“Ábranme la caja o los mato”, dijo asaltante a una cliente y al cajero

“Ábranme la caja o los mato”, dijo asaltante a una cliente y al cajero

Nada será igual

Luego del violento asalto sufrido en un supermercado de la zona suroeste de la ciudad el pasado martes por la noche, donde tres delincuentes armados llegaron de manera violenta a llevarse el dinero no sin antes amenazar y golpear a sus víctimas, los clientes siguieron yendo ayer de compras al comercio, aunque la tensión que se vivía se hacía sentir. Una cliente del lugar dijo a EL PUEBLO que fue confundida con una empleada del local y entonces la amenazaron para que abriera la caja, pasando momentos de mucha angustia. La Policía aún no pudo dar con ninguno de los asaltantes.

Fue durante el asalto al supermercado Super Oeste, “fue mucha violencia”, dijo una de las víctimas
“Ábranme las cajas o los mato”, dijo el delincuente armado a un cajero y a una cliente que confundió con una empleada

Eran las siete y media de la tarde aproximadamente, cuando Sandra acompañó a su cuñada que está embarazada hasta el supermercado del barrio. El mismo, ubicado en el cruce de Orestes Lanza y San Martín, se llama Super Oeste, y allí va asiduamente porque venden “buena” mercadería y con precios “accesibles”, dijo a este diario todavía sin superar el temor por la situación de inusitada violencia que les tocó vivir.
Una vez adentro y con la mente en cualquier cosa, menos en lo que les iba a ocurrir, Sandra pudo ver cómo ingresaron a los gritos tres sujetos al lugar, con las caras cubiertas por cascos protectores y en uno de los casos, por una capucha, “estaban armados y hablaban todo el tiempo en tono amenazante”, contó.
Todavía está nerviosa, la mirada se le pierde y cuando habla con EL PUEBLO del hecho su voz queda entrecortada. “Uno de los muchachos que atiende en el local, se puso nervioso y no podía abrir la caja registradora. Entonces uno de los asaltantes le pegó un culatazo con el revólver y este cayó al piso, por suerte creo que no lo lastimó mucho. Fue un momento de mucha violencia, allí se abrió la caja registradora y empezaron a tomar todo el dinero”, recordó.
Dijo que junto a su cuñada, “nos ocultamos detrás de unas heladeras que hay en el lugar, sobre todo porque yo no pensaba otra cosa que protegerla a ella que está embarazada. Pero, a uno de los delincuentes se le cayó dinero al suelo y cuando se agachó a recogerlo, nos vio y allí nos apuntó sin titubear”.
“Creo que pensó que yo trabajaba allí, porque como tenía buzo blanco igual que las cajeras, me dijo: “abra las cajas señora”, y le contesté yo no soy de acá, no puedo hacerlo. Y entonces me apuntó con el arma entre las costillas. Y me apuntaba a mí y apuntaba al muchacho que trabaja en el supermercado, y nos reiteraba ‘abran las cajas’. Y en una nos dijo “bueno abran las cajas porque los mato”.
“Y ahí llevaron a todos al fondo. Pero los únicos que quedamos ahí era el cajero al que golpearon, mi cuñada y yo, mientras los tres delincuentes nos apuntaban con las armas. Para mí lo que pasó fue una eternidad”, reiteró Sandra.
Para esta víctima del delito, la situación vivida fue eterna hasta que se fueron los delincuentes del lugar. Según las cámaras de seguridad los asaltantes demoraron cerca de 1 minuto y medio en cometer el robo, pero lo vivido quedará en la mente de las víctimas para siempre.
Los tres delincuentes se llevaron cerca de 40 mil pesos y una serie de golosinas y dulces mientras efectuaban el robo. La Policía llegó rato después y solamente tomaron nota, para después montar un operativo tendiente a la captura de los sujetos.
Las personas que fueron rehenes de estos asaltantes, les dieron pelos y señales de los malvivientes, y desde anoche los efectivos se manejan con cierta cautela, con el fin de reunir pruebas que puedan ser contundentes a la hora de ser presentadas ante la justicia, y así lograr un encarcelamiento efectivo de los mismos. “Creemos tener una idea más o menos clara de quiénes son los autores de estos hechos, pero lo que no tenemos y es en lo que se está trabajando, son pistas firmes que nos conduzcan a lograr pruebas que después podamos presentar ante el fiscal y este ante el juez”, dijeron fuentes de la Policía consultadas por este diario.
“Así hemos trabajando con otros delincuentes que venían cometiendo este tipo de rapiñas y que finalmente los capturamos después por otros delitos por los que reunimos pruebas. Pero que se ha trazado una estrategia tendiente a juntar pruebas para poder capturarlos, es cierto y estamos en eso”, reconoció el funcionario.
NUNCA LO CREARON
Así como le pasó a Sandra, muchas personas han sido víctimas del delito en los últimos tiempos, sobre todo de casos violentos que son los que más se han incrementado. Sin embargo, una vez que esto ocurre, no reciben la debida atención de parte del Estado.
La ley Nº17.897 del año 2005, denominada ley de “humanización para el sistema carcelario”, establece en su artículo 19 la creación de un Centro de Atención a la Víctima del Delito. La norma señala que “el Centro tendrá como cometido principal la asistencia primaria a víctimas de violencia y delito, a sus familiares, así como la promoción de sus derechos y prevención, desarrollando para ello acciones de tipo promocional, formativo y asistencial”, algo que nunca se cumplió.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...