Aguerre dijo que “estuvo bastante mal” y evaluó un relevo con Mujica “Si le tengo que hacer caso a los médicos, debo dar un paso al costado”, dijo el ministro de Ganadería

cá no alcanza con que el presidente quiera, yo también tengo que querer y la verdad es que quiero (seguir siendo ministro). Lo que tal vez en esta etapa tengo que agregar, es que no depende solo de que yo quiera, sino de que yo pueda”, así aclaró el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, ingeniero agrónomo Tabaré Aguerre, los rumores de su posible renuncia a la cartera, acusando un problema de salud que lo obligó a que en estos días el “formidable equipo del Ministerio tenga un ministro a media máquina”.
En ese sentido, Aguerre dejó abierta la puerta de su renuncia y lo habló en el marco de la visita oficial que hizo la embajadora de Estados Unidos, Julissa Reynoso, a la Casa de Gobierno Departamental donde mantuvo un encuentro de trabajo con el Intendente de Salto, Germán Coutinho, al que se sumó el secretario de Estado.
En ese aspecto, el jerarca solicitó al jefe comunal en su calidad de anfitrión y a la jefa de la diplomacia estadounidense en Uruguay, que le “permitieran aprovechar la presencia de tanta prensa” para hablar sobre un asunto por el que “tantas llamadas he recibido en el día de hoy (por ayer)”, sostuvo.
PUERTA ABIERTA
A LA RENUNCIA
“No es novedad para nadie que hace más de un año vengo atravesando por problemas de salud, tengo una enfermedad que no es grave pero es crónica, y se activa con el nivel de actividad y con el stress, y seguramente está agravada porque los que me conocen, saben cuál es mi manera de ser y de hacer las cosas”, admitió el ministro de Ganadería.
Recordó que estuvo ausente en el acto de clausura de la Expo Prado 2011, y que el hecho obedeció a esta misma razón. Pero haciendo saber los motivos de su permanencia hasta ahora y dejando una puerta abierta a su probable renuncia al cargo, el ingeniero agrónomo Tabaré Aguerre, que vive en Salto, dijo que “en los pocos discursos que escribí, siempre terminé diciendo que ‘ojalá mi salud me permita tener el privilegio de continuar trabajando para construir el Uruguay agrointeligente que todos deseamos’”.
Pero Aguerre contó que desde el episodio que lo alejó de la Expo Prado el año pasado hasta ahora, tuvo tres episodios más de problemas de salud, y que el más reciente fue hace 15 días, donde “estuve bastante mal”, y por lo tanto señaló que “hay una evaluación médica de por medio”.
Y anunció que “inmediatamente recibí un llamado y tuve una reunión con el señor presidente (Mujica) donde tuve apoyo y conformidad por la gestión, a la vez de la preocupación por mi estado de salud, porque la continuidad en este tipo de actividad, con la intensidad con las que yo encaro las cosas, no pusieran mi salud en riesgo y hemos manejado la posibilidad de un relevo. Si le tengo que hacer caso a los médicos, tengo que dar un paso al costado, no creo que el Ministerio tenga que tener un ministro a media máquina”, dijo.
Y adelantó que “el presidente ha manejado su preocupación por mi salud y agradezco un gesto de humanidad muy grande por un compañero de equipo que yo valoro en un momento de tanta actividad y de tantos problemas”.
Destacó que él “no estaba acostumbrado” a la actividad política y reiteró que fue “una sorpresa” su designación como ministro al ser convocado el 3 de diciembre de 2009, tres días después que Mujica ganara las elecciones. “Siempre he dicho que la decisión que yo sea ministro depende de dos cosas. En primer lugar de la voluntad del señor presidente que es quien pone y saca a los ministros. En segundo lugar depende de que yo tenga ganas y eso me lo han escuchado muchas veces, acá no alcanza con que el presidente quiera, yo también tengo que querer y la verdad que quiero. Lo que tal vez en esta etapa tengo que agregar que no depende solo de que yo quiera, sino de que yo pueda”, aclaró el hasta ahora ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre.
