Aburrida clasificación

BRASIL 0 – PORTUGAL 0

Los más de 60 mil espectadores que en la previa de este mundial analizaron el cronograma de partidos de la primera rueda, sin dudas, pensaron que Brasil y Portugal animarían uno de los mejores partidos del torneo. Todos los presentes en el estadio Mosses Mabhida y los millones de espectadores que lo vieron por televisión se equivocaron y fueron defraudados.
Cuando el árbitro mexicano Benito Archundia marcó el centro del campo de juego en Durban y decretó el final del partido, en perfecto idioma portugués se podrá decir que reinó el “pacto de não-agressão”, tras el 0 a 0 que le dio el primer puesto del Grupo a Brasil y el pasaje a octavos a Portugal. Brasil, que ingresó al campo de juego con la tranquilidad de la clasificación en el bolsillo, y Portugal, que mantenía la serenidad de los goles que le daba la goleada conseguida ante Corea del Norte sumado a las noticias alentadoras que venían desde Nelspruit, certificaron el cero. Los silbidos finales y la desilusión fueron los reyes en una tarde-noche, en un juego donde se esperaba que las manos no alcanzaran para los aplausos. En el primer tiempo, se dedicaron a pegar y el juez mexicano, de mala actuación, amonestó a siete jugadores (cuatro portugueses y tres brasileños), mientras que en el segundo ambos pusieron piloto automático y esperaron el descenlace inevitable. Al igual que Uruguay, Portugal superó la primera instancia de este Mundial sin recibir goles, a la vez que Brasil certificó su condición de candidato con dos triunfos y un empate en un Mundial con dos ex campeones del mundo afuera.