Alberto Fernández anuncia una batería de iniciativas sobre economía, aborto y Justicia

El presidente argentino Alberto Fernández, inauguró este domingo las sesiones ordinarias del Parlamento, donde advirtió sobre la situación «extremadamente delicada» en la que está su país y anunció una batería de proyectos en materia económica, para legalizar el aborto y reformar la Justicia.
»Hemos encontrado una situación extremadamente delicada. Recibimos un país dañado en su tejido social y productivo y con su alma herida por divisiones profundas», afirmó Fernández, quien asumió la Presidencia en diciembre pasado, ante el pleno de las dos cámaras del Congreso.
En un discurso de algo más de una hora y que en buena parte dedicó a describir el estado de recesión en el que se encuentra hundido el país desde hace casi dos años, Fernández aseguró que en 81 días de gestión mejoró la situación fiscal, se dieron pasos «consistentes» para bajar la inflación y se están «generando condiciones macroeconómicas sostenibles», con «sectores que empiezan a reactivarse poco a poco».
ABORTO Y PLAN DE LOS MIL DÍAS
Fuera de los asuntos económicos, el anuncio más esperado era el del envío de un proyecto para legalizar el aborto «en el tiempo inicial del embarazo» y que permita a las mujeres acceder al sistema de salud cuando tomen la decisión de abortar.
»El aborto sucede, es un hecho», afirmó Fernández, que cuestionó la efectividad de la ley vigente que penaliza la práctica y sostuvo que se debe «respetar la decisión individual» de las mujeres.
Junto con el proyecto para legalizar el aborto, el presidente remitirá al Parlamento otro, denominado «ley de los mil días», que garantizará la asistencia del Estado a las mujeres de bajos recursos, desde el inicio del embarazo hasta los dos años de vida del niño.Un proyecto para legalizar el aborto ya había sido debatido en 2018, durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), cuando la Cámara de Diputados lo avaló pero el Senado lo rechazó, en medio de masivas movilizaciones a favor y en contra de la iniciativa.
DEUDA EXTERNA
El mandatario reiteró que es una prioridad negociar una «salida sostenible a la encrucijada» de la abultada deuda externa de Argentina con acreedores privados, a los que se presentará una oferta de reestructuración en las próximas semanas diseñaba bajo la premisa de que los compromisos que se asuman se puedan cumplir. Agradeció el apoyo a la renegociación y la «comprensión» expresada por los líderes de Israel, España, Francia, Italia y Alemania y del propio Papa Francisco y destacó la posición del Fondo Monetario Internacional (FMI) de reconocer que el nivel endeudamiento de Argentina, tal como lo asegura el Ejecutivo argentino, no es sostenible.
Buenos Aires, 1 mar (EFE).-