Acá no alcanza con que el presidente quiera, yo también tengo que querer y la verdad es que quiero (seguir siendo ministro). Lo que tal vez en esta etapa tengo que agregar, es que no depende solo de que yo quiera, sino de que yo pueda”, así aclaró el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, ingeniero agrónomo Tabaré Aguerre, los rumores de su posible renuncia a la cartera, acusando un problema de salud que lo obligó a que en estos días el “formidable equipo del Ministerio tenga un ministro a media máquina”.  8 11 12 073
En ese sentido, Aguerre dejó abierta la puerta de su renuncia y lo habló en el marco de la visita oficial que hizo la embajadora de Estados Unidos, Julissa Reynoso, a la Casa de Gobierno Departamental donde mantuvo un encuentro de trabajo con el Intendente de Salto, Germán Coutinho, al que se sumó el secretario de Estado.
En ese aspecto, el jerarca solicitó al jefe comunal en su calidad de anfitrión y a la jefa de la diplomacia estadounidense en Uruguay, que le “permitieran aprovechar la presencia de tanta prensa” para hablar sobre un asunto por el que “tantas llamadas he recibido en el día de hoy (por ayer)”, sostuvo.
PUERTA ABIERTA
A LA RENUNCIA
“No es novedad para nadie que hace más de un año vengo atravesando por problemas de salud, tengo una enfermedad que no es grave pero es crónica, y se activa con el nivel de actividad y con el stress, y seguramente está agravada porque los que me conocen, saben cuál es mi manera de ser y de hacer las cosas”, admitió el ministro de Ganadería.
Recordó que estuvo ausente en el acto de clausura de la Expo Prado 2011, y que el hecho obedeció a esta misma razón. Pero haciendo saber los motivos de su permanencia hasta ahora y dejando una puerta abierta a su probable renuncia al cargo, el ingeniero agrónomo Tabaré Aguerre, que vive en Salto, dijo que “en los pocos discursos que escribí, siempre terminé diciendo que ‘ojalá mi salud me permita tener el privilegio de continuar trabajando para construir el Uruguay agrointeligente que todos deseamos’”.
Pero Aguerre contó que desde el episodio que lo alejó de la Expo Prado el año pasado hasta ahora, tuvo tres episodios más de problemas de salud, y que el más reciente fue hace 15 días, donde “estuve bastante mal”, y por lo tanto señaló que “hay una evaluación médica de por medio”.
Y anunció que “inmediatamente recibí un llamado y tuve una reunión con el señor presidente (Mujica) donde tuve apoyo y conformidad por la gestión, a la vez de la preocupación por mi estado de salud, porque la continuidad en este tipo de actividad, con la intensidad con las que yo encaro las cosas, no pusieran mi salud en riesgo y hemos manejado la posibilidad de un relevo. Si le tengo que hacer caso a los médicos, tengo que dar un paso al costado, no creo que el Ministerio tenga que tener un ministro a media máquina”, dijo.
Y adelantó que “el presidente ha manejado su preocupación por mi salud y agradezco un gesto de humanidad muy grande por un compañero de equipo que yo valoro en un momento de tanta actividad y de tantos problemas”.
Destacó que él “no estaba acostumbrado” a la actividad política y reiteró que fue “una sorpresa” su designación como ministro al ser convocado el 3 de diciembre de 2009, tres días después que Mujica ganara las elecciones. “Siempre he dicho que la decisión que yo sea ministro depende de dos cosas. En primer lugar de la voluntad del señor presidente que es quien pone y saca a los ministros. En segundo lugar depende de que yo tenga ganas y eso me lo han escuchado muchas veces, acá no alcanza con que el presidente quiera, yo también tengo que querer y la verdad que quiero. Lo que tal vez en esta etapa tengo que agregar que no depende solo de que yo quiera, sino de que yo pueda”, aclaró el hasta ahora ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre.