Al menos 29 inmigrantes murieron de frío tras ser rescatados por la guardia italiana

Patrulleros italianos salvaron el domingo a 106 inmigrantes cerca de las costas de Libia.
Fueron llevados en barcos oficiales hasta Lampedusa soportando gélidas temperaturas.
Al menos 29 inmigrantes han muerto de hipotermia este lunes a bordo de embarcaciones de la gaurdia costera de Italia tras ser rescatados de la patera en la que viajaban cerca de Libia, según ha informado el jefe de Sanidad de la isla italiana de Lampedusa, Pietro Bartolo. Otros 15 se encuentran en estado muy grave.
Dos barcos patrulleros italianos salvaron a 106 inmigrantes el domingo de la lancha neumática en la que surcaban el mar en condiciones extremas, con olas de hasta ocho metros de alto y temperaturas de algunos grados bajo cero, según ha explicado la guardia costera en un comunicado.
Tras el rescate, los inmigrantes pasaron alrededor de 18 horas en las cubiertas de los pequeños patrulleros que les llevaban hasta Lampedusa, donde eran abofeteados por fuertes oleadas de viento. En el transcurso de esta travesía, al menos 25 de ellos murieron de hipotermia, según Bartolo. En la isla, los servicios de asistencia se preparan para asistir a los más graves.
El intento de muchas personas de cruzar el Mediterráneo desde África hasta Europa puede incrementarse en las próximas semanas, cuando las aguas se calmen con la llegada del buen tiempo. Ello podría agravar la situación al fomentar el éxodo desde el norte de África y también desde Turquía.
Patrulleros italianos salvaron el domingo a 106 inmigrantes cerca de las costas de Libia.
Fueron llevados en barcos oficiales hasta Lampedusa soportando gélidas temperaturas.
Al menos 29 inmigrantes han muerto de hipotermia este lunes a bordo de embarcaciones de la gaurdia costera de Italia tras ser rescatados de la patera en la que viajaban cerca de Libia, según ha informado el jefe de Sanidad de la isla italiana de Lampedusa, Pietro Bartolo. Otros 15 se encuentran en estado muy grave.
Dos barcos patrulleros italianos salvaron a 106 inmigrantes el domingo de la lancha neumática en la que surcaban el mar en condiciones extremas, con olas de hasta ocho metros de alto y temperaturas de algunos grados bajo cero, según ha explicado la guardia costera en un comunicado.
Tras el rescate, los inmigrantes pasaron alrededor de 18 horas en las cubiertas de los pequeños patrulleros que les llevaban hasta Lampedusa, donde eran abofeteados por fuertes oleadas de viento. En el transcurso de esta travesía, al menos 25 de ellos murieron de hipotermia, según Bartolo. En la isla, los servicios de asistencia se preparan para asistir a los más graves.
El intento de muchas personas de cruzar el Mediterráneo desde África hasta Europa puede incrementarse en las próximas semanas, cuando las aguas se calmen con la llegada del buen tiempo. Ello podría agravar la situación al fomentar el éxodo desde el norte de África y también desde Turquía.