Agustín Moreira, ¡salteño y ganador!

El domingo que marcó la conclusión de una nueva edición de Rutas de América, una de las dos pruebas de mayor resonancia a nivel de Uruguay. Lo real es que más allá de la imposición a cuenta de Néstor Pías como ganador y de la notable producción que le cupo a Jorge Soto, a la hora de la síntesis para los salteños, el impacto que supuso la condición de AGUSTÍN MOREIRA, como ganador a nivel Sub 23. Con herencia familiar por el ciclismo, en el caso de Agustín, la ratificación de propiedades para no ocultar y que otra vez se plantearon sin dobleces. Aunque el futuro se prolonga promisorio, hay que hablar de un presente que alienta, distingue y también gana.
Ahora para los salteños, la mira apuntando a la Vuelta Ciclista del Uruguay, la que tendrá su desarrollo en Semana de Turismo. La nueva edición de Rutas pasó por ciudades mayoritariamente del este y del sur, mientras Salto a este nivel, se transformó en plano secundario. Por lo tanto, Rutas vivida “a la distancia”, pero con el corazón bien próximo a la ilusión de los “naranjeros” que no faltaron a la cita.

El domingo que marcó la conclusión de una nueva edición de Rutas de América, una de las dos pruebas de mayor resonancia a nivel de Uruguay. Lo real es que más allá de la imposición a cuenta de Néstor Pías como ganador y de la notable producción que le cupo a Jorge Soto, a la hora de la síntesis para los salteños, el impacto que supuso la condición de AGUSTÍN MOREIRA, como ganador a nivel Sub 23. Con herencia familiar por el ciclismo, en el caso de Agustín, la ratificación de propiedades para no ocultar y que otra vez se plantearon sin dobleces. Aunque el futuro se prolonga promisorio, hay que hablar de un presente que alienta, distingue y también gana.

Ahora para los salteños, la mira apuntando a la Vuelta Ciclista del Uruguay, la que tendrá su desarrollo en Semana de Turismo. La nueva edición de Rutas pasó por ciudades mayoritariamente del este y del sur, mientras Salto a este nivel, se transformó en plano secundario. Por lo tanto, Rutas vivida “a la distancia”, pero con el corazón bien próximo a la ilusión de los “naranjeros” que no faltaron a la cita.