Alcides Flores y “Después de las palabras”

Como hemos venido anunciando, este próximo jueves se presentará en el Centro Comercial, a las 20 y 30 horas, el libro de cuentos “Después de las palabras”, de Alcides Flores.
El autor: Alcides Flores nació en pueblo Belén el 19 de enero de 1961. Según ha contado a EL PUEBLO, “allí transcurrió apaciblemente mi infancia y adolescencia. A los diecisiete años me fui a Montevideo, en busca de nuevas oportunidades. En la capital estuve dos años, luego me trasladé a Maldonado donde viví cuatro años junto a mi A.F.esposa, allí nació nuestro primer hijo, Leonardo. Regresé a la ciudad de los naranjos para radicarme definitivamente, y acá nacen luego los otros dos hijos; Franco y Pablo”.
“Laburante de las letras”: “Me considero un inquieto laburante de las letras, un creador literario, un hombre que busca hechos de las personas comunes que merecen ser contados, acciones que son como tierra fértil para de allí extraer lo bueno, lo llamativo y crear un cuento. Me he convertido en este creador leyendo mucho, diversos géneros, no tanto los clásicos. También observando y escuchando a la gente que tiene experiencia. Es todo un arte, es decir, buscar respuestas en los libros a una única pregunta. Y así he creado mis cuentos, con pequeños avances, haciendo escala en cada paso, dolor, error, golpe o una vuelta trabajosa de esa construcción literaria”, expresó.
Segundo libro: Flores publicó, en 2011, su primer libro (también de cuentos) titulado “Historias de Tapellara”. Lo de ahora, según dice, “es un momento muy especial, porque es la concreción de un trabajo de muchos años y no todos los días se está a pocos días de presentar un segundo libro”.
Editado por “Aldebarán”: “Después de las palabras se presenta como proyecto literario que le comento a Leonardo Garet por teléfono. Estoy muy entusiasmado y con la fuerza necesaria, es una idea muy esperanzadora, le dije, le comenté del título y demás detalles. A los pocos días nos juntamos y me propuso lo de Ediciones Aldebarán. Este sello editorial es en el que publicaron por primera vez sus libros los autores salteños José Luis Guarino y Jorge Pignataro; tomó vuelo y recogió las firmas de autores de prestigio nacional como Ricardo Prieto, Mario Mele, Ricardo Pallares y Guillermo Lopetegui. También Leonardo Garet incluyó libros suyos en este sello Aldebarán que ahora vuelve y lo hace con fuerza, volvió para quedarse”.
“Un núcleo de cuentos más o menos creíbles”: “La estructura del libro es de treinta y un cuentos breves y están escritos de una forma llana, sencillos para entender. Se podría hablar, a grandes rasgos, que resultan algo parecidos al anterior (Historias de Tapellara), con una cercanía a las personas que asusta y da miedo. Con respecto a la temática, por una parte es una contribución al conocimiento de los problemas sociales; son relatos de la vida misma, donde se va contando detalles de la vida cotidiana, de personajes, su melancólica soledad tanto en su ironía como en divorcios, adulterios, múltiples y fracasados matrimonios, hijos desatendidos, profusa mescolanza religiosa, parecen ser casi condiciones ineludibles para formar parte de un núcleo de cuentos más o menos creíbles, más o menos relevantes, que espero se muestren ante los lectores como si fueran una modelo en la pasarela. Como nos enseñan las leyes naturales de la comunidad, que distribuyen el sufrimiento, también lo hacen con el conocimiento. A través de esas vivencias, de estas historias, el individuo siente que su sufrimiento puede ser compartido por los demás. Un poco de eso trata Después de las palabras”.
“Varios años de borrar y empezar de nuevo”: “Acá hay mucho tiempo de trabajo, son varios años de borrar y empezar de nuevo. Cuando te aparece una historia, una anécdota, un hecho atractivo, es ahí donde hay que estar presente para aportar trabajo desde tu idea, con agregados personales para darle forma. Aprovecho para destacar a mi grupo de compañeros que son partícipes de esta obra; Amalia, Miriam, Juan Carlos, Alejandra y Juan Pablo, que no me dejan pasar una” (risas).
“Un lindo regalo con imágenes salteñas escritas”: Consultado sobre qué expectativas tiene con la nueva publicación reflexionó: “las mejores, aunque moderadamente, con la esperanza puesta en los lectores salteños, algunos pueden adquirir el libro para regalar a algún familiar, ahora que llegan las fiestas tradicionales, es un lindo regalo con imágenes salteñas escritas, y de paso, nos dan una mano importante, como tantos artesanos hacemos un gran esfuerzo por mostrar nuestra obra”.
Agradecimientos: “Quiero agradecer a muchísima gente, a mis amigos del Grupo Literario Horacio Quiroga, a Adriana Martínez, la directora de Diario EL PUEBLO, que gracias a ella y eso hay que destacarlo, es un gran estímulo, una gran motivación para crear y exigirnos para poder cumplir semanalmente con la publicación de una columna. Y muy especialmente a Ediciones Aldebarán, gracias a Leonardo Garet que siempre se mantiene interesado por nuestros proyectos. Aprovecho también para agradecer al Centro Comercial e Industrial de Salto por permitirnos hacer la presentación el próximo 1 de diciembre a la hora 20:30 en su salón de actos, Artigas Nº 652. Quiero agregar también que Después de las palabras estará a la venta próximamente en las librerías salteñas”.
Un viaje reciente: La entrevista fue propicia también para que Flores contara: “Estuve veinte días en Denia, una ciudad de 40.000 habitantes cerca de Valencia, un lugar muy distinto, con una cultura totalmente diferente. Como adelanto te digo por ejemplo que allá no existe la “viveza criolla”. En otra oportunidad te cuento en detalle porque nos llevaría rato las comparaciones.







Recepción de Avisos Clasificados