“Adiós, mi Salto, te dije un día mirando el último naranjal”

“Adiós, mi Salto, te dije un día mirando el último naranjal”

En este informe dominical, Diario El Pueblo quiso salir a buscar testimonios de salteños que por diferentes razones hoy viven lejos de su terruño.
Ninguno de ellos dejó de sentir la añoranza por la llegada de estas fiestas tradicionales, compartiendo con ustedes sus experiencias de vida, las formas de festejo en otros puntos del mundo, haciendo llegar un mensaje a la familia, amigos y lectores de Diario El Pueblo.
Frases como las que transcribimos, son apenas el reflejo de los lindos testimonios que en esta víspera de Navidad compartimos juntos.
“La Navidad es un momento de muchos sentimientos y emociones fuertes para los que vivimos fuera de nuestra tierra… ya los primeros días de diciembre comenzamos a escuchar música uruguaya y nos emocionamos mucho”. Nestor Balbuena.
-“La verdad yo soy muy apegado a la familia desde toda la vida y acá tengo la dicha de tener a mi lado a mi mamá y también a mi familia política, ya que prácticamente terminé de criarme junto a ellos… entonces todas las veces que estamos juntos es muy importante para nosotros” Chumbo Molina.
“Para los que vivimos lejos, es el árbol y la piedra más linda del mundo.
Cuando veo fotos de personas, amigos, familiares a quienes guarde siempre con cariño, hoy día el hecho de vivir lejos y no poder compartir con ellos un día a día me hace valorarlos más y quererlos cada vez más. “Olivio Díaz. “Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo, que el próximo año sea mejor, especialmente para mi familia en Salto, tuvimos un año bastante duro este año, ya que sufrimos la pérdida de forma muy trágica de un familiar a quien queríamos muchísimo”. Andreína Bautista.

Las Fiestas en Estados Unidos son muy diferentes; se extraña el calor y compartir con amigos, vecinos y familiares

Andreína Bautista, vive desde hace quince años en Chatham, New Jersey. Consultada por EL PUEBLO para este informe, Andreína manifestó que “no debe haber nadie que no extrañe las Fiestas en Uruguay”, ya que son muy diferentes en el sentido de que el clima no ayuda; allá es invierno y “se extraña el estar sentados afuera, el compartir con el resto de la familia, cuando llegan las 12, salir a saludar a algún vecino, ir a la casa de algún amigo o familiares; eso se extraña mucho”, expresó.

Juan Machado (su esposo), Ian, Lara (sus hijos)  y Andreína Bautista

Juan Machado (su esposo), Ian, Lara (sus hijos) y Andreína Bautista

TRATAN DE SEGUIR LAS TRADICIONES
Explicó que pese a las diferencias y a los años que hace que están viviendo allí, tratan de seguir las tradiciones de Uruguay, como por ejemplo en Navidad, abrir los regalos después de las 12.
En este sentido indicó que en Estados Unidos esto no se acostumbra, “los americanos abren los regalos al otro día; se juntan, almuerzan y abren sus regalos”.
Otra de las cosas que allá no se acostumbran, son los fuegos artificiales, los que están permitidos sólo una vez al año el Día de la Independencia.
“Hace casi quince años que estamos acá, tratamos de inculcarle a nuestros hijos lo que hacíamos ahí y pasarla lo mejor posible”.
A propósito de esto, contó que tratan de juntarse con amigos, en la casa de alguno, llevando algo cada uno para compartir, “pero no es lo mismo; se extraña, se extraña el calor, cosas tal vez sin importancia para la gente que está ahí (en Uruguay) pero para nosotros que estamos lejos, son pequeñas cosas que nos tocan.
Creo que no hay quien no quisiera estar en las Fiestas ahí”. En cuanto a la comida, dijo que tratan de comer lo mismo que en Uruguay, un buen asado o lechón, “aunque son pocos los guapos que lo hacen afuera por el frío”.
Asimismo resaltó que la comida se asemeja bastante, pero nunca tiene el mismo sabor que la de acá.
Mandó un saludo especial a toda su familia. “Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo, que el próximo año sea mejor, especialmente para mi familia en Salto, tuvimos un año bastante duro este año, ya que sufrimos la pérdida de forma muy trágica, de un familiar a quien queríamos muchísimo.
Les mando un abrazo fuerte y ojalá algún día –esperemos que pronto podamos ir y pasar las fiestas ahí todos juntos y recordar viejos tiempos, revivir todo eso que nos hace falta a todos”.

