usuca abrochó su nombre para el año 2017 con la franja, resumió: «ganó en equilibrio y en madurez. Incluso, profundizando recursos técnicos». Una citación con lógica incluída. Fue el de más regularidad y no por nada, el menos vencido también.
LUIS DOMINGUEZ (River Plate)- En la temporada 2016 cuando se integró a River Plate, fue pieza consular, incluso registrando un récord sin goles en contra. Puede aportar el valor de su experiencia, pero también su vigencia misma. De los jugadores que además, «sirve» para el grupo.
CRISTIAN RODRÍGUEZ (Salto Nuevo)- Desde que llegó a tiendas albiverdes, todo un proceso de evolución. A veces vacila cuando debe salir debajo de los palos. Tiene reflejos y elasticidad. Martín Ferrando lo puede modelar aún más.

Los defensas (8)

Gastón Ferreira (Gladiador)- Un predilecto del técnico, «porque además se plantea un parecido conmigo en los tiempos de jugador». Válido ese rescate desde Usuca. Es uno de los debutantes. Puede manejarse por zona central en defensa o ser lateral.
Juan de los Santos (Ferro Carril)- Pasó por Cerro, Universitario (Campeón Salteño en el 2014) y ahora en la franja. Potencia física. Clave en el espacio aéreo. Un aspecto a corregir: a veces suele jugar al filo del reglamento, con más de un exceso verbal. La selección necesita de esas correcciones. De él depende.
Mauricio Trinidad (Gladiador)- De años a esta parte se viene transformando en el defensa más goleador del fútbol salteño. Pegada en tiro libre o en penales. No siempre aplicado en la táctica defensiva. Su convocatoria, parte de la justicia misma.
Juan Coelho (Ferro Carril)- De las sorpresas en la nómina, porque en su equipo no siempre es titular. A veces con desniveles. De lo que no se duda: su entereza espiritual. Claramente: no renuncia nunca a dar todo. Y lo da.
Marcelo Cavani (Salto Uruguay)- Las complicaciones en materia de lesiones no le han faltado al «Chelo». Habrá que aguardar como arriba al inicio del ciclo. Polifuncional por excelencia. Puede manejarse en puestos defensivos o sumarse a la cuerda de volantes también. Transferido a una sola palabra: utilidad.
Sergio Cruz (Ferro Carril)- Un año bárbaro y una convocatoria desde la razón misma. La marca que dispone y el soltarse en misión de ataque, como argumento sumatorio. Cuando la opción del tiro libre se plantea, es uno más. Clase de pegada. La tiene.
Octavio Pintos (Universitario)- Ya en la temporada pasada, destreza en la actitud. Como lateral o en la trinchera central. Este año, consolidación. No es sorpresa que se vaya a transformar en uno de los debutantes de la selección.
Marcos Arredondo (Progreso)- Fue ganando espacios en Progreso y también supo de tiempos en selecciones juveniles. Una prueba de fuego. Como para exponer a los cuatro vientos, que el DT no malogró una carta a la hora de transformarlo en uno más. Habrá que calibrarlo, ante lo que es una exigencia mayor.

Los volantes (10)

Agustín Panza (Ferro Carril)- Franqueza de una gran mayoría. No figuraba en los cálculos. Sin embargo pasa a ser uno más en la tentativa de renovación. Lo bueno del «Agu»: la facilidad para acoplarse en el trámite, por más confuso o cuesta arriba que sea. ¿Qué no tiene y es capaz de alcanzar?: sentido táctico. Sabe que tiene una posibilidad para ser aprovechada.
Alejandro Pintos (Ferro Carril)- De los mejores volantes en el equipo campeón. Por marca. Por caudal técnico para manejar la pelota y además: ¡precisión de pase! Un titular potencial. De los que estrenará en la selección.
Martín Silva (Gladiador)- Por momentos es: brillante. Manija por naturaleza en cualquier equipo. Personalidad para ser apto desde la facultad intelectual. Sabe qué hacer y en el momento justo. Además en su recetario, el gol que no falta. Pasó por una temporada soñada.
Sebastián Menoni (Nacional)- Al «Chipo», Richard Usuca bien que lo conoce. Fue uno más en la Liga Agraria en el Campeonato del Interior pasado. Raspador, generoso. Con el overol siempre. Un clásico jugador pro-equipo. Es un volante sin llegada. Su misión es otra.
Marcelo Menoni (Universitario)- En cualquier combinado que fuese, el «Cunfi» no podría faltar. Un talento natural. De los más aptos volantes del medio. Cuando alcanza el nivel propio, solo queda disfrutarlo. No es necesario profundizar en ningún aspecto.
Matías Laxague (Universitario)- Puede ser volante externo, en un sistema de 4-4-2. Pero puede ser enganche frente al 4-3-1-2. Necesita arrancar desde atrás, con panorama a favor y sin barrotes que asfixien. Si conserva la estabilidad emocional, está para encender la gravitación. Evitar pozos anímicos: esa es la clave.
Franco Silva (Salto Uruguay)- Antes de llegar a tiendas decanas, jugador de Hindú. Fue revelación. En esta nueva temporada con los decanos, no siempre en nivel saliente. ¿Una citación polémica quizás? ¿O no tanto? Se sustenta en la dinámica de movimientos, pero cae en vaivenes que han solido restarte influencia. El desafío para Franco, es real.
Nahuel Machado (Ferro Carril)- No ha sido titular indiscutido, pero llegó este año al fútbol salteño, con una historia individual de aptitud de armado y constructor de salida, sumándose una cuota de gol válida. Debiese producir mayor continuidad de rendimiento.
Franco Ávalos (Universitario)- En el 2016, su aparición a lujo pleno. Y este año, sobre la base otra vez de las credenciales puntuales. Extraño caso: labura y juega. Certeza desde lo táctico. Aplicado siempre. Que sea uno más en el núcleo, es un acto de justicia.
José González (Salto Nuevo)- La verdad sea dicha: no fue un año de rendimiento pleno, en función de la categoría del fútbol que es capaz de exponer. El combinado tendrá que reclamarle la mejor versión a esa zurda. Debe recuperar la versión original de su fútbol. Y puede.

Los delanteros (7)

Luis Alfredo Leguísamo (Nacional)- De cinco años a esta parte, es de los más criteriosos delanteros del medio. No solo por el gol, sino por el disloque defensivo que puede generar su potencia lanzada en velocidad. En circunstancia normal, es titular neto.
Gabriel Suárez (Salto Uruguay)- Fue el máximo ejecutor ofensivo en los decanos. Mermó el rendimiento sobre el final. El año pasado con Liga Agraria, ahora la nueva alternativa. Tendrá que pelear el puesto. Está obligado a no renunciar a esa opción.
Joaquín Jacques (Universitario)- En Montevideo, jugó en Defensor Sporting, Racing y Progreso. Este año retornó a Salto. Sombras no faltaron y luces solo ocasionales. Es más de lo que fue en el año. A veces con Joaquín se planta la incertidumbre: es enganche o es delantero. Reconquistar su esencia. Es ese, el objetivo puntual.
Alexander Píriz (Universitario)- El retorno al combinado, después de las ausencias. Con el delantero rojo, no es necesario abrochar calificativos adicionales. Se sabe lo que ofrece y produce. la eficacia común en él. Entre 15 y 20 goles por temporada local. ¿Qué socio para Alexander en esos metros finales de la resolución?
Ricardo Gabriel Laforcada (Nacional)- De mitad de cancha para arriba, puede manejarse en cualquiera de los puestos. Puede ser volante de armado, Puede ser punta-punta. Cuando abre zanjones defensivos, la rentabilidad siempre es posible.
Nicolás Ferreira (Ceibal)- Pasó años atrás por el fútbol capitalino y seis meses en Guatemala. Por segunda vez, el «Mono» en la selección. Fue el máximo goleador. Un año más que generoso en aporte, en un equipo tapizado por la irregularidad. Es el clásico delantero. Ahí pesa. Ahí resuelve. Tiene delanteros para competir y lo sabe. Se la tendrá que jugar sin concesiones y desde su razón.
Denis Ferreira (Saladero)- A punto en el físico. Sin kilos de más, como para incrementar el poder de su gravitación. Si está, por algo está. De los primeros en ser convocados. ¿Qué implica ello?: que Richard Usuca no dudó. Y Denis, no tiene mucho derecho a dudar.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...