Albion y Chaná: ¿ninguna enseñanza para el rescate?

El lunes a la noche en el Consejo Superior de la Liga Salteña de Fútbol, la lectura del pronunciamiento del Tribunal Arbitral, en este caso a partir del reclamo de Chaná. En categoría de juveniles Albion no se presentó a jugar a partir de una información propalada por un medio periodístico, que aseguraba que la fecha se había suspendido, cuando en verdad se jugó. Albion no acudió a afrontar los partidos ante Chaná y en el Consejo Único Juvenil, se aplicó el artículo 38 del reglamento de la Liga: 1) pérdida de puntos. 2) sanción económica, en este caso equivalente a 10.000 pesos. En el Consejo superior, Albion estableció sus descargos-argumentos y el Consejo por mayoría, decidió dejar sin efecto la sanción económica. En función de ello, el turno de Chaná. Hasta que el Tribunal le concedió razón: Albion deberá desembolsar la suma. El Tribunal concluyó claramente en la violación reglamentaria, cuando antes en el Consejo Único Juvenil, la cuestión fue esencialmente simple: aplicación del reglamento.
¿NADA QUEDA DESPUÉS DE LO QUE PASÓ?
Determinadas situaciones que se plantean en la Liga, DEBIESEN impactar más en el interés de cada neutral o delegado. Tras expedirse el Tribunal Arbitral, DEBIÓ aflorar alguna reflexión-recapacitación, desde la humildad en la actitud y no desde la soberbia. Reconocer la grosera transgresión a la norma. En su momento, un delegado lo apuntó: «por beneficiar a un club, estamos perjudicando a otro». Pero además, desde las máximas jerarquías de la Liga, LA CLAVE PASA POR EL CUMPLIMIENTO DE ESTATUTOS Y REGLAMENTOS y evitar que estos sean avasallados. Si después de instancias como estas, ninguna enseñaza es rescatable, es que la opción de madurez, criterio y evolución se expone al más amargo desfalleciente y naufragio.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-