Chumbo Molina – reside en Cancún y recuerda esas primeras fiestas lejos de su Salto natal
“La Navidad es el calor que vuelve al corazón de las personas”

Chumbo Molina es un salteño que hace más de treinta años se fue a México en la búsqueda de nuevos horizontes para su vida. Hoy está instalado en Cancún y recuerda lo que vivió al principio.
“Todo es parte de un proceso… al inicio no fue fácil al estar solo sin los afectos de la familia. Mi primera Navidad fuera fue en México… vivía solo en un apartamentito y justo a dos cuadras de allí había una casa muy grande de cuatro pisos con balcones a la calle y en el tercer nivel que era todo de cristal chumbo - molina informe 001tenían un arbolito de Navidad muy grande y hermoso y me daba mucha nostalgia verlo y no poder estar en casa en Salto con la familia y compartiendo esos momentos.
Lo más simpático de este cuento es que ese árbol estaba en esa casa y yo no sabía quién vivía allí, pero a la postre resultó la casa de Galilea mi esposa desde hace 38 años.
Y los siguientes años como hasta ahora sigo pasando las navidades junto a esa familia y junto a los árboles maravillosos que cada año hace mi suegra” – nos relata el salteño.
-¿Cómo son las costumbres navideñas en México?
-“Desde el segundo año de vivir en Mexico la paso con mis suegros, cuñados, sobrinos siempre en la casa de ellos y con sus costumbres europeas muy similares a las nuestras dado que mi suegra es italiana y la Navidad es una reunion familiar con muchos regalos, una cena tradicional que se repite año a año con los mismos platillos italianos tradicionales.
En México también se reúnen las familias y se intercambian regalos y lo que realmente cambia es la comida.
Acá se comen platos mexicanos y se conservan algunas costumbres europeas.
Ahora vivo en Cancún y por ser una ciudad relativamente nueva apenas un poco más de 40 años de fundada y muy cosmopolita e inclusive con mucha gente mexicana – que no es nacida acá – y ha venido a vivir por las oportunidades de trabajo que brinda este polo turístico es una ciudad con pocas tradiciones y mucha gente se reúne en restaurantes más que en su casa porque la mayoría tiene el resto de sus familiares en otras ciudades viviendo.
Si bien no es toda la población pero sí en su gran mayoría mucha gente la pasa trabajando ya que Cancún en esos días está en lo más alto de la temporada y el porcentaje mayor de los habitantes viven de trabajar en empresas dedicadas al turismo y esos días les organizan fiestas a sus huéspedes.
Los que no están laborando y se reúnen en sus casas muchas veces se juntan varios en casa de algún amigo en común y allí hacen su cena para de alguna manera no pasar solos.
Y luego está Cancún, con infinidad de lugares donde irse a seguir la fiesta después de la cena no faltan oportunidades de pasarla bien”.
-¿Y cómo se siente usted?
-“La verdad yo soy muy apegado a la familia desde toda la vida y acá tengo la dicha de tener a mi lado a mi mamá y también a mi familia política, ya que prácticamente terminé de criarme junto a ellos… entonces todas las veces que estamos juntos es muy importante para nosotros.
La Navidad justamente por ser tan tradiccional quizá sea más especial aunque nosotros estamos acostumbrados a darnos constantemente amor entre la familia”.
-¿Y qué mensaje le gustaría compartir con nosotros?
-“Hasta que uno no sienta la verdadera alegría de Navidad, esta no existe. Todo lo demás es apariencia – muchos adornos. Porque no son los adornos, no es la nieve, no es el árbol, ni la chimenea.
La Navidad es el calor que vuelve al corazón de las personas, la generosidad de compartirla con otros y la esperanza de seguir adelante y les deseo a toda la gente de mi Salto al igual que a mis amigos que esta Navidad tengan felicidad junto a sus seres queridos”.
Chumbo Molina ha emprendido un nuevo proyecto en Cancún denominado Uruguay Gourmet.
El nuevo negocio es una pequeña delicatenssen con productos gourmet envasados y vinos de diferentes países y además cuenta con un pequeño salón restaurante con comida uruguaya y algunos platillos que Chumbo ha creado para que disfruten los comensales.
Contamos también con una terraza con ambientación y música suave para cenar a gusto en un ambiente al aire libre”.

Néstor Balbuena productor y artista salteño que vive en Ecuador
“La Navidad es un momento de muchos sentimientos y emociones fuertes para los que vivimos fuera de nuestra tierra”

Para mí la Navidad tiene un significado muy especial, más allá de mi relación con las fiestas, soy el productor que gestiona la mayor cantidad de eventos navideños en Ecuador y me encargo de la decoración de los principales centros comerciales.

Mi relación con las fiestas nació hace treinta años atrás, celebrando las fiestas de mi hijo Bruno que nació un 24 de diciembre en Salto.balbuena 003
En su cumpleaños llegaron más de ciento cincuenta niños y en varios de esos cumpleaños fueron a participar mis amigos músicos. Esas fiestas comenzaban el 24 a la tarde. Un Papá Noel nos acompañaba, el personaje era encarnado por un señor llamado Luis”. Néstor toda su vida estuvo relacionado con el arte, la danza y la música y la celebración de las fiestas tradicionales comenzaron a cobrar fuerza para él cuando llegó a los Estados Unidos y empieza a vivir de otra manera las fiestas tradicionales. “Primeramente comencé a observar las cosas magníficas que se hacían en los shoppings, ello despertó mi interés en desarrollar en otros lares ese tipo de producciones. Néstor Balbuena llegó a Ecuador en el 2006 y en el 2008 comienza con las primeras producciones de multitalentos para San Marino Shopping y ya hace más de ocho años que trabajo con ellos.
“A LA PRIMERA NAVIDAD FUERA DE SALTO LA PASÉ EN ALTA MAR”
-¿Cómo fue su primera experiencia navideña fuera del Uruguay y de Salto? -Fue muy diferente a lo que yo esperaba… decidí hacer un crucero por el Caribe… este crucero recorrió varios países y lo más sorprendente de todo fue cuando llegó las ocho de la noche. Estaba con unos amigos y me di cuenta que no había ninguna preparación para una fiesta navideña.
Nos acercamos al personal del barco a consultar y nos respondieron que no iba a haber fiesta. Nos explicaron que en los cruceros no se celebra la Navidad porque hay gente de varios países y diferentes religiones.Por lo tanto decidimos comprar una copa de champagne e irnos a la proa del barco a celebrar entre nosotros. “La Navidad es un momento de muchos sentimientos y emociones fuertes para los que vivimos fuera de nuestra tierra… ya los primeros días de diciembre comenzamos a escuchar música uruguaya y nos emocionamos mucho. Tengo la suerte de pasar con mi hijo siempre a fin de año”.

-¿Qué significan las fiestas para usted?
-“Mantener vivo ese lazo de amor que nos une con nuestra tierra, las costumbres, con nuestras familias… siempre trato de agradecer a Dios y a la vida por lo que me ha dado y por todas las oportunidades que tengo. También es una época de muchísimo trabajo”.
-¿Qué diferencias hay entre las navidades nuestras y las de Ecuador?
-“Una de las diferencias marcadas está en la gastronomía. En Ecuador comen pavo y un plato tradicional que es un relleno ecuatoriano… una salsa consistente que se hace con pan dulce, lleva nueces, pasas de uva y menudos de pollo. Generalmente la mesa tene caramelos, bocaditos dulces y salados junto al pavo. Aquí la gente toma mucha sidra y cerveza.
En Navidad no se tiran cohetes… ello solamente en Año Nuevo. Es una fiesta esencialmente familiar y no se sale. Se pasa en familia.
Aquí no se celebra Reyes… los niños esperan los regalos de Santa Clauss. Desde hace muchos años soy el animador del Malecón 2000 que es la despedida del año más grande que se hace en Ecuador. El malecón vendría a ser como la costanera nuestra. Otras de las costumbres más singulares de este país son los años viejos… una especie de monigotes gigantes fabricados con cartón, monigotes que los llena de cohetes y se los prende fuego. La tradición comenzó con una especie de judas. El 31 la gente más joven se va de farra y los vecinos se juntan en las piscinas de los condominios, countries y así amanecen celebrando el nuevo año”.

Patricia de los Santos, salteña radicada en Bélgica junto a su familia
“Estamos juntos para apoyarnos el uno al otro”

Patricia de los Santos, hace un par de meses atrás emigró hacia Bélgica junto a su esposo Carlos Ardaiz, para acompañar a su hijo, Joaquín “El Pájaro” Ardaiz, quien comenzó a jugar en uno de los equipos de dicho país como su primera experiencia deportiva internacional.

Patricia, Joaquín y Carlos

Patricia, Joaquín y Carlos

Este año, ellos pasarán lejos de su familia como tradicionalmente lo hacían, debiendo adaptarse a una nueva cultura, en pos de la unidad de la familia.
¿Desde cuándo viven en Bélgica y cómo ha sido la adaptación?
Hace cuatro meses que vinimos a Bélgica. Para nosotros fue difícil la adaptación.
Recién ahora estamos adaptándonos un poco más; sin dudas, el idioma fue y es una barrera en el tema de adaptación. Acá, en principio, la gente maneja el inglés y el francés, pero también el irlandés, aparte, hay mucha gente de diversos países como turcos, asiáticos, africanos, de India, árabes; por ese motivo nos está costando mucho más.
Pero la vamos llevando y estamos juntos para apoyarnos el uno al otro.
¿La diferencia cultural también debe de influir teniendo en cuenta las distintas costumbres?
Sin lugar a dudas.
Por ejemplo, con respecto a las costumbres que tienen en Bélgica, en los días de Navidad y Año Nuevo, las costumbres que hemos visto, es que la gente en estos días se ha volcado a comprar mucho más de lo normal y lo hacen en familia, todos juntos.
También, adornan mucho la cuidad, está muy lleno todo de luces y adornos navideños por todas partes.
Por otra parte, esta será su primera Navidad lejos de la familia y cuando uno está lejos, extraña a la familia, extraña las costumbres y fundamentalmente el asado.
¿De qué forma pasarán las fiestas?
Los planes que tenemos para estas fiestas es pasar entre nosotros, los tres juntos (mi esposo, mi hijo y yo), junto a un amigo de Joaquín que vino de Montevideo a pasar con nosotros.
¿Qué mensaje le gustaría enviar a sus compatriotas?
El mensaje que tenemos desde acá, de la familia Ardaiz – De los Santos a nuestra familia y a los lectores del diario y coterráneos, es que tengan una Feliz Navidad en familia y un Próspero Año Nuevo; que terminen bien el 2017 disfrutando mucho y que el 2018 esté lleno de salud, trabajo, paz y amor.

Olivio Díaz desde Paraguay
“En las fiestas tradicionales siempre experimento sentimientos encontrados”

Olivio Díaz es un cantante salteño que reside desde hace muchos años en Paraguay y allí ha desarrollado gran parte de su carrera. “Tengo un gran sueño…es volver a cantar para mi gente, mi pueblo, así como lo hice una vez y me hicieron muy feliz retribuyéndome con sus aplausos en algún escenario hace tantos años atrás, junto a Mario Silva y el Pepe Guerra. Con el corazón en la mano y el alma en mis palabras, les deseo a todos una feliz Navidad, un feliz y olivio 001próspero Año Nuevo, cargado de salud, bienestar familiar y las más lindas bendiciones. Como siempre lo digo, un fuerte abrazo salteño para cada uno. Los quiero mucho”, compartió.
-¿Cómo fue su primera Navidad fuera del país?
-“Mis primeras fiestas de Navidad y Año Nuevo fueron una experiencia inolvidable que recordaré mientras viva.
Sentimientos encontrados , por un lado, deslumbramiento, asombro, emoción y felicidad por estar cantando en lugares que yo solo los veía en películas y que soñaba y a la vez algo me decía (al soñar) que algún día yo estaría actuando en un lugar así, lo presentía… era mi meta en la vida. Mi primera Navidad en Paraguay fue en un hotel y casino muy turístico, que se encuentra en la ciudad de San Bernardino, donde está el famoso lago azul de Ypacaraí, el de la famosa guaranía “Recuerdos de Ypacaraí” y a la siguiente semana , año nuevo, en otro hotel casino en ciudad del este – hotel Acaray – frente a la ciudad de Fox do Iguazú. Entonces al llegar a las 23 hora paraguaya, ya eran las 12 de la noche en Brasil , yo me encontraba en un balcon de mi habitación donde la vista me daba a Fox de Yguazú del otro lado del río… allí comenzaron los fuegos artificiales y las pirotecnias. Es cuando comenzó mi sentimiento opuesto… un poco de dolor , tristeza y el famoso nudo en la garganta, invadieron mi mente en dos o tres minutos, tantos recuerdos, imágenes de mi salto querido, de su maravillosa gente , familiares, saludándose y dándose ese abrazo bien salteño como tanto sabemos darnos… nuestros famoso cohetes, nuestra sidra, nuestros pan dulces, turrones y otros postres de nuestras adoradas madres, tías y abuelas.
Nuestros padres y tíos contando anécdotas y tomando sus tragos hasta el amanecer. Nosotros saliendo en barra entre amigos y primos, recorriendo por las calles saludando a todo el mundo y despues amaneciendo sanamente en algun baile y sin ningun tipo de inconveniente. Por ello comencé diciendo sentimientos encontrados… alegría de estar donde estaba y tristeza y profunda nostalgia por no estar en mi tierra, con mi gente y con nuestras sanas costumbres… pero así es la vida, nunca sabemos dónde iremos a parar en busca de nuestro futuro”.
-¿Cómo es el ciudadano paraguayo en las fiestas?
-“El paraguayo es muy creyente y muy católico, entonces para ellos es muy sagrado , el pesebre, los arreglos navideños en sus hogares , sus comidas y lo principal… pasar en familia. Entonces no existen tanto las fiestas populares bailables en Navidad… en cambio en año nuevo sí… grandiosas fiestas de fin de año, competencia por doquier. La gente que me contrata para la Navidad, me pide que ponga musicas navideñas de ambiente durante la cena, despues del saludo de las 12, actúo una hora y luego quedo libre. En cambio en Año Nuevo, el espectáculo se maneja de otra manera. La primera entrada durante la cena con temas para escuchar y despues del saludo de las 12, comienza el baile, una hora actuando, y una hora de discoteca para cerrar la noche”.
-¿Y cómo celebra usted el 24 y el 31?
-“Siempre paso trabajando… a veces 25 y primero también… pero la mayoría de la veces el 25 y el primero es sagrado pasar con mi familia, el 25 con la familia de mi señora y el primero con mí hermano… ello es sagrado para mi, pues él se vino primero que yo a Paraguay, pase muchos años sin su compañía…entonces ahora en éstos 26 años que estoy aquí, los pasamos juntos al primer dia del año”.
-¿Qué mensaje le gustaría compartir con los lectores y seguidores de su arte?
-”Quiero compartir con mi gente algo de lo mucho que he aprendido a valorar de cada rinconsito y cada lugarsito de mi querida ciudad de Salto, cuando veo en internet fotos que publican de nuestra ciudad , un árbol , una piedra que para ustedes que viven allí no tiene ningún significado.
Para los que vivimos lejos , es el árbol y la piedra más linda del mundo. Cuando veo fotos de personas, amigos, familiares a quienes guarde siempre con cariño, hoy día el hecho de vivir lejos y no poder compartir con ellos un día a día , me hace valorarlos más y quererlos cada vez más. Entendí que la vida es cortita y aprendo que nosotros no somos felices si no lo son los demás… estando lejos aprendí a despertarme cada día y decirle adiós , gracias por un nuevo día… aprendí que cada minuto es oro… pero mejor es cuando lo compartimos con los demás… ayudando en lo que se pueda.
También aprendí quién es el mejor como músico y como cantante, el que para doña María es el mejor… pues ese es el mejor, el que para don Pedro es el mejor, créanme que ese es el mejor. Con humildad, respeto y honestidad y se llega lejos. Felicito a los grandes valores que veo que día tras día crecen y surgen en nuestro Salto querido”.

En Estados Unidos llama la atención nuestra forma de celebrar la Navidad

Daniela Bianchessi se fue a Estados Unidos el 26 de mayo del año 2000. El motivo de su viaje fue que su novio; Martín Berniz se había mudado con el objetivo de tener un mejor futuro.
Martín tenía allí algunos familiares y luego de instalarse, a los dos meses le propuso a Daniela que lo acompañase y así fue.

La familia en Año Nuevo

La familia en Año Nuevo

Desde entonces hace 17 años que viven en la cuidad de Dover en el estado de New Jersey. “Las Fiestas para mi en especial desde que estoy acá, lejos de mi país es la parte más dura del año; pero como tengo hijos y familia hago lo posible para pasarlas lo mejor que se pueda, las primeras Navidades seguíamos nuestras tradiciones en todo sentido”, contó a EL PUEBLO.
Agregó que en cuanto a la comida “tratamos de que sea lo más igual posible (a Uruguay) aunque no sea lo mismo, lo que más extrañamos son los sándwiches de miga, los saladitos, el pan dulce …. Si bien se consigue, pero tenemos que viajar 45 minutos por ellos ya que sólo hay una cuidad (Elizabeth en New Jersey) donde hay unas cuatro panaderías uruguayas y ahí es donde son lo más parecido a allá aunque no igual”.
Daniela explicó que a medida que sus hijos fueron creciendo “fuimos adoptando parte de las costumbres propias del país donde vivimos porque ellos al ir a la escuela y compartir con gente de otros lados empiezan a decir podríamos hacer esto o aquello, pero en general tenemos unas Fiestas lo más uruguayas posible, armamos el arbolito el 8 de diciembre, hacemos asado de lechón o cordero y a la gente de acá les gusta mucho nuestra comida”.
Dijo que una tradición que inventaron allá teniendo en cuenta el frío es comer Buseca en Año Nuevo.
Destacó que la mayoría de los gringos no celebran la Navidad como nosotros; “ellos cenan y luego se van a dormir y a ellos les llama mucho la atención que seamos tan divertidos porque nosotros y la mayoría de los sudamericanos estamos despiertos hasta el amanecer con música y tomando”.
“Las fiestas son muy frías acá, todo es sobre regalos y lo material y eso creo que es una de las razones por las que más extrañamos nuestro Salto, nuestro Uruguay”.
Para dar una idea, indicó que como se ve en las películas así tal cual es.
Reiteró que para ella “es la época más dura, pero por fuera tengo que estar bien porque mis hijos nacidos acá lo necesitan, ellos no han pasado nunca una fiestas allá y para ellos esto es la época más linda, si fueran una vez a pasar las fiestas en Uruguay querrían estar siempre… les encanta cuando van en julio y eso que hace frío y todo el mundo está en la escuela o trabajo”.
Agregó que “según las creencias de acá si cae nieve el 24 y 25 y 31 y 1 son las mejores fiestas”.
Por último mandó un mensaje a sus familiares indicando que “me hacen mucha falta sobre todo en estas épocas que siempre los recuerdo con mucho cariño, y les deseo unas muy Felices Fiestas”.

Carlos Grilli, vive con su familia en Fuengirola, una pequeña localidad de Málaga, España
“Hay que salir a buscar lo que uno sueña, lo que uno quiere y, sobre todo, poder hacerlo unidos, en familia, como lo hicimos nosotros”

Como en muchos casos, Carlos Grilli junto a su esposa María Eugenia y su pequeña hija Isabella, optaron por emigrar, en búsqueda de un mejor futuro. El destino los llevó a España, donde – a pesar de estar poco tiempo-, ya han podido adaptarse, conseguir trabajo y estrechar relaciones con otros compatriotas, argentinos y españoles.

Jóvenes y convencidos de que hay que seguir tras de los objetivos de superación, manifestaron sentirse contentos con la decisión tomada, lamentando no haber podido lograrlos en su tierra natal.Grilli

¿En qué parte de España viven y por qué la decisión de vivir fuera de Uruguay?
Estamos en Fuengirola, un pueblo de Málaga a 28 kilómetros de la capital. Llegamos a España el 5 de noviembre pasado, con las perspectivas de tener una mejor calidad de vida, mejores expectativas económicas y también como parte de conocer otras partes del mundo y otras culturas. Nos fuimos de Uruguay porque, lamentablemente, como le debe de pasar al mayor porcentaje de los uruguayos, los salarios percibidos, la calidad de vida y los temas de seguridad, ya no dan para más. Hay quienes me dicen que eso no es así y que soy un exagerado, pero yo pienso que eso se llama ser conformista. Aquí a España vinimos con todos los papeles, con la ciudadanía italiana, con todo legal. Me parece que es algo fundamental al momento de emigrar, aunque hay muchos que vienen como turistas y se quedan. El problema es que hay que venir con demasiado sustento para lograr estabilizarse e insertarse en esta sociedad, ya que hoy en día exigen absolutamente todos los papeles para trabajar.
En mi caso en particular, al llegar fui a extranjería y me dieron el número NIE, el cual es mi cédula de identidad; luego hay que afiliarse a la seguridad social y obtener el carnet de residencia, todo lo cual habilita a obtener derechos de ciudadano y realizar actividades como ciudadano (cuenta bancaria, salud, trabajo, etc.). La posibilidad de realizar actos de ciudadanía, es ventajoso; en el caso de los indocumentados, se tiene que esperar 3 años para empezar a tramitar su residencia, lo que apareja ciertas dificultades.

Si bien hace poco tiempo que se radicaron fuera del país, ¿se han podido adaptar y cuáles son las diferencias que consideran relevantes entre su nuevo hogar y el anterior?
Al llegar y conocer la ciudad, nos topamos con una sociedad muy ordenada, organizada y en armonía; claro, cabe destacar que siempre están los inadaptados.
Ante la inseguridad –muy diferente a la de Uruguay-, la Policía actúa muy rápido y de forma eficiente, lo cual da mucha tranquilidad para poder circular por cualquier lado. Para poner un ejemplo, aquí no se ven las famosas barras de personas a las 2 o 3 de la madrugada, Por ejemplo, pudimos inscribir a nuestra hija en un colegio enseguida que llegamos, a pesar de haber comenzado 3 meses antes; de todas maneras la incluyeron y, lo que nos llamó la atención fue que, para cada tarea o paseo que realizan, nos dan todo por escrito y si hay algún inconveniente en clase, nos llaman para avisarnos.
También nos llama mucho la atención -quizás por estar acostumbrados a toda realidad-, que aquí todo cuesta acorde a lo que se gana; que vivimos con la tranquilidad de que si dejamos algo en la ventana o en cualquier otro lado, nadie lo tocará; uno no se siente observado en lo que hace o en lo que lleva puesto, etc. Quizás el ser una ciudad costera, donde hay muchos inmigrantes y turistas (a pesar de encontrarnos ahora en temporada baja al estar en invierno), influya en ese tipo de ser diferente al nuestro. Todo lo que le manifestamos, nos hace sentir como uruguayos, que estamos a muchos años de vivir así en Uruguay.

En el plano laboral, ¿ha sido difícil conseguir trabajo?
Actualmente estoy trabajando (a poquitísimo tiempo de llegar); los empleadores son chinos, quienes de verdad son muy buena gente, muy accesibles y muy humanos, a diferencia de lo que muchas veces se puede creer o prejuzgar.

¿Es la primera vez que pasan las fiestas tradicionales fuera de Uruguay?
En realidad, en mi caso, es la segunda vez que estoy fuera de Uruguay en las fiestas; anteriormente, en el 2011, estuve en Italia. Desde mi punto de vista, no se extraña mucho, porque son lugares tan maravillosos que hay mucho para ver y para hacer; de igual manera me siento bastante apañado ya que estoy con mi familia: mi esposa e hija, y en el transcurso de los días fuimos haciendo compañeros uruguayos y argentinos, y uno se siente muy bien rodeado de gente que quizás no las conoce, pero se sabe que son del mismo lado que uno.

¿Le gustaría enviar algún mensaje a su país en general y a Salto en particular?
Estamos muy contentos, muy felices de haber podido dar ese paso que, a lo mejor, a mucha gente le gustaría dar, y por determinados motivos no puede. Nosotros, desde un principio nos colocamos pequeñas metas para poder concretar la meta principal, que era viajar.
Poco a poco, día a día, fuimos logrando esos pequeños objetivos y, gracias a eso, hoy estamos aquí y felices.
Felices por lograr lo que uno se propone, y también, porque a veces la vida nos pone obstáculos, los cuales hay que superar e insistir en alcanzar los objetivos; creemos que es una importante lección.
La vida es demasiado corta para estar esperando si mejora una situación o alguna cosa. Hay que salir a buscar lo que uno sueña, lo que uno quiere y, sobre todo, poder hacerlo unidos, en familia, como lo hicimos nosotros.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...